El Poder Judicial prohíbe la salida del país al dictador Alberto Fujimori

Corte Suprema confirma impedimento de salida contra Alberto Fujimori

La Sala Suprema Penal Permanente de la Corte Suprema confirmó la orden de impedimento de salida del país que el Colegiado B de la Sala Penal Nacional dictó contra Alberto Fujimori por el caso Pativilca.

En mayo de este año dicho tribunal ordenó variar el mandato de comparecencia simple a la comparecencia con restricciones con impedimento de salida del país para el exdictador.

La sala consideró que en este caso no se podía aplicar el derecho de gracia que le otorgó el expresidente Pedro Pablo Kuczynski en diciembre del 2017.

La Corte Suprema considera que Alberto Fujimori debe afrontar los graves hechos que se le imputan, y para esto se debe asegurar su presencia en el país.

Fujimori viene siendo procesado como autor mediato por los crímenes de seis campesinos de los anexos Caraqueño y San José, en el distrito de Pativilca, cometidos por el destacamento Colina en enero de 1992. Las víctimas son Jhon Calderón Ríos (18), Toribio Ortiz Aponte (25), Felando Castillo Manrique (38), Pedro Agüero Rivera (35), Ernesto Arias Velásquez (17) y César Rodríguez Esquivel (29).

En octubre, el juez supremo Hugo Núñez anuló el indulto humanitario que le otorgó Kuczynski. La defensa interpuso una apelación que aún no se resuelve.

Mientras tanto, Alberto Fujimori Fujimori continúa internado en la clínica Centenario desde el día que el Poder Judicial anuló su indulto.❧

EL DATO

internado. Fujimori permanece internado en la clínica Centenario desde el 6 de octubre. Su médico de cabecera, Alejandro Aguinaga, dice que el estado anímico de Fujimori es de alguien a quien “hace poco le han anulado el indulto”.

La República


Expresidente Fujimori sufre obstrucción arterial y evalúan intervención

El expresidente peruano Alberto Fujimori, de 80 años, hospitalizado desde hace 83 días, presenta nuevos problemas cardíacos debido a una obstrucción en las arterias por lo que no se descarta una intervención, informó el martes su médico de cabecera.

“Él está en manos de los cardiólogos. Le tenían que hacer una cineangio (examen) en las arterias del corazón, dentro de lo que ha sido aprobado por el equipo médico del Instituto de Medicina Legal”, dijo el doctor Alejadro Aguinaga.

El médico personal de Fujimori indicó que “no es la mejor de las navidades y fin de año” para su paciente, quien “está bajo terapia intensa”.

Fujimori está hospitalizado en la clínica peruano japonesa Centenario desde el tres de octubre, cuando sufrió una descompensación en su casa luego que un tribunal anuló un indulto que ordenó su retorno a prisión.

La Corte Suprema debe decidir en los próximos días una apelación de Fujimori, quien pidió revocar la decisión judicial que revirtió su indulto.

“El problema de salud (se) ha agravado”, aseguró por su parte el abogado de Fujimori, César Nakazaki, citado este martes por el diario El Comercio.

Según El Comercio, que cita a la defensa de Fujimori, los resultados de los últimos exámenes indican, además de la fibrilación auricular que padece, una obstrucción en las arterias superiores del corazón.

“No sé cuánto tiempo más tenga que permanecer en la clínica”, añadió Nakazaki.

La intervención, que consistiría en un cateterismo coronario, fue propuesta por una junta médica del estatal Instituto de Medicina Legal, que evaluó a Fujimori a pedido de la justicia.

Fujimori, de origen japonés, pasó Navidad por segundo año consecutivo en la clínica Centenario. Hace un año lo indultó el entonces presidente Pedro Pablo Kuczynski, cuando estaba hospitalizado por una crisis hipertensiva.

Un juez anuló el indulto de Fujimori el tres de octubre por irregularidades administrativas y a pedido de los familiares de las víctimas de dos matanzas que originaron la sentencia de Fujimori en 2009.

Fujimori recibió 25 años de prisión por las matanzas de Barrios Altos (1991) y La Cantuta (1992), donde un escuadrón de la muerte del ejército peruano asesinó a 25 personas en el marco de una supuesta operación antiterrorista. Las víctimas eran inocentes.

Según los familiares de las víctimas, Fujimori debe volver a prisión para completar la condena de 25 años como autor intelectual de esas muertes, ocurridas durante su gestión (1990-2000).

Gestión 


En enero se resolvería la prisión de Keiko Fujimori

La apelación de la prisión preventiva de Keiko Fujimori recién podría definirse la segunda semana de enero. El jueves pasado, los jueces superiores Octavio Sahuanay Calsín, Jessica León Yarango e Iván Quispe Aucca anunciaron que si bien expedirán una decisión en un plazo razonable, esto excederá el plazo de 48 horas que señala la norma procesal.

Según fuentes judiciales, el caso de los aportes de campaña es complicado y, además, puede establecer precedentes vinculantes a otros procesos, y el tribunal tiene una recargada agenda de fin de año.

La fuentes también indican que los jueces pretenden emitir una sola resolución en las siete apelaciones presentadas: Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama, Vicente Silva Checa, Ana Herz de Vega, Pier Figari, Luis Mejía Lecca y Giancarlo Bertini.

Debate

Hay varios temas procesales y de fondo que se deben definir al resolver la apelación. Uno de estos temas es la decisión del juez Richard Concepción Carhuancho de resolver los pedidos de prisión preventiva presentados por la fiscalía, en forma separada.

Hasta hoy todos los pedidos de prisión preventiva de organizaciones criminales, incluso con mayor número de involucrados, se resolvió en un solo acto. En el caso de Fuerza Popular, el juez de investigación preparatoria resolvió primero el de Keiko Fujimori y luego los demás.

La idea no es mala, en principio, señalan las fuentes, a fin de agilizar los procesos. Pero si esa innovación se confirma, la Sala debe dejar claro que eso no afecta el debido proceso, pues el tema puede llegar hasta el Tribunal Constitucional.

Además, otros aspectos a evaluar es si las apelaciones a las prisiones preventivas deben tramitarse por separado o mantienen la unidad del pedido de la fiscalía.

Amparo

Las fuentes también recuerdan que la apelación a la prisión preventiva de Ollanta Humala y Nadine Heredia se resolvió en las 48 horas, al considerar que la sola pertenencia a una organización criminal incrementaba el peligro procesal o de fuga.

Eso ya no es posible hoy, en virtud de la sentencia de Tribunal Constitucional en ese caso. El TC pidió dar mayor relevancia y justificar la sospecha del peligro procesal y de fuga, en cuanto a acciones desarrolladas por los propios procesados.

Las defensas de Fujimori y sus seis colaboradores han argumentado que individualmente no han desarrollado actos de obstaculización y perturbación de las investigaciones y que todo el argumento de los fiscales y jueces se sustenta en actos de terceros: jueces, fiscales, congresistas e incluso abogados.

Un tema que no fue desarrollado por el juzgado de investigación preparatoria, ni por el fiscal José Domingo Pérez Gomez. Recién con posterioridad a la audiencia de prisión preventiva, la fiscalía incluyó en el proceso a la abogada Giuliana Loza y el estudio Oré Guardia, como parte de la estructura de la presunta organización criminal.

La botica y Chávarry

“A tenor de la introducción en los debates del contenido del chat ‘La Botica’ es de suponer que la fiscalía considera a todos los congresistas de Fuerza Popular como integrantes de la organización criminal. Pero no ha promovido ninguna acción contra ellos”, explicó la fuente.

Lo mismo señala respecto a los actos del fiscal de la Nación, Pedro Gonzalo Chávarry, contra el Equipo Especial o el fiscal Pérez. ¿Chávarry ataca al fiscal Pérez por orden expresa de Keiko Fujimori –¿cómo probarlo?– o para salvar su propia gestión.

Interrogantes que deben resolverse para, a partir de las respuestas, decidir si se confirma la prisión preventiva a Keiko Fujimori y los demás implicados, a todos o solo algunos de ellos.

Los jueces tienen claro que si se confirma la prisión preventiva, el tema pasará a manos del TC. Si la revocan sin una adecuada justificación, podrían ser objeto de denuncias o la fiscalía incluirlos como parte de la organización criminal.

Audiencia

– Prisión. El 31 de octubre, el juez Richard Concepción Carhuancho ordenó la prisión preventiva de Keiko Fujimori. En las semanas siguientes resolvió lo mismo para Jaime Yoshiyama, Vicente Silva, Ana Herz, Pier Figari, Luis Mejia y Giancarlo Bertini.

– Apelacióm el 14 y 15 de diciembre, la Segunda Sala de Apelaciones escuchó los argumentos de la defensa contra la prisión preventiva. También a la fiscalía.

Situación de fiscales en suspenso

– La situación de los fiscales Rafael Vela Barba y José Domingo Pérez se mantendría en suspenso hasta fines de enero próximo. El fiscal de la Nación, Pedro Gonzalo Chávarry, habría desistido de sacarlos en diciembre, pero se mantendría expectante.

– Uno de los “problemas” a los que se enfrentaría Chávarry para un cambio inmediato en el Equipo Especial del caso Lava Jato es que no encuentra a los reemplazantes idóneos en la coordinación y la investigación de los casos más inmediatos.

– El titular del Ministerio Público sabe que necesita dos fiscales, en el entendido que si remueve a uno de ellos, el otro también se va: un fiscal superior y otro provincial que continúen las investigaciones, sin atacarlo, ni pedir su salida de la fiscalía de la Nación.

– Después de descartar al fiscal superior Abel Concha, Chávarry le ofreció la coordinación de las fiscalías de lavado de activos a otro fiscal de ese sistema, quien declinó la invitación. Una fiscal superior del sistema anticorrupción también declinó el encargo.

La República


VOLVER