Perú: 42 mil mujeres víctimas de agresión piden protección a la Policía Nacional

Se habían separado. Ya no compartían techo. Julia Rayme Valenzuela (40) murió el miércoles frente a su casa, baleada por su expareja, Julio César Ganoza Ríos (48), un exoficial de la Policía, quien ayer se suicidó en Huachipa disparándose un balazo en la cabeza con la misma pistola que utilizó para asesinar a la madre de sus tres hijos, en San Juan de Lurigancho.

Familiares de Julia contaron que ella “había anunciado lo que iba a ocurrir, sin muchos detalles, pero asegurando la tragedia”.

Como Julia, todos los días en el Perú cientos de mujeres son golpeadas, violadas, maltratadas, humilladas, desaparecidas o asesinadas.

Como en tantas otras tragedias, en el país no hay cifras oficiales sobre violencia de género. Apenas se tienen aproximaciones.

Casi imposible

Y ayer el ministro del Interior, Carlos Morán Soto, reveló un dato alarmante: la policía tiene 42 mil solicitudes de protección para víctimas de violencia expedidas por el Poder Judicial a nivel nacional.

Morán señaló que la lucha contra la violencia hacia la mujer “requiere la participación de varios actores”.

En esa línea, no dudó en exhortar al Poder Judicial a plantear acciones innovadoras para poder disminuir los casos de feminicidio en el país.

“Exijo al presidente de la Corte Suprema que se manifieste al respecto, pues para la Policía humanamente es imposible poder atender todos esos casos”, manifestó.

En esa línea, refirió que el Poder Judicial no solo debe limitarse a expedir estas medidas y encargarle el resto a la PNP, sino también plantear soluciones creativas, como disponer el uso de recursos tecnológicos para ayudar a detectar a los potenciales agresores.

El titular del Interior propuso que los denunciados por agresión usen grilletes electrónicos con la finalidad de alertar a tiempo a las autoridades cuando están próximos a sus víctimas y así evitar agresiones física, psicológicas o feminicidios.

“De lo contrario, estos problemas se repetirán y seguirán golpeando cotidianamente la conciencia nacional”, expresó el ministro Morán.

El crimen de Edith

En efecto, el de Julia Rayme no es un caso aislado. El 2 de noviembre otro terrible crimen conmocionó a San Juan de Lurigancho.

Ese día, Edith Huaylas de la Cruz (29) fue asesinada a martillazos junto a sus tres menores hijos. Ella se había separado de su esposo, Javier Rivera Miculisich (32), por los constantes maltratos y abusos a los que la sometía.

La relación se volvió tormentosa a raíz de las peleas, acoso continuo y necesidad de control del agresor.

La justicia le prohibió acercarse a su familia. Pero el hombre violó la medida, se metió en la casa cuando todos dormían y desató la tragedia. Luego intentó suicidarse.

Cifras alarmantes

Expertos en violencia de género han coincidido en manifestar que el feminicidio constituye un fenómeno global que ha alcanzado proporciones alarmantes en el mundo y que las víctimas son mujeres en diversas etapas de desarrollo, condiciones y situaciones de vida.

Según la Defensoría del Pueblo, en lo que va del año se han cometido en el país 143 feminicidios.

Y, según el Observatorio de Criminalidad del Ministerio Público, entre enero de 2009 a junio del 2018 se han registrado 1.129 víctimas de feminicidio (1.146 según la PNP). Según este estudio, el 57% de las víctimas tenía entre 18 y 34 años; el 16,8% entre 35 y 44 años y el 8% entre 45 y 54 años.

Nombran comisionado

Una de las medidas del sector Interior para enfrentar este problema ha sido designar al general PNP Augusto Sánchez Bermúdez como Comisionado de la Lucha Contra la Violencia hacia la Mujer.

Este oficial es recordado por su intervención en la operación de sofocamiento del ‘Andahuaylazo’ y la detención del mayor EP (r) Antauro Humala Tasso, jefe del movimiento etnocacerista, en enero de 2005.

“El general Sánchez Bermúdez se dedicará a tiempo completo a ver temas de agresiones contra la mujer y para eso está participando en perfilar a los comisarios de las 142 comisarías de Lima y a nivel nacional”, dijo Morán.

Precisó que tiene amplias facultades para trabajar, en forma transversal, en todo el país. “Esto refleja el compromiso político para enfrentar esta calamidad que nos avergüenza como sociedad y que nos golpea, porque tenemos que responder adecuadamente”, agregó el ministro.

Detalló que una de sus funciones será monitorear el trabajo de los comisarios, perfilando el mejor cuadro.

Desde hoy, el general Sánchez será responsable de brindar atención de primera mano y articular las acciones necesarias frente a los casos de agresión a mujeres.

PNP es responsable

Según la Defensoría del Pueblo, en el Perú la Ley Nº 30364 confiere a la Policía la total responsabilidad en la ejecución de las medidas de protección dictadas por la autoridad judicial.

De esta manera, por cada denuncia de violencia, un juzgado de familia o mixto debe emitir una medida de protección que debe ser registrada en un mapa gráfico y georreferenciado de registro de todas las víctimas con medidas de protección que les hayan sido notificadas.

No obstante, el mapa gráfico y georreferenciado aún no es implementado, verificándose que el 37% de comisarías básicas y el 23% de comisarías especializadas de familia (CEF) no cuentan con un registro de víctimas con medidas de protección.

Hallazgo

– Cadáver. Los restos del feminicida Julio Ganoza Rios fueron hallados ayer a las 8.00 a.m., a la altura del mirador 11 de la carretera Ramiro Prialé, en Huachipa, por una persona que realizaba deporte cerca del lugar. Dio aviso al serenazgo y posteriormente el hecho fue reportado a la Policía.

– Arma. Tenía una herida de bala en la sien derecha y en la mano del mismo lado sostenía una pistola calibre 9 mm. A un lado había una botella de licor y llevaba documentos a su nombre.

La República


VOLVER