Cómo seguirá la denuncia por violación de las Actrices Argentinas contra el actor Juan Darthés

El camino legal de la denuncia

La abogada Sabrina Cantarbia, que patrocina a la actriz Thelma Fardin en su denuncia contra su colega Juan Darthes, al que acusa de haberla violado en Nicaragua cuando ella tenía 16 años, sostuvo que la clave en la investigación en el caso son las declaraciones de “testigos directos”.

La letrada hizo referencia de ese modo tanto a la persona del hotel en el que se encontraba el elenco de la tira televisiva Patito Feo, que según Fardin interrumpió el ultraje del que era víctima, cuanto a las dos compañeras de elenco a las que la joven les contó del ataque.

En el video en que cuenta cómo fue la violación, Fardin dice que “golpearon la puerta de la habitación y él (Darthes) sale de arriba mío y yo aprovecho para salir de la habitación”. Luego contó que quien golpeó era un empleado del hotel que iba a llevarle la tarjeta para abrir la puerta de su cuarto. La actriz explicó también que en el momento de los hechos sólo pudo hablar con dos compañeras de elenco, dos adolescentes como ella, “que tampoco tenían herramientas para manejar eso”.

Cartabia dijo que “más allá del tiempo transcurrido (el hecho habría ocurrido en 2009), los fiscales tendrán que tomar las medidas de prueba necesarias. Se suele trabajar con testigo directos, pericias psicológicas y psiquiátricas”. Los testigos son las dos jóvenes actrices y la persona que llamó a la puerta. La abogada aseguró también que confía en Nicaragua, donde se inició el proceso judicial (por ser aquél donde ocurrieron los hechos), país en el que Fardin cuenta con otra asesora letrada.

La abogada, que es reconocida por su lucha por los derechos de las mujeres y por el aborto legal, dijo que espera que las cosas se hagan de forma correcta de la mano de “la visibilidad internacional que alcanzó el caso”. Por último, consideró como “muy remota” la posibilidad de que sea la Justicia argentina la que sustancie el caso, en contra de lo que dijo el embajador en Nicaragua, Marcelo Valle Fonrouge (ver más adelante), aunque no quiso referirse específicamente a los dichos del diplomático.

En tanto, Wendy Flores, la abogada que representa en Nicaragua a Thelma Fardin, sostuvo, en declaraciones a una radio mendocina, que los delitos sexuales contra menores no prescriben en esa nación. “Los delitos graves prescriben a los 20 años, pero Thelma tenía 16 años cuando fue agredida. Esos delitos son imprescriptibles de acuerdo con las convenciones internacionales de Derechos del Niño”, explicó Flores.

La abogada explicó que intervino a partir de que Fardin llevó su caso el 3 de diciembre pasado a la ONG Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CNDH), donde se desempeña, y luego la acompañó a formalizar la denuncia ante el Ministerio Público Fiscal, que hizo su valoración al día siguiente. Flores señaló que es el ministerio el que va a determinar qué pruebas buscar, como “pruebas físicas y psicológicas”. La abogada admitió que la situación de la Justicia de su país es “difícil” y que está muy influida por las decisiones del Poder Ejecutivo”. Realizó esa consideración al ser consultada por una denuncia de abuso sexual contra el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, presentada por su hijastra, Zoilamérica Narváez, la cual fue archivada. “Estamos en medio de una dictadura y hay un control total de la Justicia por el Ejecutivo”, expresó.

Por su parte, el embajador argentino en Nicaragua, Marcelo Valle Fonrouge, explicó que la Justicia argentina deberá llevar adelante la causa que inició Fardin contra Darthés y subrayó que “si el delito reviste la seriedad correspondiente, seguramente va a tener una sentencia de prisión”. “Todo el procedimiento judicial requiere que sea presentado en donde el hecho aconteció, en este caso en Managua. Una vez que se inserta el tema en la Justicia de Nicaragua, el juez debe remitir la causa, a través de un exhorto judicial, a un juez argentino para que inicie el proceso judicial contra el denunciado”, sostuvo el diplomático.

Valle Fonrouge señaló en que “tanto la denunciante como el denunciado están en la Argentina, por lo que un juez argentino tiene que seguir el proceso, desde el exhorto en el que el juez de Nicaragua se lo pide”. “La causa, entonces, la tiene que impulsar y continuar la denunciante en la Argentina”, insistió.

Consultado sobre la posibilidad de que se le dicte preventiva a Darthes, el embajador insistió en que “no le corresponde al juez de Nicaragua decidirlo. Es el juez argentino el que deberá definir qué tipo de proceso y de sentencia va a llevar ese caso”. “Si el delito reviste la seriedad correspondiente, seguramente va a tener una sentencia de prisión”, advirtió el representante argentino ante Nicaragua.

Valle Fonrouge también contó que los medios nicaragüenses “presentan la situación de la denunciante y cómo se ha iniciado el proceso en Nicaragua”, país al que describió como “machista, desde el punto de vista social”. “Tiene una larga trayectoria en materia de esa ‘primitivez’, por decirlo de alguna manera, de la sociedad: es una sociedad rural, tendiente a tener esa lamentable actitud. Pero desde el punto de vista legal hay una voluntad de parte del gobierno de ir avanzando cada vez más en favor de la protección y la defensa de la mujer y la cuestión de género. Inclusive, es uno de los países que más mujeres tienen en posiciones de gobierno”, finalizó.

Página|12


La solidaridad con la actriz llegó al Senado

La sesión especial en el Senado comenzó con la solidaridad de las legisladoras con la actriz Thelma Fardín, quien denunció por violación al actor Juan Darthés. En sus bancas mostraron los carteles en los que se leía la frase “Mirá cómo nos ponemos”, que fue tendencia en las redes sociales impulsada por el colectivo Actrices Argentinas, que acompañó la denuncia de la víctima.

La primera en hablar fue pampeana Norma Durango afirmó que “seguiremos trabajando siempre para denunciar, visibilizar y combatir estos abusos”. En tanto, la presidenta de la Comisión Banca de la Mujer expresó: “Sentimos necesidad de afirmar una vez más nuestro compromiso inclaudicable como mujeres, como militantes políticas, en contra de toda forma de abuso sexual, muestras de un patriarcado que debemos combatir día a día, sin permitirnos por un momento la ingenuidad de creer haberlo derrotado”.

“Pueden seguir las mujeres argentinas contar con nosotros para seguir luchando en contra de esta violencia”, continuó y llamó a ir en “contra los mandatos cultuales que nos obligan y nos obligaron por años a exhibirnos femeninas, sensuales, sexuales, eróticas, frente a una cultura machista que nos relegó a ese rol para luego transformarnos en víctimas”.

La senadora valoró el “coraje de Thelma Fardín, que se animó no sólo a denunciarlo públicamente sino a denunciarlo en la justicia” y destacó el “acompañamiento sonoro que ese colectivo de actrices, que nos representa a todas las mujeres y también a los varones en esos casos”.

“Estos hechos aberrantes nos convocan a todas las mujeres a ser solidarias entre nosotras, ya que solo esa fuerza hará que podamos transformar una realidad que hoy dolorosamente nos vuelve a interpelar”, cerró.

Por su parte, la rionegrina Magdalena Odarda enfatizó: “Seremos y somos solidarias contra todas a aquellas mujeres víctimas de la violencia”. Y presentó una cuestión de privilegio contra “todos los diputados nacionales que no dieron quórum al momento de tratar la ley nacional de emergencia de violencia contra las mujeres, que esta Cámara aprobó por unanimidad y que lamentablemente se cayó en la Cámara de Diputados”.

Odarda también apuntó contra la violencia “verbal, simbólica, institucional, laboral, económica” que “sufrimos las mujeres”, y lamentó las estadísticas en nuestro país donde “una mujer muere por femicidio cada 29 horas”.

Por su parte, la oficialista Gladys González aseguró que “tenemos una agenda para trabajar, no solo en la Banca de la Mujer, sino en todas las comisiones, porque cuando hablamos del cambio cultural y perspectiva de género es absolutamente transversal”.

“Me emociona ver que nuestros compañeros varones nos acompañan, porque esta no es una lucha solo de las mujeres, es de toda la sociedad, no podemos hacerlo sin ustedes, es juntos. Hay mucho que podemos hacer desde la norma, hay mucho que estamos haciendo desde el Ejecutivo”, dijo.

La senadora resaltó que en estos casos “lo que más cuenta es denunciar, animarse a hablar, porque la sociedad todavía no les cree, porque la sociedad todavía les pregunta ‘qué habrás hecho para provocarlo, cómo te vestiste, seguramente tenés la culpa’”.

“Mirá como nos ponemos toda la sociedad y este Senado para hacerle frente a la violencia de género”, finalizó.

Tiempo Argentino


“Es más caro el precio de callar”

Por Thelma Fardín

GRACIAS no me alcanza, vamos a tener que inventar una palabra para dimensionar lo que siento con lo que está sucediendo… Por ahora les digo GRACIAS por escuchar, por creer y, sobre todo, por seguir haciendo ruido.

Tenés que sacarte mil capas de miedo. Miedo a no tener más trabajo, a que te vean como algo roto, a que te rompan; a verte como una mujer de segunda mano, como una víctima, como una traumada; que te marquen como pobrecita, que te marquen como mentirosa, que te marquen. Que te marquen más.

Porque lo primero a lo que te sometés es a la duda, a la mirada del otro. La palabra de la mujer que acusa al hombre de haberla violado la ponemos inmediatamente en duda.

¿Querrá sacarle plata? ¿Querrá hacer quilombo? ¿Quiere ser famosa? (Sí, claro, ¿quién no quiere hacerse famosa porque la cogieron contra su voluntad?). Incluso hay gente que ni siquiera le pone signos de interrogación a esos enunciados. “Quizás ella lo sedujo”, “Estaba caminando sola a esa hora y por ese barrio”, “También mirá cómo se viste”, “Ella se lo buscó”. “Ella”. “Ella”. ¿Ella? ¿En serio?

Me costó aceptar que me violaron. No usaba esa palabra. Pasaron 9 años para que pueda llamarlo por su nombre. Violación. Cuando no le ponés la palabra, no existe y cuando no existe solo está en tu cabeza, en tu cuerpo, comiéndote la conciencia, la autoestima, las fuerzas, las tripas.

Desde que decidí hacerme cargo de lo que me pasó no paro de sentir que tengo que estar a la altura. Tengo que saber más, de feminismo, de leyes, de psicología, de cómo va a reaccionar la sociedad, tengo que tener estrategias, ser fuerte, ser una mujer preparada. Adquirir conocimiento como si solo denunciar que me violaron no fuera algo de lo que pueda apropiarme. Como si para hacerlo y no dejar espacio a dudas tuviera que tener un doctorado en Harvard con especialización en violencia de género. Tengo que ser más que una víctima porque a la sociedad, a la justicia, a la opinión, a todo eso que ante la duda lo protege a él, no le alcanza “mi” verdad, la verdad.

“Mirá cómo me ponés” no es la única frase que este tipo me dejó. “Siempre vas a tener trabajo, porque a donde vaya venís conmigo”, proponiéndome una especie de pacto macabro. No le bastaba mostrarme quién mandaba, quién tenía poder; me estaba mostrando las reglas del juego, marcando territorio sobre mi carrera, sobre mi cuerpo, sobre mi confianza y mi talento. Para todos estaba viviendo un momento de éxito: aviones, estadios con 20 mil personas, fans agolpados en la puerta del hotel cinco estrellas… chicas queriendo ser como yo; y yo encerrada en esa trampa, en esa idea de éxito.

Hoy somos muchas y muchos tratando de aportar algo constructivo contando mi historia. No cuento mi historia porque sea única, sino justamente porque no lo es.

La cuento porque aunque me dé miedo exponerme a todo lo que viene por hablar, sé que es más caro el precio de callar. No se callen. Me carcomió mucho tiempo, dañó mi autoestima, mis vínculos, mi seguridad en el trabajo. Por eso hablo. Porque ya estuvo demasiado tiempo adentro alimentándose de mis vísceras. Hablo para sacarlo de este cuerpo y ponerlo sobre la mesa para que también genere cosas en los demás, ojalá genere conciencia.

Ojalá te ayude si te está pasando algo parecido. Ojalá te haga preguntarte si alguna vez te dijeron ‘no’ pero insististe. Ojalá no le pase a nadie más.

*Texto publicado por la actriz en sus redes sociales.

Página|12


La Asociación Argentina de Actores echó a Juan Darthés

A través de un comunicado, el sindicato que nuclea a los actores y que es liderado por Alejandra Darín decidió “suspender la filiación” de Juan Darrthés luego de la denuncia de violación contra Thelma Fardín realizada ayer por el colectivo de mujeres actrices.

El texto completo del comunicado es el siguiente:

“A raíz de la denuncia pública formulada por nuestra compañera Thelma Fardín y la acción iniciada, ante la justicia nicaragüense contra el actor Juan Darthés por violación, en el marco de una gira teatral durante el año 2009 en el contexto de la relación laboral que ambos mantenían, como actores de la tira Patito Feo, producida por Ideas del Sur; la Asociación Argentina de Actores ha resuelto la suspensión de su condición de afiliado a Juan Darthés, de acuerdo a lo previsto en el Estatuto social que dispone esta sanción en caso de inconducta notoria de un afiliado.

Hace tres meses hemos recibido en el Sindicato a la compañera para darle contención, asesoramiento legal y, poniéndonos a su disposición para los que ella necesitara; teniendo el debido cuidado en el marco de la confidencialidad que el hecho requería.

Hacemos saber que en ocasión de la grabación de aquella tira televisiva y también cuando se ensayaba y se preparaban la giras, nuestra Asociación denunció a la productora Ideas del Sur S.A. y a Canal 13 por sus incumplimientos laborales y de cuidado de los menores que actuaban en esa producción. Estas denuncias se hicieron, previo intimaciones telegráficas ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y ante la Comisión Nacional de Trabajo Infantil (CONAETI) dependiente de ese Ministerio , dejando sentado nuestra posición en torno al cumplimiento de los Convenios OIT y las normas locales que establecen requisitos ineludibles para permitir el trabajo artístico infantil y adolescente.

La Asociación Argentina de Actores y su Comisión de Género ha recepcionado históricamente las demandas en defensa de la igualdad en las condiciones salariales y laborales y está trabajando desde la perspectiva de género en el desarrollo de un Protocolo para casos de violencia y acoso laboral, especialmente contra mujeres y personas del colectivo LGBTIQ, para ser incluidos en los convenios colectivos de trabajo.

Repudiamos la inconducta e ilícitos denunciados, vamos a seguir apoyando a la compañera Thelma Fardín y a todxs lxs que denuncien estos aberrantes hechos para que estas situaciones no se repitan NUNCA MAS y se sancione a los responsables”.

Tiempo Argentino


Nicaragua: disolvieron el organismo que asesoró a Thelma Fardín

Con 70 votos a favor y 17 en contra, la mayoría de diputados sandinistas de la Asamblea Nacional, se le cancelaron la personería jurídica del Centro Nicaragüense de derechos Humanos (Cenidh).

Esta entidad fue la que asesoró a Thelma Fardín para poder denunciar por violación al actor Juan Darthés.

La solicitud de cancelación de personería jurídica fue presentada durante la mañana de este miércoles con carácter de urgencia.

El argumento fue que, tanto el Cenidh como otros organismos, se prestaron “a actividades que no corresponden a sus fines” y que “han colaborado con los planes de intento de golpe de estado” ocurridos en los últimos meses en Nicaragua.

Ya son cuatro las ONG que fueron dejadas sin personería jurídica por la Cámara de Diputados.

Infonews


VOLVER