Colombia: tras la muerte de ”Guacho”, el gobierno advierte que no dará tregua a las disidencias de las FARC

Gobierno colombiano advierte que no dará tregua a las disidencias de las Farc

La vicepresidenta de Colombia, Marta Lucía Ramírez, advirtió ayer que su Gobierno no dará tregua ni espacio “para sus crímenes” a los disidentes de las FARC como Walter Patricio Arizala, alias “Guacho”, que murió este viernes en una operación militar.

“Nadie, ninguno, nunca más, puede sentirse por encima de la ley, de la justicia, de la fuerza pública, ni de la determinación de los colombianos de acabar el narcotráfico y el terrorismo”, dijo Ramírez, según recoge un comunicado de su despacho.

“Guacho” lideraba un grupo disidente de las FARC en Tumaco, un extenso municipio fronterizo con Ecuador que tiene el mayor número de hectáreas de coca sembradas de Colombia.

Estaba considerado como el responsable del secuestro y asesinato de un equipo periodístico del diario El Comercio de Quito compuesto por el redactor Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

Además, estaba acusado de enviar toneladas de cocaína hacia Centroamérica y Estados Unidos y era uno de los criminales más buscados en Colombia y Ecuador, cuyos Gobiernos ofrecían hasta 700 millones de pesos (unos 215.000 dólares) de recompensa por información sobre su ubicación.

En este sentido, Ramírez subrayó que todas las disidencias de las FARC deben saber que “el Estado colombiano continuará persiguiéndolos con todas sus capacidades militares y judiciales porque esta guerra contra el narcotráfico es definitiva y sin cuartel”.

“Nuestra defensa de la legalidad, la vida, honra y bienes de los colombianos así como el fortalecimiento del estado de derecho, nos dará la legitimidad y fuerza necesaria para cumplir las expectativas de nuestro pueblo”, subrayó.

La vicepresidenta agregó que no sólo recuperarán “el control territorial en Tumaco”, sino también en la convulsa región del Catatumbo, fronteriza con Venezuela “para generar desarrollo rural y una economía lícita que brinde bienestar y calidad de vida a los campesinos”.

Finalmente, reiteró sus condolencias a las familias de los periodistas ecuatorianos “asesinados cruelmente”, así como “a las mujeres violentadas y a las distintas víctimas de los homicidios y atrocidades cometidas por alias ‘Guacho’”.

El Universal


Narcotraficante, secuestrador y asesino de periodistas: el prontuario de alias ‘Guacho’

Disidente de las FARC, fue un criminal de sangre fría. Se había convertido en el objetivo más importante de los gobiernos de Ecuador y Colombia.

Walter Patricio Arizala Vernaza, conocido como alias ‘Guacho’, nació en la localidad de Limones, Ecuador.

En el año 2007, cuando tenía 15 años, fue reclutado por un antiguo jefe guerrillero las FARC apodado con el alias de ‘Tachuela’.

Según los organismos de inteligencia, dentro de la organización insurgente inició como organizador de masas. Luego fue nombrado miliciano de la columna Daniel Aldana en Nariño, para recaudar información que facilitara ataques contra la fuerza pública.

Años después, ascendió a jefe financiero y por su conocimiento en explosivos fue nombrado como explosivita, convirtiéndose en uno de los más despiadados terroristas de las FARC en Nariño.

En la entonces guerrilla, ‘Guacho’ permaneció 10 años. Aunque se desmovilizó, decidió no acogerse al proceso de paz, por supuestas diferencias con máximos jefes ese grupo.

Regresó a la clandestinidad y se ubicó en la zona que mejor conoce, la frontera de Colombia con Ecuador. Con al menos 100 disidentes más, sembró el terror en poblaciones cercanas al río Mira.

Es responsable también del ataque con explosivos y bala contra miembros de la fuerza pública. Así mismo, de ataques contra la infraestructura eléctrica en Tumaco y masacre de campesinos.

Sin embargo, su nombre saltó a los titulares y se dio a conocer a la opinión tras el secuestro de tres periodistas ecuatorianos del diario El Comercio, que posteriormente fueron asesinados.

Aunque ‘Guacho’ no era el máximo jefe de las disidencias sí obtuvo mucho poder al ponerse al frente de la administración de miles de hectáreas de cultivos de coca.

Noticias Caracol