Entrevista a Roberto Escalante, Sec. Gral de la UDUAL: “Las universidades están enfrentando situaciones muy difíciles con respecto a problemas con el financiamiento”

Entrevista a Roberto Escalante, Sec. Gral de la UDUAL

Por Luca Guillén, de la redacción de NODAL

El Dr. Roberto Iván Escalante es mexicano y ocupa el cargo de Secretario General de la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL), creada en 1949 como un espacio de encuentro de las instituciones de la educación superior. En la actualidad el Organismo No Gubernamental y sin fines de lucro cuenta con más de 200 universidades afiliadas en 22 países de América Latina. La UDUAL fue un actor principal en la Conferencia Regional de Educación Superior 2018 realizada en Córdoba. En conversación con NODAL, Roberto Escalante -Doctor en Desarrollo Rural-analiza la situación de las universidades y cómo atraviesan los nuevos escenarios políticos

-Las Conferencias Regionales de Educación Superior se realizan cada diez años ¿Cuál fue el contexto regional y político de la CRES 2018?

-Yo creo que estamos en un momento de crisis, creo que las condiciones eran un poco mejores en el 2008. Hoy las economías de la región están en retroceso, en un proceso de estancamiento, de ajuste. La Argentina es un caso patético respecto a esa situación con el ajuste que habrá de imponerse respecto del déficit fiscal que tiene el gobierno. Y creo que también el contexto social es un contexto diferente. Las universidades están enfrentando situaciones muy difíciles con respecto a problemas con el financiamiento, la regulación y distintos temas. Creo que esta última CRES es una CRES de muchos retos, muy distintos a los que teníamos en el 2008.

-¿Cómo afectan estas problemáticas a la comunidad universitaria?

-Las universidades son espacios especiales pero no están desligadas del contexto nacional y regional. Por ejemplo, en Argentina, el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional va a afectar a las universidades. De hecho, ya ha habido anuncios de recortes. Las universidades tendrán que defender posturas, lograr acuerdos colegiados que le permitan negociar en las mejores condiciones con el gobierno. Pero infortunadamente no van a estar aislados de lo que ocurre en el exterior.

¿Cómo ve la relación de las universidades con los nuevos gobiernos que fueron asumiendo en la región en estos últimos tiempos?

-Una relación compleja, difícil. Yo creo que los gobiernos no quieren tener buenas relaciones con las universidades o con ciertos sectores de las universidades. Creo que van a lanzar una ofensiva en contra de determinadas universidades, sobre todo aquellas que han mostrado posturas más críticas, lo que me parece absurdo y absolutamente criticable. Las universidades por naturaleza son críticas, y deben mantenerse así, en enfoques plurales, diversos, críticos porque así es como ayudan. Pero hay gobiernos que tienen mucho temor a que las universidades digan cosas que les desagradan. Creo que nos esperan tiempos difíciles.

-¿Cuáles son los países que ves más complicados en este sentido?

-A mí me preocupa tremendamente Brasil. En Argentina el ataque ha estado más por la parte financiera, por lo menos hasta ahorita, pero en Brasil ya tiene toques ideológicos, xenofóbicos muy preocupantes. Tenemos que estar muy atentos a lo que ocurre en Brasil y salir en la defensa de las universidades brasileñas.

-¿Cómo se encuentra la educación universitaria pública en México?

-En México las universidades principalmente son públicas.  Existen alrededor de 3 mil universidades, pero la cobertura estudiantil universitaria está en un 66% bajo las universidades públicas y el 34% restante en las universidades privadas. Ha habido un ascenso en los últimos años, cómo ocurrió en toda la región, de la educación privada pero la universidad pública sigue teniendo la mayor responsabilidad. No solamente en la docencia, sino también en la investigación y en la extensión. Creo que estamos también en un momento de definición, como en muchos otros espacios latinoamericanos, de la universidad que necesitamos, de lo que necesita el país. Las universidades, hoy más que nunca, tienen la obligación de justificarle a la sociedad su existencia. Y esta es una discusión que está muy presente en las universidades pero hay otras cosas que también están pasando. Estamos ya en el mundo digital que va a transformar el mundo educativo en general y el universitario también. Necesitamos tener definiciones respecto de cómo vamos a educar, como vamos a investigar y cómo vamos a relacionarnos, y usar todas estas tecnologías en favor de estos objetivos. En eso estamos.

Si bien su rol en la UDUAL abarca toda la región, usted es mexicano y no podemos dejar de preguntar cómo afectó a la comunidad universitaria mexicana la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa

-Es un antes y un después sin duda. Los 43 estudiantes, normalistas, maestros que han desaparecidos, y que yo creo que fueron asesinados. Es una tragedia que es imperdonable y hay que mantener esa bandera para seguir luchando porque los familiares tienen el derecho de saber qué es lo que ha pasado. Y eso es una exigencia no solo de los familiares sino de la sociedad mexicana en general. Este es un asunto de gran importancia y que va a definir mucho. Es uno de los temas que definieron e influenciaron la elección.

– En México se está dando un proceso a contramano con las tendencias políticas de Latinoamérica. ¿Cuál es el planteo que tienen las universidades con la llegada de AMLO al gobierno?

Hay un beneplácito en general. Por supuesto que hay personajes que critican al nuevo gobierno porque lo sienten tibio, que está haciendo propuestas no lo suficientemente radicales, pero es una nueva situación de apertura. Creo que se vienen buenos tiempos, tardíos para América Latina. Mientras en América Latina en los 90 y los 2000 hubo gobiernos progresistas, México se mantuvo con gobiernos conservadores, y ahora es un poquito al revés. Yo estoy complacido que en mi país haya un gobierno que este impulsando nuevas aperturas, nuevos espacios de discusión, eso es muy positivo.


VOLVER