Argentina: Tribunal de Jujuy absolvió a la dirigente social Milagro Sala

“Es una pequeña luz de esperanza”

El Tribunal en lo Criminal N°2 de Jujuy absolvió por unanimidad a la dirigente social Milagro Sala por la causa caratulada como “Balacera de Azopardo”, en la que la Fiscalía había reclamado 12 años de prisión, y ordenó su libertad inmediata a lo que este proceso judicial se refiere. Uno de los dos acusados por el tiroteo, Fabián Ávila, recibió una pena de seis años de prisión y seis meses por tentativa de homicidio, mientras que Alberto Cardozo fue absuelto. “Es una pequeña luz de esperanza de que se está haciendo justicia ante la persecución política que están sufriendo muchos compañeros nuestros. No lo esperaba, me sorprende muchísimo”, celebró Sala finalizada la audiencia.

La causa por la “Balacera de Azopardo” investigaba un hecho ocurrido en 2007, en San Salvador de Jujuy, donde se produjo un tiroteo que terminó con una niña de 11 años herida. La líder de la Tupac Amaru estaba imputada por el presunto delito de tentativa de homicidio, involucrada a partir de los dichos de alguien que aseguró haber recibido órdenes de ella. “Me duele como persona, porque valora la vida muchísimo, que hayan tenido que torturar a Cardozo, a Ávila y a otros compañeros más para tenerme parada acá”, empezó Sala antes de que el Tribunal llamara un receso por una hora para leer la sentencia.

Sentada en la silla de los acusados, al tomar la palabra Sala lanzó un duro mensaje contra el gobierno de Mauricio Macri, que insiste en adjudicarle expedientes en su contra, y denunció una “persecución hacia algunos sectores políticos”. Consideró que el juicio estuvo marcado por “torturas” hacia compañeros de la organización Tupac Amaru.

Sala se refirió a los testigos que la inculparon, Jorge Rafael Páes, quien en su declaración indagatoria como imputado (es decir, sin obligación de decir verdad) dijo que Sala ordenó “limpiarlo” a Cardozo, otro de los acusados junto con Ávila, protagonistas el tiroteo. Por su parte, Ávila denunció que fue apretado en la cárcel para que acusara a Sala: “Apareció el juez Pullen Llermanos (…) me dijo que no me querían preso a mí sino a Milagro Sala, que si colaboraba me dejaba en libertad”, aseguró cuando se abrió la causa.

La dirigente social quiso dejar en claro las condiciones en las que llegó al Juicio, aunque fue interrumpida rápidamente por una de las juezas que le reclamó “no desviarse” de la causa en cuestión. “Mi intención es decir lo poco que siento y nada más, ustedes siéntanse libres por la decisión que tomen porque ustedes se quedan acá, los gobiernos se van”, enfatizó Sala, quien cuestionó el accionar de “los que toman determinaciones para perseguir a algunos sectores políticos con los que no están de acuerdo”.

Página 12


Ahora irán por el juez y el fiscal

Tras conocerse la sentencia del Tribunal, una de las abogadas de Milagro Sala, Elizabeth Gómez Alcorta, subió un tweet anticipando el inicio de acciones legales contra el juez Pablo Pullen llermanos y el fiscal Diego Cussel a quienes responsabilizó por esta “vergonzosa causa armada”.

No es la primera vez que la letrada advierte sobre la subordinación de la justicia al poder político, ya había hecho este reparo en otras causas en las que se investiga a la dirigente.

Jujuy al momento


VOLVER