Puerto Rico: gremios marchan contra los recortes en Salud impuestos por la Junta de Control Fiscal

Piden a Rosselló que desafíe a la Junta por los recortes a las aportaciones de planes médicos

Más de mil unionados que se manifestaron ayer en Hato Rey, le pidieron al gobernador Ricardo Rosselló que también desafíe a la Junta Supervisión Fiscal con la reducción de las aportaciones patronales a su plan médico.

Se trata del “Parrandón de los Trabajadores”, la primera actividad que convocan los sindicatos en defensa del plan médico de los trabajadores público, que se enfrenta a una reducción promedio de $350 mensuales en las aportaciones patronales, según cifras provistas por los dirigentes.

La protesta coincidió con el anuncio del gobernador, Ricardo Rosselló, de que su administración había depositado el bono de Navidad a los empleados gubernamentales, a pesar del reclamo de la Junta de Supervisión Fiscal, que controla las finanzas de Puerto Rico.

“Igualmente, él puede mediante otra comunicación oficial anunciar que se mantengan las aportaciones patronales al plan médico, que se trata de la salud de los trabajadores”, expresó el representante de la Federación Puertorriqueña de Trabajadores, Juan Cortés Valle.

“La salud de los trabajadores y su familia no tiene precio… El doctor Ricardo Rosselló, que debería tener una sensibilidad a la salud del ser humano, ha demostrado total insensibilidad en este proceso”, denunció por su parte Ángel Figueroa Jaramillo, presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y de Riego (UTIER).

Participaron también los miembros de la Coordinadora Sindical, el Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, la Central Puertorriqueña de Trabajadores, la Unión General de Trabajadores y la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (Heend) de la Universidad de Puerto Rico.

La actividad culminó frente al edificio Seaborne, donde ubican las oficinas de la Junta de Supervisión Fiscal, a las 12:40 p.m, con la promesa de que la lucha seguirá.

Los recortes a las aportaciones patronales están pautados para comenzar en marzo de 2019.

El Nuevo Día