Ayotzinapa: familiares marchan y exigen justicia a 51 meses de la desaparición de los estudiantes

Contexto de Nodal
En la noche del 26 de septiembre de 2014, policías federales y municipales de Iguala, estado de Guerrero, atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que se dirigían en autobuses a la capital mexicana a conmemorar la masacre de Tlatelolco en 1968. El saldo de la represión fue de seis personas asesinadas y 43 estudiantes desaparecidos. Sin avances en la investigación, sus familiares siguen reclamando justicia y denunciando la responsabilidad del Estado.

Las madres y padres de los 43 estudiantes desaparecidos de la escuela normal rural “Raúl Isidro Burgos”, realizan una caminata desde la Glorieta de Peralvillo hacia la Basílica de Guadalupe, esto a 51 meses de los hechos violentos ocurridos en Iguala, Guerrero.

Llevando pancartas con los rostros de los desaparecidos con la leyenda ‘¡Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!, los reclamantes se dieron cita desde las 10 de la mañana en la glorieta de la avenida Paseo de la Reforma, Ex Hipódromo de Peralvillo, en la alcaldía Cuauhtémoc.

Alrededor de las 11 horas, la peregrinación comenzó a avanzar hacia la Basílica. El Centro de Información Vial de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, comunicó que hasta el momento la movilización marcha sobre el bloque derecho de la calzada de Guadalupe a la altura de Hierro, asimismo, aconsejó utilizar la Avenida de los insurgentes y Eje 1 Norte como alternativas viales.

Posteriormente, se informó a través de Twitter el arribo de los padres de los 43 normalistas a la Basílica.

Vanguardia


Oficia obispo Rangel misa en Basílica por los 43 de Ayotzinapa

El obispo de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, oficia en la Basílica de Guadalupe una misa por los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, en 2014.

El prelado agradeció al Cardenal Carlos Aguiar por permitir que se celebrara la eucaristía para recordar a los alumnos de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos.

“Les demandamos la bienvenida y es por demás decirles que entremos con fe, con respeto al lugar sagrado y respeto a las demás personas que están dentro de la Basílica”, dijo en la entrada del templo.

“Los recibimos con gran cariño, con gran afecto y vamos a pedir por todos ustedes, por todos sus difuntos, particularmente los 43 desaparecidos de Ayotzinapa y los demás desaparecidos de México”.

Los familiares ingresaron al santuario coreando consignas y cargando pancartas en las que demandan justicia.

“¡Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!” y “¡26 de septiembre no se olvida es de lucha combativa!”, gritaron al ingresar al atrio.

Los activistas exigieron la aparición con vida de los estudiantes y demandaron castigo para los funcionarios de Administración federal que encabezó Enrique Peña Nieto.

“¡Dios ilumina la justicia y ve a los 43 y miles más!”, se lee en una de las pancartas.

Saracapulco