Chile: la fiscalía pide 12 años para el lonko Facundo Jones Huala por “terrorismo”

Nueve personas declararon en tercera jornada de juicio contra Facundo Jones Huala

Nueve personas declararon en la tercera jornada del juicio en contra del comunero Facundo Jones Huala, quien está acusado por presuntamente haber participado en un ataque incendiario en el Fundo Pisu Pisué de Río Bueno.

Dos carabineros en retiro declararon como testigos por haber resguardado el sitio del suceso en el fundo atacado. Ambos reconocieron que no tomaron declaraciones a las víctimas por el estado de shock en el que se encontraban.

También declaró uno de los bomberos que participó en la elaboración del informe por el siniestro, Juan Flores Heredia, señaló que no pudieron determinar las causas de éste por falta de elementos técnicos.

En tanto, el propietario del fundo afectado, Joaquín Wiber, aseguró que hubo dos tomas en 2009, donde personas reclamaban terrenos ancestrales.

El abogado defensor de Jones Huala, Pablo Ortega, manifestó que en estos tres días de juicio quedó expuesto que hubo irregularidades en el actuar de la Policía de Investigaciones.

El juicio, en el que la fiscalía pide 12 años por el delito de incendio y 3 años y un día por el de tenencia ilegal de arma de fuego artesanal, estuvo marcada por la presencia del líder de la CAM, Héctor Llaitúl, y del padre de Camilo Catrillanca, Marcelo Catrillanca, quien acusó montaje en la acusación.

La Fiscalía informó que para el cuarto día de juicio que se efectuará este viernes, podrían declarar a peritos y personal de la Policía de Investigaciones.

Biobio


Padre de Camilo Catrillanca asiste a juicio contra Jones Huala: “Queremos solidarizar con la familia”

El padre de Camilo Catrillanca asistió a la tercera jornada del juicio en contra de Facundo Jones Huala, para manifestar su apoyo al comumero y a su familia.

Hasta el Tribunal Oral en Lo Penal de Valdivia llegó Marcelo Catrillanca y el líder de la CAM, Hector Llaitul, quienes presencian el tercer día de juicio contra Jones Huala, acusado por su presunta participación en el ataque incendiario al Fundo Pisu Pisué en Río Bueno.

Catrillanca dijo que asistió a la audiencia para solidarizar con la familia y conocer la situación que está enfrentando el lonco Facundo.

Respecto a la nueva versión de Carabineros donde se señala que no se manipuló la evidencia, Marcelo aseguró que ahora están apareciendo todas las mentiras.

“Nosotros siempre actuamos con la verdad y la transparencia. Hoy día, todas las mentiras que dijeron Carabineros y propio el ministro del Interior se están cayendo, eso para nosotros es super válido”, aseveró.

En relación a los dichos de la vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, quien pide justicia por la muerte de Camilo, el padre del joven mapuche aseguró que ella hace un chiste de la situación que viven.

Por último, Marcelo Catrillanca indicó que su estadía en la ciudad será por un día, ya que con su abogado están preparando la carpeta por la investigación.

Biobio


Las víctimas no lograron identificar a Jones Huala como autor del incendio

La familia afectada en 2013 por el incendio intencional de su vivienda en un sector rural próximo a la ciudad chilena de Valdivia, atentado del que se lo acusa a Facundo Jones Huala, no pudo identificar ayer al referente mapuche argentino como participante del ataque que destruyó la totalidad de sus bienes. Así los informaron fuentes judiciales.

Los integrantes de la familia Riquelme son los únicos testigos directos del ataque vandálico. Sin embargo, fueron incapaces de reconocer al referente de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) dentro del grupo de encapuchados que quemaron el lugar.

En el marco del juicio que se desarrolla en Valdivia, Verónica Riquelme, hija de Alberto Riquelme Paillán quien se desempeñaba como cuidador en el fundo Pisu Pisué el 9 de enero de 2013, brindó testimonio ayer sobre la noche en que un grupo de desconocidos con el rostro cubierto los agredió y destruyó su hogar.

“Lo primero fue que escuché unos gritos de mi mamá y después vi a unos hombres que andaban con armas y encapuchados”, recordó y señaló que los desconocidos hablaban en mapudungún.

La mujer explicó que a su padre “lo lanzaron al suelo y después lo amarraron de las manos”. “Les rogamos que nos dejaran sacar más cosas, pero no nos dejaron”, recordó.

En pleno juicio el hermano del acusado, Fernando Jones Huala se levantó para mostrar una fotografía de Santiago Maldonado -el joven que fue hallado ahogado en el río Chubut luego de la represión de Gendarmería en la comunidad mapuche de Cushamen- pero los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Valdivia le indicaron que debía mantener el orden o desalojarían la sala.

Ante ello, el hermano menor de Jones Huala declinó en su actitud, guardó la foto y volvió al orden a la sala de audiencias.

El fiscal Sergio Fuentes dijo que espera que la suma de evidencias como ropas y armas usadas en el ataque sirvan para condenar a Jones Huala, pero los testigos directos no lo señalaron con total seguridad como autor del atentado.

Las fuentes vinculadas al caso señalaron que lo único que quedó establecido es que Jones Huala tenía en su poder un arma de fuego artesanal al ser detenido por Carabineros.

El fiscal solicitó a los magistrados una pena de 12 años por la destrucción de la vivienda y de 3 años por la posesión del arma artesanal.

En 2014, un grupo de cinco activistas que se referencian con reclamos mapuches que también estaban imputados en esta causa fueron sobreseídos por el Tribunal de Valdivia ante la falta de material probatorio sólido que los complique, dado que tampoco fueron identificados por los testigos.

El Patagónico