República Dominicana: sindicato de transporte restringe el servicio a haitianos

Distintos sectores de la República Dominicana criticaron la decisión de un sindicato de transporte público de prohibir el servicio a haitianos, sin importar su estatus migratorio, bajo el argumento de que no quiere “inconvenientes” con las autoridades.

La medida, calificada por muchos de discriminatoria y abusiva, fue anunciada por Antonio Marte, presidente de la Confederación Nacional de Confederaciones del Transporte (Conatra), uno de los principales sindicatos del transporte colectivo del país.

En un mensaje difundido en Twitter, Marte aseguró que tomó esta medida en los autobuses de Conatra porque diez autobuses de ese sindicato están retenidos por las autoridades desde hace varios meses por montar pasajeros haitianos indocumentados.

“Conatra prohíbe montar haitianos en sus autobuses, sean legales o ilegales. ¿Pero hasta donde se puede llegar con el odio?”

En declaraciones a la prensa, el sindicalista advirtió de que si las autoridades no devuelven las unidades esta misma semana, a partir del lunes adoptará medidas “más fuertes”.

El simple anunció de Marte recibió una avalancha de críticas por parte de políticos, personalidades y funcionarios, entre ellos, el embajador dominicano en Estados Unidos, José Tomás Pérez, quien a través de Twitter escribió: “Conatra prohíbe montar haitianos en sus autobuses, sean legales o ilegales. ¿Pero hasta donde se puede llegar con el odio?”.

“Imagínense que el tren de NY prohíba montar a dominicanos. La soberanía nacional no se defiende de esa manera”, agregó.

Por su lado, el presidente del opositor Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Federico Antún Batlle, manifestó en la misma red su desacuerdo con esta medida.

“Creo un error que las autoridades detengan vehículos de transporte público en busca de ilegales, a menos que se tenga la sospecha de tráfico, también es un error de Conatra, no dar servicio a ciudadanos extranjeros sea cual sea su estatus migratorio. Son seres humanos”, subrayó.

Por su lado, Vinicio Castillo Semán, de la minoritaria Fuerza Nacional Progresista (FNP), fuerte crítico de la migración ilegal, señaló en Twitter que “negarle servicio de transporte a un extranjero que esté legalmente en RD , sea haitiano o de cualquier nacionalidad, es un abuso”.

“Si es ilegal, lo que procede es dar parte a autoridades de migración”, apuntó.

Consultado por periodistas respecto a este tema, el procurador general, Jean Alain Rodríguez, confirmó que varios chóferes están detenidos y otros cumplen medidas de coerción por el trasiego ilegal de haitianos en la zona fronteriza.

Según datos oficiales, la población extranjera residente en la República Dominicana asciende a 847.979 personas y el 88,5 % de esta es nacida en Haití o es descendiente de inmigrantes haitianos.

Acento


Choferes y pasajeros rechazan impidan a haitianos utilizar transporte público

Choferes adscritos a la Confederación Nacional de Transporte (Conatra) rechazan la disposición de su presidente Antonio Marte, quien molesto por la retención de diez de sus guaguas ha prohibido montar haitianos legales e ilegales en sus unidades, a fin de evitar que se siga repitiendo la acción.

Para algunos trabajadores del volante le corresponde a las autoridades de Migración poner mayor control en la frontera para evitar el paso de ilegales a este lado de la isla, lo que de manera automática evitaría que inmigrantes sin documentos aborden vehículos y se paseen en las calles dominicanas como “Pedro por su casa”.

A estos chóferes se suman pasajeros que entienden que no se les debe impedir el libre tránsito a las personas y que como seres humanos todas las personas merecen ser tratadas de la misma manera.

No obstante, algunos transportistas han manifestado que desde ya acatarán la orden de Antonio Marte, no montando haitianos en sus vehículos, decisión apoyada por algunos dominicanos usuarios del transporte público.

El presidente de Conatra ha advertido que en lo adelante estará tomando medidas más drásticas, aunque no especificó cuáles.

Proceso