Se graduaron los primeros estudiantes de la Escuela Secundaria de Educación Técnica de la UNQ

El viernes 21 de diciembre 21 estudiantes fueron los primeros graduados de la Escuela Secundaria de Educación Técnica (ESET) de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ).

Ubicada en el barrio “La esperanza” de Ezpeleta, la escuela fue creada en el año 2014 con tres orientaciones, jornada extendida, desayuno, almuerzo y merienda en horario escolar. Cinco años después fue posible que estos alumnos alcanzaran la certificación de sus estudios de una cursada que tradicionalmente se aprueba en seis años porque la escuela implementó un espacio de atención a las trayectorias diversas, mediante el cual les fueron reconocidos los recorridos curriculares previos.

En esta oportunidad, los primeros egresados fueron de la orientación en Bachiller en Comunicación y lograron certificar sus estudios obteniendo el reconocimiento de las trayectorias académicas que ya habían realizado. Muchos de los alumnos tenían sobreedad y habían repetido primer o segundo año del secundario. Lo que hizo la ESET, en función de su proyecto pedagógico y el régimen de estudios, fue reconocer esas trayectorias previas y así los jóvenes que ingresaron pudieron hacer procesos de aceleración.

En este sentido, la coordinadora del Programa Institucional de Formación Pre-universitaria de la UNQ, Gisela Andrade, explicó que “los procesos de aceleración quieren decir que se pudieron reconocer esas trayectorias y esto les permitió a algunos terminar al quinto año de haber ingresado a la escuela, más allá de los seis años que implica la formación, con trayectos académicos superadores”.

El proyecto de la escuela pretende dar cuenta de un formato escolar que pueda responder a las necesidades de la comunidad. En este sentido, la estructura de la escuela no está enfocada sólo en lo académico sino también en lo socioeducativo de manera que los aprendizajes de los alumnos sean posibles.

Débora Schneider, Directora de la ESET, se mostró muy orgullosa de esta cohorte y la institución educativa: “Toda la escuela universitaria, su estructura, su dinámica, está pensada para favorecer estos aprendizajes. Los estudiantes tienen coordinadores de cursos que acompañan la trayectoria escolar y contamos con un fuerte equipo de orientación que también hizo posible el desarrollo académico. Estamos muy orgullosos”, destacó la Directora.

Hoy la escuela tiene cerca de 400 alumnos y espera incrementar la matrícula con la incorporación de cuatro cursos más entre el próximo año y el siguiente, que completarán la población escolar.

Doce estudiantes ya están inscriptos en carreras de la UNQ para el próximo año, mientras que también hay otros que desean cursar en otras universidades locales.

Fuente-Universidad Nacional de Quilmes


VOLVER