Más de mil migrantes centroamericanos regresan a sus países de origen

El Instituto Nacional de Migración (INM) informó que en los últimos días, la población migrante tuvo una notable disminución en su tamaño debido a retornos asistidos y voluntarios a sus países de origen, aproximadamente mil 115 personas.

En un comunicado, detalló que algunos han intentado cruzar la frontera de manera irregular hacia Estados Unidos; las detenciones por la patrulla fronteriza alcanzan más de mil 200 en días recientes.

El Instituto Nacional de Migración ha brindado atención integral para proteger los derechos de los migrantes y 2 mil 883 extranjeros han solicitado regularización por razones humanitarias.

Al día de hoy, explicó, se han entregado 950 tarjetas que amparan este estatus y se avanza rápidamente para alcanzar el total solicitado en 10 días más. Con este recurso, los migrantes podrán obtener un trabajo en México.

Se informó que, hasta el 14 de diciembre, el Estado de Baja California albergó a 3 mil 610 migrantes procedentes de Centroamérica, en su mayoría de Honduras.

Precisó que los migrantes están distribuidos entre Tijuana (3 mil 116) y Mexicali (482), en donde Migración colabora activamente con las secretarías del Gobierno de México y con la Coordinación Nacional de Protección Civil.

Señaló que, en la ciudad de Tijuana, a la fecha, 2 mil 736 personas están repartidas en 21 albergues, incluyendo el mayor habilitado, El Barretal, en donde se ofrece comida, servicios médicos, orientación migratoria y apoyo social. En este lugar, los centroamericanos han recibido atención médica, psicológica, dental y consultas de diversos tipos, alcanzando los 17 mil 450 servicios.

Finalmente, expuso que aproximadamente 380 se encuentran en otros espacios.

Tribuna


El Papa se pronuncia sobre el Pacto Migratorio de la ONU

Al concluir el rezo del Ángelus este domingo 16 de diciembre en el Vaticano, el Papa Francisco se refirió al reciente Pacto Migratorio de la ONU aprobado hace unos días en Marruecos.

“La semana pasada se aprobó en Marrakech, en Marruecos, el Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, que buscar ser un marco de referencia para la comunidad internacional”, dijo el Santo Padre.

“Auspicio por lo tanto que la migración, gracias también a este instrumento, pueda darse con responsabilidad, solidaridad y compasión ante quienes, por diversos motivos, han dejado su propio país y confío esta intención a sus oraciones”, señaló el Pontífice.

El Pacto Mundial para la Migración de la ONU fue aprobado el 10 de diciembre ante una serie de oposiciones de varios países que decidieron no firmarlo como Estados Unidos, Chile, Australia, Suiza, Hungría, Bulgaria, República Checa, Austria, Polonia, Estonia, Israel y República Dominicana.

En un comunicado dado a conocer esta semana, la Casa Blanca en Estados Unidos consideró que el Pacto “es un esfuerzo de las Naciones Unidas para promover la gobernanza global a expensas del derecho soberano de los estados de administrar sus propios sistemas de inmigración”.

El Pacto Migratorio, un documento de 40 páginas, fue aprobado por 156 países de los 193 miembros de la ONU y busca reforzar la “cooperación sobre la migración internacional en todas sus dimensiones” pero es “jurídicamente no vinculante”, lo que quiere decir que no es de cumplimiento obligatorio.

La aprobación se dio en la sesión plenaria presidida por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

El Pacto detalla 23 objetivos entre los cuales está “minimizar los factores adversos y estructurales que obligan a las personas a abandonar su país de origen”, “reforzar la respuesta transnacional al tráfico ilícito de migrantes”, “utilizar la detención de migrantes solo como último recurso” y “proporcionar a los migrantes acceso a servicios básicos”.

ACI Prensa