Chile: Mario Rozas es designado director de Carabineros tras aprobarse decreto impulsado por Piñera que destituye a Hermes Soto

Contexto de Nodal
El 14 de noviembre el comunero mapuche Camilo Catrillanca fue asesinado por el Comando Jungla de Carabineros, lo que despertó múltiples protestas en todo el país. El hecho provocó la renuncia de Luis Mayol, intendente de La Araucanía y la Cámara de Diputados aprobó la interpelación al ministro del Interior Andrés Chadwick. Carabineros reconoció la destrucción de la tarjeta de memoria con el registro de imágenes tomadas durante el operativo. El asesinato produjo un fuerte cuestionamiento que se tradujo en una crisis al interior de la institución, provocando la destitución del director Hermes Soto.

Piñera designa a Mario Rozas como nuevo general director de Carabineros

Hermes Soto ya tiene un reemplazante. Esta tarde, el Presidente Sebastián Piñera designó al general Mario Rozas Córdova como el nuevo general director de Carabineros.

“He decidido designar como general director de Carabineros al general Mario Rozas Córdova”, señaló el mandatario en La Moneda, flanqueado en un punto de prensa por el ministro del Interior, Andrés Chadwick, y por el subsecretario de la cartera, Rodrigo Ubilla.

Piñera agregó que “en el día de mañana (sábado) se publicará el decreto que da término a ese proceso”.

La decisión, que se dio a conocer luego de que la Contraloría tomara razón del decreto presidencial fundado que removía a Soto del cargo, implica que asumirá el puesto quien hasta hoy era el director de Bienestar de la institución y la decimoquinta antigüedad. Además, Rozas conoce a Piñera desde su primer período presidencial, cuando fue su edecán.

De hecho, como parte del proceso de designación, se debió cursar la renuncia de 10 generales del Alto Mando además de Soto, lo que permitió que Rozas quedara entre las cinco mayores antigüedades, requisito para poder ser nombrado en el cargo.

El anuncio selló un procedimiento inédito de remoción que se activó ayer jueves en la tarde, luego de que Soto informara a La Moneda de su decisión de no presentar la renuncia. Algo que provocó, entre otros hechos, que se debiera informar del decreto presidencial fundado a las dos cámaras del Congreso -que sesionaron este viernes de forma extraordinaria- y que éste fuera visado por Contraloría mediante la toma de razón, lo que ocurrió pasadas las 18 horas.

Los motivos del gobierno para resolver la salida del hasta hoy general director se centraron en la crisis generada en la institución tras el asesinato del comunero mapuche Camilo Catrillanca el 14 de noviembre pasado. Desde ese momento, Soto entregó versiones contradictorias sobre el operativo, principalmente en relación a la existencia de registros audiovisuales, los que terminaron revelándose este miércoles.

Aunque Soto sostiene que él nunca estuvo al tanto de esos registros y reconoció que se vio “sorprendido”, el hecho de que no lograra mantener el control de la situación durante la crisis fue lo que finalmente provocó que La Moneda optara por otro nombre para encabezar la institución policial.

La Tercera


Periodista y ex edecán de Piñera: el perfil del nuevo general director de Carabineros

Hijo y hermano de carabineros, casado con una oficial de la institución y oriundo de la Región del Maule, el nuevo general director de Carabineros, Mario Rozas Córdova, es definido como “multifacético” en las filas de la institución policial.

Rozas es periodista y magíster en Comunicación Estratégica y en administración de Recursos Humanos. En cuanto a su carrera en la policía uniformada, es una de las primeras antigüedades de su promoción y especialista en investigación de drogas, por lo que se desempeñó en el OS-7 como jefe de Operaciones.

Cara conocida para los reporteros policiales, el hoy designado primer hombre de Carabineros fue Jefe de Comunicaciones Sociales en parte del período de Gustavo González Jure al mando de la institución.

Posteriormente llegó a La Moneda como el edecán del Presidente Sebastián Piñera durante el primer periodo del Mandatario. También fue agregado policial en la embajada de Chile en España, donde logró acuerdos de cooperación con la guardia civil de España.

Rozas ascendió a general cuando fue director de Tránsito y Carreteras de Carabineros, cargo desde el cual implementó diferentes planes de mitigación y fomentó el trabajo directo con ministerios y autopistas.

Posteriormente fue designado como director de Bienestar de la institución, donde ha instaurado diferentes procesos de control.

En el plano personal, sus cercanos aseguran que tiene liderazgo y que es “estudioso y mesurado”.

La Tercera


Contraloría toma razón de decreto y Hermes Soto debe dejar oficialmente Carabineros

Pasadas las 18:00 horas de este viernes, la Contraloría General de la República tomó razón del decreto de remoción del general director de Carabineros, Hermes Soto Isla.

Según el mismo órgano fiscalizador, liderado por Jorge Bermúdez, la firma del oficio se produjo “luego de haber estudiado el Decreto Supremo 1555 y verificado que cumple los requisitos legales y constitucionales”.

Con este último trámite cumplido, y tras haber informado previamente a ambas cámaras del Congreso, el Gobierno puede remover al general director de su cargo, pese a su conocida negativa a renunciar.

Después de esta jornada de inédita celeridad burocrática, se espera que durante las próximas horas la administración de Sebastián Piñera anuncie el nombre del nuevo liderazgo a cargo de Carabineros de Chile.

El decreto del cual tomó razón Contraloría, ingresó a la oficina de partes a las 16:55 horas, en una extensión horaria especial del organismo en consideración de la situación especial.

Bio Bio Chile


El oficio que Piñera mandó al Senado por destitución de Soto

Pasadas las 11 de la mañana de hoy, el Presidente Piñera envió al Congreso el oficio mediante el cual informa de su decisión de destituir al general Director de Carabineros, Hermes Soto Isla.

En tres páginas, Piñera informa que Carabineros ha estado sometido a “severos cuestionamientos en el último tiempo, los que se han originiado en hechos de público conocimiento”, los que se relacionan con “eventuales actos ilícitos, faltas a la probidad, obstrucción a la justicia y abuso en el uso de la fuerza”, los que comprometen el honor y los principios” de la institución. Luego de eso, alude al caso de la “lamentablemente muerte” de Camilo Catrillanca, haciendo ver que hay ex funcionarios formalizados por homicidio en el caso.

Respecto del caso de Soto, en el punto 5 del oficio, sostiene que “he llegado a la conclusión de que se requiere de un nuevo liderazgo para poder conducir los cambios que se deben implementar y enfrentar adecuadamente los desafíos y problemas antes mencionados de la institución, para mejorar sus capacidades administrativas y operativas”.

A continuación detalla la potestad que la Constitución le otorga para realizarlo, acorde al artículo 32 N°16, y al artículo 104 que establece que “los Comandantes en Jefe del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea, y el General Director de Carabineros serán designados por el Presidente de la República de entre los cinco oficiales generales de mayor antigüedad, que reúnan las calidades que los respectivos estatutos institucionales exijan para tales cargos; durarán cuatro años en sus funciones, no podrán ser nombrados para un nuevo período y gozarán de inamovilidad en su cargo.

El Presidente de la República, mediante decreto fundado e informando previamente a la Cámara de Diputados y al Senado, podrá llamar a retiro a los Comandantes en Jefe del Ejército, de la Armada y de la Fuerza Aérea y al General Director de Carabineros, en su caso, antes de completar su respectivo período”.

La Tercera


Cámara revisó remoción de Soto: responsabilidad política, mecanismo y crisis institucional en debate

La Cámara de Diputados, en una sesión inédita en la historia de Chile, revisó este viernes el decreto enviado por el presidente Sebastián Piñera para pedir el retiro anticipado al general director de Carabineros, Hermes Soto.

A esta instancia se acude de acuerdo a la Constitución, la cual establece que se debe dar cuenta al Congreso. Posteriormente, Contraloría debe visarlo.

El debate de los legisladores estuvo centrado en las responsabilidades políticas tras la muerte de Camilo Catrillanca, el mecanismo de destitución del general Soto y la crisis institucional que se desató tras el homicidio del comunero.

Durante la mañana, se debatió en el Senado, ocasión en la que los legisladores expusieron sus posturas. No obstante, no se necesita su aprobación para continuar el proceso.

Esta cita extraordinaria fue solicitada por el propio Gobierno ayer jueves, ya que la polémica situación de Soto ocurre en medio de la semana distrital, por lo que los parlamentarios debieron volver a Valparaíso, pues recién para el 2 de enero estaba fijado retomar las sesiones.

Chadwick pidió retirarse antes del término de la sesión

Del punto de vista Constitucional, a mitad de sesión el procedimiento para que se ejecute la salida del general Soto en el Congreso, estaba cumplido. Esto, pues ya se había dado lectura al escrito enviado desde La Moneda con las razones fundadas del Ejecutivo para pedir la destitución del general director de Carabineros.

Por lo anterior, el ministro del Interior, Andrés Chadwick pidió retirarse anticipadamente de la Sala, pues debía proceder a firmar el decreto que debe ser enviado a la Contraloría General de la República para continuar con el proceso administrativo y que ésta entidad tome razón del decreto fundado del Presidente.

Parlamentarios de oposición se negaron a que el titular de Interior abandonara la sala, pero el diputado de La Araucanía, René Saffirio, salió al paso de las críticas, señalando que no se puede mantener secuestrado a un ministro de Estado que debe cumplir con su deber. Finalmente Chadwick se mantuvo en el lugar hasta el fin de la sesión especial.

El debate de la Cámara

Después de aqule impasse, el diputado del Frente Amplio, Gabriel Boric, tomó la palabra y pidió llegar a un nuevo acuerdo con La Araucanía y escuchar al pueblo mapuche.

Boric pidió a sus pares, crear una instancia “donde los escuchemos (al pueblo mapuche) con el respeto que corresponde (…) No podemos cometer el error de ser sordos y sordas frente a esta voz tan ancestral que demanda la desmilitarización del Wallmapu, la restitución de todos sus territorios y el legítimo derecho que tiene todo pueblo a la autodeterminación y la autonomía de sus territorios”.

Por su parte, el diputado de la UDI, Jaime Bellolio, pidió a la izquierda que deje de mezclar el nombre de Carabineros con represión, porque para la gente común la policía uniformada es sinónimo de paz en sus poblaciones.

A las 15:33 horas, y tras una breve intervención del diputado del PC, Guillermo Teillier, finalmente se levantó la sesión, por lo que según señala la Carta Fundamental, ahora el trámite de salida de Soto continuará en la Contraloría.

Posterior a la instancia de la Cámara, en conversación con la prensa del Congreso, vicepresidente de la Cámara Baja, Jaime Mulet, aseguró que la fórmula utilizada para remover a Soto es la correcta. “Es bueno que se informe a otro poder del Estado, como se hizo hoy día”.

Respecto de Hermes Soto, Mulet agregó que la actitud del cuestionado general, refleja muy bien el conflicto que hay al interior de Carabineros y abaló la destitución promovida por La Moneda. “El Presidente ha hecho muy bien en removerlo”, aseguró.

Por su parte el diputado socialista Leonardo Soto, aseguró que se debería trabajar en modificaciones para darle mayores facultades al Presidente en estos casos. Esto, para que no sea tan largo el proceso de destitución de un general director, asegurando que presentarán junto a su bancada un proyecto de modificación constitucional en esa línea.

Asimismo, desde las bancadas de oposición aumentan la presión y piden que la responsabilidad política de la crisis recaiga en Andrés Chadwick, por considerar que hubo falta de liderazgo del secretario de Estado tras la muerte de Catrillanca.

Esto, según han señalado, porque Chadwick no da las garantías para liderar un proceso de transformación al interior de Carabineros, por lo que analizan una eventual acusación constitucional contra el primo del Presidente.

Bio Bio Chile


Hermes Soto explicó que no renunció “por amor a Carabineros”

El aún general director de Carabineros, Hermes Soto, salió a explicar este viernes que no renunció al cargo de forma voluntaria por “el cariño, el amor y el afecto” que siente por la institución.

El Presidente Sebastián Piñera solicitó ayer jueves la renuncia del oficial, y de otros 10 generales, debido a la responsabilidad de la institución en el ocultamiento de información y en el crimen del comunero mapuche Camilo Catrillanca, pero Soto se negó a dejar el cargo.

“Yo decidí, cuando me lo plantearon de parte del Gobierno de Chile que renunciara en forma voluntaria, no hacerlo, porque mis 38 años de servicio en la institución, el cariño, el amor y el afecto que tengo por Carabineros de Chile, el respeto que tengo por todos los 60 mil subalternos que están detrás mío en esta función, por todo el trabajo que hemos desarrollado en el país, por todo el crecimiento de la institución y por todo el esfuerzo que han hecho cada uno de los carabineros durante el periodo bajo mi mando, no renunciar porque estábamos desarrollando un trabajo importante”, aseguró el oficial, defendiendo la gestión junto a su alto mando.

Visiblemente emocionado, Soto manifestó que en la institución habían logrado “grandes metas, habíamos planteado grandes desafíos que estábamos desarrollando con mucha fuerza, por lo tanto, me atengo al resultado del proceso iniciado el día de hoy por su excelencia, el Presidente de la República, y ese resultado será el que definitivamente dictamine él con su presentación ante el Congreso Nacional y ante la Contraloría General de la República”.

Tras el homicidio del comunero mapuche, el todavía jefe de la institución dio cuenta “en el proceso administrativo hemos desvinculado a los oficiales y jefes responsables de cada una de las situaciones ocurridas en ese procedimiento”.

Soto insistió que como Carabineros han tomado “las medidas que correspondían, aplicamos las medidas que correspondían y creo haber actuado en forma veraz, inmediata, como correspondía, en su oportunidad”.

Evitó calificar la decisión del Mandatario, sosteniendo que tendrán “que afrontar esa situación cuando corresponda”.

Soto entregó estas declaraciones tras participar en la ceremonia de egreso de 515 carabineros para la Región Metropolitana en la Escuela de Formación y recibió aplausos por parte de los generales que aún son parte de su alto mando.

El oficial tuvo que salir a entregar esta explicación tras su ambigua declaración en la Dirección General de Carabineros, donde sostenía que “acata absolutamente lo que el Presidente ha dispuesto”.

Ya ingresó al Congreso el oficio presidencial que busca remover al general director de Carabineros, el cual debe ser informado a la Cámara de Diputados, al Senado y posteriormente a la Contraloría, mientras Soto seguirá desarrollando sus actividades normales.

Cooperativa


VOLVER