Conflicto entre Colombia y Venezuela a raíz de la expulsión de un funcionario venezolano y del cónsul colombiano

Colombia expulsó a Carlos Pino por “riesgo de la seguridad nacional”

El ciudadano venezolano Carlos Manuel Pino García, casado con una exfuncionaria de la alcaldía de Bogotá y quien reside en el país desde hace más de 19 años, fue entregado en la mañana de este jueves a las autoridades venezolanas, después de ser expulsado del país. No podrá regresar al territorio colombiano en los próximos 10 años.

“Migración Colombia, en ejercicio de las funciones que le han sido conferidas por el Estado colombiano y protegiendo la soberanía nacional, viene adelantando el proceso de expulsión del territorio nacional del ciudadano venezolano Carlos Manuel Pino García”, informó en la noche del miércoles Migración Colombia.

Según la entidad, la medida contra Pino García está basada en el artículo 2.2.1.13.2.2 del Decreto 1067 de 2015, donde se establece que se “podrán expulsar a los extranjeros que a juicio de la autoridad migratoria, realicen actividades que atenten contra la seguridad nacional…”.

El ciudadano venezolano, según Migración Colombia, fue detenido en la tarde de este miércoles en Bogotá y conducido por oficiales de la entidad a una sala transitoria, en donde permanece a la espera de que se ejecute la medida de expulsión.

Según explicaron las autoridades, el ciudadano venezolano “no goza de inmunidad diplomática, ya que no se encuentra acreditado como tal ante el gobierno colombiano”.

En un comunicado, su esposa, Gloria Flórez, afirmó que se trató de una detención arbitraria que se produjo solo por el hecho de trabajar en la embajada venezolana.

La detención de Carlos Manuel Pino García generó molestia en la Colombia Humana, liderada por el senador Gustavo Petro, quien consideró la medida del gobierno colombiano como “una evidente persecución sistemática” contra su movimiento.

“La detención del diplomático venezolano, Carlos Pino, esposo de la senadora colombiana Gloria Flórez, exparlamentaria andina, inicia los juegos del fuego”, manifestó el senador a través de su cuenta en Twitter, donde también escribió que el gobierno está separando una familia.

El senador Iván Cepeda pidió que se “garantice la seguridad de la defensora de DD.HH. y líder de la Colombia Humana, Gloria Flórez, cuyo esposo Carlos Pino fue expulsado del país este jueves. Gloria ha denunciado que ella y su familia vienen siendo víctimas de persecución y seguimientos”.

El País


Maduro expulsa al cónsul colombiano en Venezuela en respuesta a deportación de Carlos Pinto

Venezuela respondió a la deportación de Carlos Manuel Pinto con la expulsión de Juan Carlos Pérez Villamizar, funcionario consular colombiano no acreditado, según un comunicado de la Cancillería de ese país.

En la comunicación, Venezuela califica de “arbitraria medida de secuestro” la detención y posterior expulsión de Pino, quien vivía desde hace 19 años en Colombia y es el esposo de la excongresista del Polo Democrático Gloria Flórez.

De acuerdo con la comunicación, Pérez Villamizar dispone de un plazo de 48 horas para abandonar el país.

Pino, un asesor político de la embajada de Venezuela sin estatus diplomático, fue expulsado, según Migración Colombia, por “alterar el orden público, la seguridad nacional y la tranquilidad”.

Recibimos un “informe confidencial” de una “autoridad competente” -cuyo nombre se mantiene en reserva- que permitió “deducir” que Pino representaba un riesgo para la seguridad del país, dijo el director de Migración Colombia, Christian Krüger, a periodistas.

Krüger se abstuvo de revelar detalles sobre los señalamientos.

El venezolano fue entregado en la madrugada del jueves a las autoridades venezolanas en el puente internacional Simón Bolívar. La medida le prohíbe volver a Colombia por un periodo de diez años.

Blu Radio


Migración Colombia realizó la expulsión de Carlos Pino

Como estaba programado, en horas de la mañana del día de hoy, Oficiales de Migración Colombia hicieron la entrega formal del ciudadano venezolano Carlos Manuel Pino García, a miembros del Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería – SAIME, de Venezuela.

El extranjero, quien fue expulsado de manera discrecional por la autoridad migratoria colombiana, no podrá ingresar al territorio colombiano por un periodo de diez (10) años a partir de la fecha y después de la terminación de esta sanción, deberá tramitar una visa para su ingreso.

La entrega se realizó en medio del Puente Internacional Simón Bolívar, en la población de Villa del Rosario en Norte de Santander, de acuerdo a los protocolos establecidos y respetando los derechos fundamentales del ciudadano.

En lo corrido de este año se han expulsado más de 1.100 ciudadanos venezolanos por parte de Migración Colombia.

Migración Colombia


¿Por qué expulsaron al venezolano Carlos Pino de Colombia? Migración explicó

El ciudadano venezolano Carlos Manuel Pino García, casado con una ex funcionaria de la alcaldía de Bogotá y quien reside en el país desde hace más de 19 años, fue entregado en la mañana de este jueves a las autoridades venezolanas, en la frontera con Cúcuta, después de ser expulsado del país. No podrá regresar al territorio colombiano en los próximos 10 años.

De acuerdo con el director de la Migración Colombia, Christian Krüger, “todo el operativo se llevó a cabo dentro del marco legal con el objetivo de evitar cualquier riesgo para la población colombiana. Respondió así a las acusaciones de su esposa, la excongresista del Polo Democrático y exsecretaria de Gobierno de Bogotá, Gloria Flórez, quien aseguró que se trató de una detención arbitraria.

El director de Migración Colombia aseguró, además, que Pino no contaba con inmunidad diplomática, como se pensó en un primer momento. “No tenía inmunidad diplomática. Tenemos un certificado de la embajada de Venezuela. que lo demuestra. El hombre tenía visa de residente y de extranjería”.

Con esto Krüger señaló que es una expulsión rutinaria, que se suma a las de 1.500 que el gobierno colombiano ha realizado a lo largo de este año. “Yo tengo un informe. No tengo ni videos ni audios. Nos mandan una información y con base en el marco legal colombiano nosotros procedemos a su expulsión”.

El funcionario también aclaró que no se pasó por encima de ningún procedimiento, en referencia al momento de la detención, que se habría llevado a cabo con base en un informe proveniente de una institución de inteligencia no especificada durante la rueda de prensa.

“No lo sacamos de la casa, como él dijo. Un policía lo abordó en el carro y ahí nos dispusimos a realizar la expulsión. Los procedimientos normales funcionan así. Se le debe quitar el celular, en garantía de la seguridad de nuestros funcionarios. Este celular está en custodia y no lo tiene Migración. Fue un ejercicio coordinado. Procedimos una vez nos enviaron la información de las otras instituciones. El día anterior nos llegó un informe que daba cuenta de lo que estaba haciendo este señor y actuamos de inmediato”, afirmó Krüger, sin dar más detaller de los movimiento de Pino.

Los antecedentes

Carlos Manuel Pino fue procesado hace más de 18 años por la Fiscalía luego de que el Ejército lo hallara en Vichada, en el campamento de un comandante de las Farc.

El 3 de junio de 1999 el canciller de ese país, José Vicente Rangel, exigió la deportación inmediata de Pino y los demás venezolanos detenidos en ese momento por el Ejército y procesados por rebelión.

Poco tiempo después fueron remitidos de Villavicencio a Bogotá mientras los canales diplomáticos del gobierno Chávez sostenían que estas capturas “enturbiaron” las relaciones binacionales. A principios del año 2000, la Fiscalía los dejó en libertad provisional al tiempo que avanzaba en el expediente, por eso fueron enviados al consulado venezolano en Colombia, por solicitud del entonces embajador Fernando Gerbasi,

Los familiares de los detenidos manifestaron que su único pecado había sido estar en el momento y el lugar equivocados, pero el Ejército, a través del entonces comandante de la IV División, Carlos Alberto Ospina, reivindicó el operativo y sostuvo que había documentos que comprometían a los detenidos “con cuestiones políticas”.

Años después de que fuesen puestos en libertad, en 2010 se conoció que Pino había comenzado a fungir como agregado de prensa de la embajada de Venezuela, lo cual lo puso en el rada de las autoridades.

El Espectador


VOLVER