Al igual que Chile, Brasil también abandonará el pacto migratorio de la ONU

El futuro canciller de Bolsonaro dijo que Brasil saldrá del Pacto Mundial para la Migración, pero seguirá acogiendo a los venezolanos

Brasil abandonará el Pacto Mundial para la Migración de Naciones Unidas, aprobado este lunes en Marrakech, en cuanto el ultraderechista Jair Bolsonaro asuma el gobierno el 1 de enero, afirmó el lunes su futuro canciller, Ernesto Araújo.

“El Gobierno Bolsonaro se desasociará del Pacto Global de Migración que está siendo lanzado en Marrakech, un instrumento inadecuado para lidiar con el problema”, escribió Araújo en Twitter, en una serie de mensajes que arrancó afirmando que la “inmigración es bienvenida, pero no debe ser indiscriminada”.

La salida de Brasil de ese Pacto sería una nueva señal de acercamiento a la diplomacia del estadounidense Donald Trump, que se retiró de la elaboración del texto en diciembre de 2017.

En América Latina, países como Chile y República Dominicana también se habían apartado.

Tanto Jair Bolsonaro, un ex capitán del Ejército que alcanzó la fama por su inflamado discurso anti-izquierda, como Araújo ya habían expresado su admiración por Trump y su deseo de alinearse con Estados Unidos en materia de política exterior.

Bolsonaro anunció su intención de trasladar la embajada brasileña en Israel de Tel Aviv a Jerusalén, tal como lo hizo Estados Unidos, aunque luego esa medida, que molestó a sectores exportadores a los países árabes, quedó sin confirmar. También mostró voluntad de desinvolucrarse de la aplicación del acuerdo de París contra el cambio climático.

El anuncio del futuro canciller del mayor país de América Latina llega horas después de que el Pacto para la Migración fuera aprobado en una conferencia intergubernamental que reunió a casi 160 países en Marrakech, a pesar de las críticas de nacionalistas y partidarios del cierre de fronteras.

En la ceremonia, que contó con la intervención del secretario general de la ONU, Antonio Guterres, o la canciller alemana Angela Merkel, Brasil estuvo representado por su actual ministro de Exteriores, Aloysio Nunes, quien se mostró a favor del acuerdo.

Brasil seguirá acogiendo a venezolanos

Araújo concluyó su serie de tres mensajes aludiendo a los inmigrantes venezolanos “que huyen del régimen de Maduro”, a los que afirmó que Brasil continuará acogiendo. Aunque “lo fundamental es trabajar por la restauración de la democracia en Venezuela”, señaló.

El pacto, destinado a reforzar la cooperación internacional para una “migración segura, ordenada y regular”, deberá ser sometido todavía a una última votación de ratificación el próximo 19 de diciembre en la Asamblea General de Naciones Unidas.

Infobae


Governo Bolsonaro se ‘desassociará’ do pacto da ONU para migração, diz futuro ministro

O futuro ministro das Relações Exteriores, Ernesto Araújo, informou nesta segunda-feira (10) pelo Twitter que o governo de Jair Bolsonaro se “desassociará” do pacto mundial da Organização das Nações Unidas (ONU) para a migração.

O pacto foi assinado nesta segunda-feira por cerca de 160 países e pretende reforçar a cooperação internacional para uma migração “segura, ordenada e regular”. O pacto foi assinado no Marrocos.

“Governo Bolsonaro se desassociará do Pacto Global de Migração que está sendo lançado em Marraqueche, um instrumento inadequado para lidar com o problema. A imigração não deve ser tratada como questão global, mas sim de acordo com a realidade e a soberania de cada país”, publicou o ministro no Twitter (veja na imagem acima).

Outros países já decidiram deixar o pacto, entre os quais Estados Unidos – por considerá-lo contrário à política migratória de Donald Trump –, Hungria e Áustria.

Segundo Ernesto Araújo, a imigração será “bem-vinda” no futuro governo, mas não deve ser “indiscriminada”.

Ainda de acordo com o futuro chanceler, é preciso haver critérios para garantir a segurança dos migrantes e dos cidadãos do país de destino.

“A imigração deve estar a serviço dos interesses nacionais e da coesão de cada sociedade”, escreveu Ernesto Araújo.

Venezuelanos

Na série de mensagens publicadas no Twitter nesta segunda-feira, Ernesto Araújo afirmou, ainda, que o Brasil seguirá acolhendo os cidadãos venezuelanos que deixam o país em busca de uma vida melhor no Brasil.

A Venezuela vive uma crise econômica, política e social, e milhares de cidadãos têm migrado para o Brasil, principalmente por Roraima.

O governo do estado já pediu o fechamento da fronteira, mas a a ministra do Supremo Tribunal Federal (STF) Rosa Weber negou, entendendo que a decisão cabe ao presidente da República – Michel Temer já afirmou que a medida é “incogitável”. Roraima está sob intervenção federal.

‘Preservação do princípio nacional’

Em um blog mantido na internet, Ernesto Araújo publicou em 25 de setembro um texto chamado “O que está em jogo” no qual afirmou que a “gigantesca luta mundial” é a “pela preservação do princípio nacional”.

No mesmo texto, Araújo afirma também que essa “luta” é “contra a emergência de um mundo globalizado, sem fronteiras e sem identidades” e “pela democracia efetiva e contra a reemergência do bolivarianismo na América Latina”.

“As opções reais de política externa são: ou aliar-se aos países e forças que lutam contra o globalismo, ou deixar que o Brasil, junto com todas as nações, desapareça na geleia geral de um mundo desnacionalizado e desespiritualizado”, escreveu o futuro ministro no blog.

Bolsonaro

Durante a campanha eleitoral, Jair Bolsonaro disse que, se eleito, iria retirar o Brasil da ONU.

Afirmou, também, que iria retirar o Brasil do Acordo de Paris, assinado por 195 países e que prevê a adoção de medidas para reduzir o aquecimento global. Depois, o presidente eleito disse que manterá o Brasil no Acordo de Paris.

G1


 

Chile se resta de cumbre del Pacto para la Migración de la ONU: Gobierno dice que inmigrar “no es un derecho humano”

El Gobierno de Chile decidió restarse de la cumbre del Pacto Mundial para la Migración impulsado por la Organización de Naciones Unidas (ONU), el cual será respaldado este 10 y 11 de diciembre por más de 180 países en Marrakech, Marruecos.

De acuerdo a un documento elaborado por la subsecretaría del Interior, desde el Ejecutivo advirtieron una serie de diferencias con la iniciativa, que busca proteger los derechos humanos de las personas que salen de sus países de origen a buscar nuevos horizontes.

En ese sentido, según La Moneda, en el acuerdo del organismo multilateral “no se aprecia diferencia entre migración regular e irregular”. Asimismo, cuestionó la idea de que el inmigrar sea un derecho humano, según publicó este domingo El Mercurio.

Al respecto, el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, explicó que “nuestra posición es clara. Nosotros decimos que la migración no es un derecho humano. El derecho lo tienen los países de definir las condiciones de ingreso de los ciudadanos extranjeros”.

“Si fuera un derecho humano, entonces estamos en un mundo sin fronteras. Creemos firmemente en los derechos humanos de los migrantes, pero no que migrar sea un derecho humano”, añadió.

Cabe destacar que el pacto ya había sido rechazado por Estados Unidos y otros nueve países que ya se habían comprometido, en medio de la presión ejercida por sectores políticos internos que acusan que este altera su legislación nacional sobre el tema.

“Si fuera un derecho humano, entonces estamos en un mundo sin fronteras. Creemos firmemente en los derechos humanos de los migrantes, pero no que migrar sea un derecho humano”

Rodrigo Ubilla, subsecretario del Interior

Es así que Austria, Hungría, Polonia, Estonia, Bulgaria, República Checa, Israel, Australia y República Dominicana tampoco irán a la cumbre, pese a que desde la ONU han subrayado que el acuerdo no es vinculante y respeta la soberanía de los Estados para gestionar sus fronteras.

Desde la ONU han lamentado la reacción de esas naciones. De hecho, la Alta Comisionada para los DD.HH., Michelle Bachelet, se declaró “muy decepcionada” y explicó que esa postura se debe a que “muchos líderes, en lugar de dirigir y dar ejemplo prefieren mirar las encuestas para ver si la gente teme a la inmigración”.

EMOL