México: AMLO presentó el presupuesto para 2019 con un aumento al apoyo social

Sube apoyo social, baja en ciencia y ambiente

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador pidió casi 252 mil millones de pesos para llevar a cabo varios de los proyectos que prometió durante campaña y que forman parte del sello que quiere dejar en su primer presupuesto de egresos.

La cifra prácticamente equivale al gasto público que se pide ejercer el próximo año en las secretarías de Turismo, Marina, Relaciones Exteriores, Salud y Comunicaciones y Transportes, así como el de la Procuraduría General de la República.

Los recursos que solicitan son para planes como el Tren Maya, el Corredor Transístmico, caminos rurales, modernización y rehabilitación de la infraestructura aeroportuaria y de conectividad, internet para todos, colonias marginadas, así como distintas pensiones y becas para personas con discapacidad, adultos mayores y jóvenes estudiantes, principalmente.

La joya de la corona entre los programas prioritarios es la de Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores, para la cual se requieren 100 mil millones de pesos.

De acuerdo con la estrategia programática del apoyo, se buscan mejorar las condiciones de vida de ese segmento, dado el grado de vulnerabilidad que enfrenta.

El segundo proyecto de mayor importancia es el de Jóvenes Construyendo el Futuro, para el cual solicitan 44 mil 300 millones de pesos. Mediante este apoyo, el gobierno otorgará a este grupo de la población una beca mensual de 3 mil 600 pesos para que se capaciten durante un año.

La infraestructura también forma parte de uno de los ejes de los programas de López Obrador. Su gobierno pidió 18 mil millones de pesos para la modernización y rehabilitación de la infraestructura aeroportuaria y de conectividad. Este rubro comprende el nuevo sistema aeroportuario que quiere echar a andar este gobierno mediante las terminales Benito Juárez y Toluca, así como la Base Militar de Santa Lucía.

Otra obra insignia de esta administración es la del Tren Maya, que pretende abarcar un desarrollo por la región peninsular en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, y para el cual se requieren 6 mil millones de pesos.

En total, el número de proyectos que forman parte del distintivo del gobierno de Andrés Manuel López Obrador son 18 y están a la espera del aval de la Cámara de Diputados.

Gasto de 5.7 billones de pesos. Para el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación se propuso a la Cámara de Diputados que apruebe un aumento del gasto por 330 mil 800 millones de pesos respecto a 2018. De esta manera, el gasto neto total previsto en el presupuesto para 2019 es de 5 billones 778 mil millones de pesos.

La propuesta de gasto representa una variación de 6.1% respecto a lo autorizado para 2018. Si se compara con el monto con el que se espera que termine el presente año, el gasto baja en términos reales 0.2%, según explicó el secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa.

No contiene ninguna partida secreta, es decir, que no se incluyen recursos para el programa identificado como de Erogaciones Contingentes.

Ganadores y perdedores. Las dependencias e instituciones del sector público que resultarán beneficiadas si se aprueba el presupuesto que se propone son Pemex, el IMSS, CFE, las secretarías de Bienestar, de Trabajo y Previsión Social, de Energía, de Educación Pública, de la Defensa Nacional, de Turismo, de Salud y el Inegi.

Las que tendrán un gasto más austero respecto al que ejercieron durante este año son las secretarías de Comunicaciones y Transportes, Agricultura y Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Recursos Naturales, Hacienda y Crédito Público, así como el Instituto Nacional Electoral.

Para estados. En transferencias federales para estados y municipios se propone que sea por 1.9 billones de pesos, en el cual las participaciones tendrán un incremento real de 8.4% respecto a lo aprobado para 2018. Incluye 4 mil millones de pesos para subsidios para el fortalecimiento del desempeño en materia de seguridad pública a los municipios y alcaldías.

Sin cambios, el Ejecutivo presentó al Legislativo la propuesta de presupuesto elaborada por el Poder Judicial de la Federación (PJF), que para 2019 solicitó 65 mil 356.7 millones de pesos, 5 mil 72.8 millones de pesos menos que en 2018.

Debido a que se trata de un poder de la Unión, el Ejecutivo no tiene facultad para modificar el proyecto entregado por el PJF.

El Universal


Pensión para adultos mayores, el programa consentido en el Presupuesto 2019

La pensión para adultos mayores será el programa estrella en el primer año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pues se perfila para contar con una bolsa de 100,000 millones de pesos.

Los recursos que se prevé gastar en 2019 en pensiones a mexicanos a partir de los 68 años de edad es 153% más de lo asignado en 2018, cuando se destinaron 39,472 millones de pesos al programa “65 y más”, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación.

En campaña, López Obrador prometió duplicar el apoyo a personas de la tercera edad. Actualmente, reciben 1,160 pesos bimestrales a los que tienen derecho personas desde los 65 años de edad. Los recursos serán manejados a través de la Secretaría del Bienestar, anteriormente Desarrollo Social.

En tanto, el programa Jóvenes Construyendo el Futuro tendrá una bolsa de 44,300 millones de pesos, pese a que se contemplaba que su costo anual sería de 110,000 millones de pesos

A través de este programa, el gobierno pretenden entregar 2.6 millones de becas para estudios universitarios y capacitación para el trabajo.

Las secretarías del Trabajo y en Educación operarán este plan, con mayor presupuesto para la primera, encabezada por Luisa María Alcalde.

Otros apoyos y programas

El reparto presupuestal para 2019 también contempla 7,000 millones de pesos para pensiones a personas con discapacidad, las entregará la Secretaría de Bienestar.

Otros recursos que contempla el proyecto de gastos son 15,000 millones de pesos es para el arranque del programa Sembrando Vida, con el que se contempla la siembra de árboles frutales y maderables en una superficie de un millón de hectáreas en el sur y sureste del país.

ADN Político


VOLVER