Venezuela entrega nota de protesta a Estados Unidos por planes golpistas

Canciller de Venezuela entrega nota de protesta a EE.UU.

Este jueves, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, se reunió con el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos (EE.UU.) en el país suramericano, James Story, para hacerle entrega de una nota de protesta respecto a los recientes planes golpistas del Gobierno de Donald Trump contra la nación venezolana.

El documento entregado a Story rechaza “las ingerencias de él en su condición de encargado de negocios y las intromisiones y opiniones sobre la política venezolana interna”, exigiéndole al diplomático modificar su actitud, contó Arreaza en declaraciones posteriores.

Asimismo, el canciller reiteró que la intención de Venezuela es sostener el diálogo con EE.UU. , sugiriendo incluso una reunión con agenda abierta entre los presidentes de ambas naciones, Nicolás Maduro y Donald Trump. “Lo mejor que pudiese hacer (James Story) es procurar los canales de dialogo con EE.UU., esperamos que así sea, sentarnos como pauses civilizados, respetuosos con nuestros asuntos internos”, agregó.

Este miércoles, durante una rueda de prensa, el presidente bolivariano Nicolás Maduro denunció que el consejero de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, encabeza un plan de carácter terrorista e injerencista contra el país, con el objetivo de atacar al Gobierno democráticamente electo y al pueblo venezolano a través de un golpe de Estado.

Minutos antes del encuentro con Story, Jorge Arreaza había sostenido una reunión con diplomáticos de las respectivas embajadas en Venezuela de distintos Estados del mundo para denunciar los recientes planes intervencionistas de los Gobiernos de EE.UU. y Colombia.

Telesur


Canciller venezolano llamó a retomar la sindéresis y racionalidad en las relaciones diplomáticas

El canciller, Jorge Arreaza, hizo un llamado a retomar la sindéresis y la racionalidad en las relaciones diplomáticas con la Patria de Bolívar, así lo expresó este jueves, en reunión con el cuerpo diplomático acreditado en Venezuela, a quienes reiteró la denuncia hecha por el Presidente Nicolás Maduro sobre plan desestabilizador que se fragua desde EEUU contra Venezuela y que incluye el asesinato del jefe del Estado y el derrocamiento del Gobierno Bolivariano.

“Hasta en las guerras hay comunicación en las cancillerías, hasta en la Guerra Fría se usaba el teléfono y era respondido tanto en Moscú (Rusia), como en Washington (EEUU)”, recalcó durante su intervención en la sede de la Cancillería venezolana.

El Gobierno Nacional denunció, mediante un comunicado, la “actitud irresponsable” del Gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque, al rechazar la comunicación diplomática con el país. “Bajo el pretexto de aislar a Venezuela, se pretende generar el sufrimiento de un pueblo, si nuestra diplomacia no fuera de paz, no estuviéramos tratando de comunicarnos con funcionarios que se niegan a hacerlo”, aseveró.

Arreaza afirmó que el Gobierno de Venezuela da la bienvenida a cualquier voluntad de diálogo, en paz y en respeto, sin asedio, “sancionan todo lo que diseña el Gobierno Bolivariano para superar el bloqueo, el Petro, el oro, el pueblo venezolano resiste heroicamente el asedio injusto y sin justificación, por diferencias ideológicas, para cumplir con condiciones partidistas internas, de los demócratas en EEUU, en España, en Argentina, en Francia, en Perú”, denunció.

El canciller pidió respeto a la soberanía y autodeterminación de Venezuela, “si nos respetan, tendrán nuestra cooperación, amistad y amor; pero si no lo hacen, esperen la defensa de nuestra soberanía, de nuestro pueblo y territorio”, apuntó.

Denuncia preventiva para la paz y estabilidad de Venezuela
Arreaza explicó que el Gobierno Nacional hace una denuncia, de manera preventiva, “para evitar que corra sangre en este continente, de venezolanos y colombianos, respetar la soberanía de un Estado, debe ser la máxima en las relaciones entre cualquier país”.

Desde EEUU, se planea tomar la Base Aérea Libertador, en Aragua, y la Base Aérea de Barcelona, que contienen equipamiento venezolano para la defensa aérea, “buscan tomar los centros neurálgicos militares en Venezuela, es una denuncia que hacemos con las pruebas en la mano”, fustigó.

Recordó parte de la denuncia del Presidente Nicolás Maduro, este miércoles, en la cual indicó que en EEUU, hay movimientos militares contra Venezuela, en Eglin, contra Bases Aéreas y Militares de Venezuela, además se ha intentado sobornar a militares venezolanos para que se atribuyan un golpe de Estado militar en el país.

“Seguimos en la investigaron y tenemos la seguridad de que la denuncia que se hizo ayer (miércoles) va a evitar que ocurran estos hechos, ojalá que en Estados Unidos, se impongan los sectores que quieren la paz”, exhortó el Canciller.

Precisó que el presidente Trump amenazó militarmente a Venezuela y cada vez que se le pregunta a Boulton, a Tillerson, a Pompeo o a funcionarios de su gobierno, dicen que “todas las opciones están sobre la mesa”; eso significa que la “opción militar también está sobre la mesa”, condenó.

“Solicitamos dar las alertas a sus gobiernos, porque en caso de que se cumpliera algún plan semejante, nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Milicia y pueblo responderían, es lo último que la Revolución Bolivariana, que es de paz, desea; pero si alguna fuerza osara ollar el territorio venezolano, las fuerzas revolucionarias actuarían”, precisó.

Indicó, que los datos son muy certeros y se da la información de manera preventiva, “todo apunta a Jhon Boulton, asesor de Seguridad de EEUU, quien impidió que se diera la reunión entre el presidente Trump y el presidente Maduro, hubo reuniones en la Casa Blanca y se impuso el grupo de Boulton, que no se arrepintió de los falsos positivos en Irak y ahora manifiesta la obsesión con Venezuela, la trilogía del mal: Venezuela, Cuba y Nicaragua, ofrecen leyes contra Venezuela en EEUU para buscar votos”.

Conspiración desde Colombia
En el municipio Tona, en Toledaima, 754 hombres se entrenan para ejecutar acciones militares contra Venezuela y generar un falso positivo, para provocar una situación de conflicto entre Venezuela y Colombia, a fin de justificar una intervención militar, denunció el canciller.

Afirmó que si el Gobierno de Colombia, “con todas las diferencias que hay, tuviera la voluntad de evitar un conflicto, hubiese iniciado una investigación al respecto, no tenemos ningún tipo de información sobre lo que esta haciendo Colombia, ojalá no esté involucrado en estos hechos”.

Arreaza condenó que el canciller de Colombia en el país, Carlos Holmes, no recibe comunicaciones ni llamadas del Gobierno de Venezuela, que le ha enviado cuatro cartas, sin recibir respuesta. Recordó que ambos países comparten una extensa zona fronteriza y actualmente, hay más de 6 millones de colombianos en Venezuela y 1 millón de venezolanos en Colombia, por lo que es necesario mantener la comunicación constante, ante lo cual, pretender crear un cerco diplomático no es racional.

Señaló que hay gobiernos que desconocen las elecciones en Venezuela, “como si tuvieran facultad para hacerlo, desde el Grupo de Lima, etc., donde hubo acciones para tratar de impedir las elecciones presidenciales”, al respecto, el canciller enfatizó que “aquí hay una Constitución, hay leyes, hay un gobierno”.

Recordó el reciente atetando de magnicidio frustrado, con drones, y afirmó que la investigación realizada develó, por los chips de los drones, desde dónde se dirigían estos, y se determinó que los ejecutores del hecho se entrenaron en Colombia, municipio Chinacote, departamento de Santander. Denunció que el Gobierno Nacional solicitó la extradición de responsables, entre ellos, Osman Delgado, protegidos en Colombia, Perú y Estados Unidos, sin recibir respuesta alguna.

Diplomacia de Paz
Arreaza aseguró que el Gobierno de Venezuela quiere tener las mejores relaciones diplomáticas con todos los países del mundo, pero aclaró que si deciden quedarse en el país, debe ser bajo el principio del respeto y la soberanía. “Venezuela exige respeto, que sean las relaciones civilizadas las que se impongan”, exhortó.

Reafirmó que el Gobierno Nacional valora sostener relaciones diplomáticas de igualdad y respeto con sus pares, “ojalá podamos coexistir, tener relaciones civilizadas, comunicarnos con todos los países del mundo, EEUU, Colombia”.

El canciller aclaró que el Gobierno de Venezuela no desea que ningún funcionario diplomático se retire del país, pero explicó que “el Estado que quiera retirar a su embajador, cuerpo diplomático y consular de Venezuela, puede hacerlo, pero debe llevarse hasta el último funcionario, ojalá, quien haya pensado en semejante acción, lo considere”, instó el canciller.

Finalmente, agradeció su presencia a todos los funcionarios diplomáticos y los instó a que “transmitan que Venezuela no quiere una guerra con nadie, y menos con Colombia”.

Aseguró que el proyecto histórico del Libertador Simón Bolívar, de unir toda la región en una gran potencia y una gran nación, en el Congreso de Panamá, terminará por imponerse, “porque está en los genes y escrito en la historia de Nuestra América, a pesar de las divisiones que los factores imperialistas han impuesto históricamente entre nuestros gobiernos”.

Minci


Comunicado Oficial de la Cancillería


Presidente Maduro denunció plan magnicida que involucra a Duque, Bolsonaro y John Bolton

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, amplió detalles este miércoles en una rueda de prensa con medios nacionales e internacionales sobre un plan de golpe de estado en su contra, gestado desde la Casa Blanca para asesinarlo e instalar en el país “un Consejo de Gobierno transitorio”. Denunció que John Bolton, Consejero de Seguridad Nacional de la administración Trump, fue designado jefe del Plan Venezuela, quién actúa con la complicidad de Colombia para realizar este golpe de estado.

“Hoy vengo otra vez a denunciar el complot que desde la Casa Blanca se prepara para violentar la democracia venezolana, para asesinarme y para imponer un gobierno dictatorial en Venezuela”, denunció Maduro.

“Ha sido designado el señor John Bolton nuevamente, como jefe del complot para llenar de violencia a Venezuela y para buscar una intervención militar extranjera, un golpe de Estado, asesinar al Presidente Maduro e imponer lo que llamaban ellos un ‘consejo de gobierno transitorio’. Lo estoy diciendo para develar sus planes”.

John Bolton es un diplomático estadounidense que se ha desempeñado en varias administraciones presidenciales republicanas y actualmente es el Consejero de Seguridad Nacional de la administración de Donald Trump. Está involucrado en una amplia variedad de centros de investigación e institutos de política conservadores, incluido la cuestionada Asociación Nacional del Rifle (NRA), el American Enterprise Institute (AEI), el Instituto Judío para Asuntos de Seguridad Nacional (JINSA), el Project for the New American Century (PNAC), Institute of East-West Dynamics y el Council for National Policy (CNP), varias de estas organizaciones de “tanques pensantes”, generadoras de pensamiento y de intelectuales de derecha.

Bolton es considerado un “halcón de guerra” neoconservador de extrema derecha. Ha sido partidario de “cambios de régimen” en países como Irán y Corea del Norte, y ha solicitado enfáticamente finalizar los tratados con Irán en torno a armas nucleares. Apoyó la invasión a Irak y aún hoy respalda la posición que tuvo en aquel momento. También apoyó acciones militares en Siria, Libia e Irán.

Denunció Maduro que Bolton alega que “él puede decidir por su cuenta todo lo que haya que decidir, y en el caso de Venezuela, él dice que va a derrocar al gobierno de Venezuela”. Señala Maduro que “ha convertido a Colombia en la base de operaciones de estos planes enloquecidos y llenos de odio, ¡que tengan la seguridad de que vamos a derrotar!”.

“Las denuncias son muy graves. La información proviene de varias fuentes distintas y se cruza“, señaló Maduro. “Si en Estados Unidos hubiera de verdad justicia, el Congreso debería investigar a fondo esto, al igual que la prensa; ellos tienen formas y fuentes para confirmar todo esto. No estoy hablando por hablar, y no voy a hablar después de que sucedan cosas. Hablo antes, para alertar al país y decirles que estamos de pie, no vamos a retroceder, no nos vamos a arrodillar, no nos vamos a rendir, vamos a combatir y le vamos a garantizar a Venezuela la paz y la democracia”.

Maduro indicó que no tiene duda que el plan también incluye guerra psicológica para amedrentar a los venezolanos, pero él también tiene fe infinita en la serenidad y la moral del pueblo venezolano y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. “Si un 11, 12 y 13 de abril de 2002 el pueblo en contrataque derrotó un golpe ya consumado, ¡ustedes ni se imaginan lo que somos capaces de hacer hoy, que estamos mejor preparados, organizados y con más compromiso que nunca! ¡Ni se imaginan lo que somos capaces de hacer!”.

Más de 700 paramilitares entrenan en Colombia

Indicó el Presidente venezolano que Bolton ha hablado de “un plan que ya está en desarrollo para asesinarme” y que hay varios lugares donde se están entrenando fuerzas mercenarias y paramilitares, junto a Colombia.

“El gobierno de Colombia de Iván Duque, que no quiere relaciones diplomáticas, políticas ni de comunicación con el gobierno legítimo de Venezuela, es cómplice del plan de John Bolton para traer violencia a nuestro país, y así lo denuncio. Y nuestra Fuerza Armada Nacional Bolivariana tiene que estar cada vez más preparada para garantizar la estabilidad, la integridad y la paz del país, ante cualquier amenaza”.

Denunció Maduro que en el municipio Tona, en Norte de Santander, Colombia, se está entrenando un grupo paramilitar denominado “el G-8” o “los gochos”. Indicó que son 734 mercenarios, incluyendo colombianos y venezolanos, para en cualquier momento hacer acciones de falsos positivos y bandera falsa, simular “ataques como si fueran de fuerzas venezolanas contra unidades militares en la frontera e iniciar una escalada violenta que confunda a la opinión pública y justifique cualquier otra acción de escalada militar contra Venezuela”.

Indicó Maduro que, si el gobierno colombiano tuviera buena fe, podría investigar y capturar “en menos de una hora” a los mercenarios que se están entrenando en este municipio colombiano.

El Presidente venezolano también denunció la base áerea de Tolemaida en Colombia, una de las 7 bases que Estados Unidos mantiene en dicho país, donde se estaría entrenando otro grupo de mercenarios para atacar a Venezuela.

Desde la base Eglin de Estados Unidos

También denunció que un grupo importante de fuerzas de comando se entrenan en territorio estadounidense, en la base Eglin de la Fuerza Aérea estadounidense, ubicada en el estado de Florida, a 5 kilómetros al suroeste de Valparaiso en el condado de Okaloosa. Allí “se están entrenando grupos de fuerzas especiales para una agresión quirúrgica contra bases aéreas y militares venezolanas. Su objetivo es desembarcar, tomar y neutralizar la base áerea Libertador de Palo Negro, la base naval de Puerto Cabello y la base aérea de Barcelona”.

Indica que también desde Estados Unidos se ha aumentado el dinero de partidas secretas dirigida al soborno y quiebre de oficiales venezolanos, para que se pronuncien contra el gobierno venezolano. “Han aumentado la cifra de 40 millones a 120 millones de dólares”. Asegura que, si esto se investigara con seriedad, encontrarían las manos de John Bolton en estos recursos.

También denunció Maduro que el coronel retirado de la Guardia Nacional Bolivariana, Oswaldo Valentín García Palomo, está realizando llamadas desde Colombia ofreciendo grandes sumas de dinero a oficiales venezolanos y sus familias, quienes han hecho la denuncia respectiva ante sus superiores.

Brasil

Señaló que Bolton viajó a Brasil la semana pasada, y que “asignó misiones para provocaciones militares en el sur de Venezuela, en la frontera con Brasil”. Denunció que el gobierno entrante de Jair Bolsonaro está cooperando ampliamente: “Uno es más loco que otro”.

También recordó Maduro que Hamilton Mourao, el nuevo vicepresidente de Brasil que acompaña a Jair Bolsonaro, aseguró ante la agencia Ansa que pronto “habrá un golpe de Estado en Venezuela” y que, al ejecutarse, las tropas de Brasil actuarán en Venezuela como “tropas de paz” enviadas por las Naciones Unidas.

“Declarar lo que el ha declarado es cosa de locos”, señaló el Presidente Maduro. “Decir que una fuerza militar brasileña va a ingresar a Venezuela es de locos. ¿Qué creen ustedes? ¿Que esta tierra no tiene quien le duela, no tiene quien la defienda? ¿Que no tiene pueblo y no tiene fuerza armada? ¡Que nos e equivoquen nunca, porque les vamos a dar una lección que no van a olvidar en mil años! ¡Les vamos a dar una lección de dignidad y de fuerza también a los locos de la ultraderecha, sean de Brasil, de Colombia o de donde sean!”, exclamó indignado.

“Me imagino que ese loco cobarde va a venir enfrente de las tropas”, dijo Maduro en torno a Mourao. “Entre brasil y Venezuela va a haber paz y cooperación, más allá de lo que ustedes piensen”. Destacó que el pueblo de Brasil e incluso altos oficiales de ese país le han manifestado que no se van a prestar para esos planes.

El presidente de Venezuela indicó que Venezuela no se va a retrotraer a los siglos XIX y XX, a los tiempos del colonialismo o del neocolonialismo, pretendiendo que Venezuela se arrodille. “No nos arrodillamos. No nos rendimos, ni hoy ni nunca, ¡que lo sepa el Imperio norteamericano y la Casa Blanca!”.

Diálogo con Trump

Reiteró sus invitaciones al diálogo y reiteró su invitación al mandatario de los Estados Unidos, Donald Trump. “El único requisito es el respeto; de resto, podemos hablar lo que usted quiera, donde usted quiera y cuando quiera”, destacó. Llamó a Trump a pasar la página del conflicto y la conspiración permanente, y “ojalá algún día podamos tener relaciones de respeto” con el pueblo de los Estados Unidos.

Grupo de Lima

Interrogado sobre las acciones del llamado Grupo de Lima amenazando con romper relaciones diplomáticas, Maduro respondió: “Los gobiernos, que hagan lo que quieran. Si se quieren ir de Venezuela con sus embajadores, ¡que se vayan todos, ya! ¡Que se vayan! A Venezuela no la va a chantajear nadie. Quien se quiera ir con su embajador, ¡allí está el aeropuerto de Maiquetía! Y el que se quede, que lo haga respetando a Venezuela”. Indicó que el país tiene suficientes amigos en el mundo, incluyendo grandes potencias, que “nos respetan, nos apoyan y nos quieren”.

También respondió a las quejas del gobierno estadounidense por la visita de aviones de la Fuerza Aérea Rusa para ejercicios combinados con Venezuela. “Estados Unidos, que tiene más de 700 bases militares del mundo y el presupuesto militar más grande del mundo, con 40 millones de pobres, viene a decir que nosotros (el presidente Putin y yo) malgastamos el dinero porque tenemos cooperación militar. ¡Eso se llama inmoralidad!”. Señaló que, si Estados Unidos dedicara el 10% de su presupuesto militar anual a gastos sociales, en 5 años acabaría con la pobreza en África.

El Presidente expresó que será Presidente al menos hasta el 10 de enero de 2025, y que cumplirá las expectativas del consenso de las fuerzas revolucionarias venezolanas y del pueblo.

Maduro señaló que este jueves se realizará un evento en el marco del Plan de Recuperación Económica donde hará “anuncios muy importantes”.

Alba TV

VOLVER