Argentina | Piden declarar emergencia nacional por violencia de género: ya hubo 20 femicidios en 2019

Piden declarar la emergencia nacional en violencia de género: hubo 20 femicidios en 2019

Los números de la violencia contra las mujeres no dan respiro: en lo que va del 2019, apenas 29 días desde que empezó el año, ya se registraron al menos 20 femicidios.

En los últimos días, los medios difundieron sin descanso las imágenes de Angelina Cáceres de 12 años desaparecida en Chaco, y de Gissella Solís Calle, y ambas como tantas otras fueron encontradas sin vida.

Es por esta situación que la organización feminista Mujeres por la Matria Latinoamericana (MuMaLá) lanzó una petición mediante un documento escrito para pedir la Declaración de Emergencia Nacional de género de Marzo 2019 a Marzo 2021, con propuestas para que las autoridades declaren dicho estado y actúen en consecuencia.

Morir por ser mujer: por qué no bajan las cifras de femicidios

Desde esta misma organización relevaron además que, desde el 3 de junio de 2015, hasta el 29 de mayo de 2018 se registraron 871 femicidios en todo el país, un total de 24 travesticidios y el 10% de las víctimas tenía medidas de protección dictadas por la Justicia.

El pedido ya cuenta con más de 28 mil firmas, y se suma al reclamo colectivo de “Ni una menos”, que desde la primera movilización el 3 de junio de 2015 en Plaza del Congreso pide que cesen los femicidios, que en Argentina se cobran una vida cada 29 horas.

Los puntos que forman parte del petitorio —que será enviado en los próximos días al Congreso nacional— plantean una serie de medidas, como también el “monitoreo posterior a su implementación y la evaluación de los resultados de las mismas”, entre las que se encuentran:

  • Aumento presupuestario para el abordaje de las violencias al INAM;
  • Definir que el 10 % del presupuesto de cada ministerio se destine a políticas hacia la igualdad de oportunidades y derechos entre varones, mujeres e identidades disidentes (PIOD);
  • Monitoreo del plan de desarme de los integrantes de fuerzas de seguridad con antecedentes en violencia de género; impulso de protocolos provinciales en el mismo sentido;
  • Aplicación urgente de dispositivos electrónicos para agresores sexuales y agresores que incumplen medidas judiciales;
  • Asignación para víctimas de violencia (AVV); becas; rentas para alquiler; -Creación en el territorio nacional de juzgados y fiscalías especializadas en violencias de género;
  • Implementación del patrocinio jurídico gratuito;
  • Aportes a las provincias para creación y fortalecimiento de áreas de políticas de género, así como a organizaciones de la sociedad civil: sindicales, vecinales, clubes, espacios culturales, etcétera;
  • Incorporar la perspectiva de género en el registro estadístico nacional de seguridad, desarrollo social, trabajo, producción, hábitat, población, entre otros (observatorio);
  • Implementación federal del programa de creación de casas de protección para mujeres en situación de violencia y riesgo de vida;
  • Implementación real y efectiva de la educación sexual integral (ESI) en los distintos niveles educativos;
  • Creación de equipos interdisciplinarios de acompañamiento a víctimas de violencias en el territorio nacional;
  • Urgente implementación de la Ley Micaela de formación obligatoria con perspectiva de género para efectores judiciales, de salud, educación y seguridad.

Perfil


Hallaron el cuerpo de Gissella Solís

El cuerpo de Gissella Solís Calle, la odontóloga de 47 años que fue vista por última vez hace 14 días, fue encontrado ayer semienterrado a la vera de un arroyo cerca del Camino Negro, en la localidad bonaerense de Villa Elisa. La policía halló el cuerpo a primeras horas de la mañana, luego de haber analizado imágenes de las cámaras de la Autopista Buenos Aires-La Plata. Horas después, la familia Solís Calle confirmó la noticia. El principal sospechoso es la expareja, que se suicidó la semana pasada, y los investigadores no descartan la existencia de un cómplice.

“No dejamos ni un minuto de buscarla”, aseguró el jefe de la Bonaerense, Fabián Perroni. El funcionario explicó que demoraron dos semanas en encontrar el cuerpo de la odontóloga porque “el área de búsqueda era muy grande” debido a “la movilidad” del presunto femicida Abel Casimiro Campos, en las horas posteriores a la desaparición de la mujer.

El cuerpo de la odontóloga fue encontrado a 2800 metros de la bajada de la autopista. Perroni confirmó que estaba enterrado y envuelto en una sábana y que este dato coincidía con la ausencia de ropa de cama registrada en la casa de la odontóloga luego de ser denunciada su desaparición.

Horas después, la familia Solís Calle confirmó que el cuerpo era de Gissella. “Yo la quería encontrar viva, esa era mi ilusión. La encontré, pero la encontré muerta”, lamentó Mariela, la hermana de la odontóloga. La mujer, que había estado más temprano en el rastrillaje, agradeció el acompañamiento de la policía, la Justicia y los medios de comunicación. “Este desgraciado mató a mi hermana y destrozó a mi familia”, dijo al borde del llanto a los canales de televisión.

Perroni aseguró que lograron encontrar el cuerpo de la odontóloga después de analizar las imágenes de las cámaras de la Autopista Buenos Aires-La Plata que captaron a la camioneta de Casimiro Campos horas después de la desaparición de Solís Calle. Según el jefe de la Bonaerense, la dificultad en hallar el lugar exacto residió en que el sospechoso “andaba por varios lugares, varias ciudades”. “Si bien la búsqueda era incierta porque no había hechos puntuales, rápidamente se analizaron teléfonos, cámaras de seguridad de La Plata, de Ensenada y de todos los municipios donde esta persona andaba con su camioneta, donde vivía y donde vivía Gissella”, indicó.

Hasta ahora, ya se habían realizado seis rastrillajes en diferentes zonas de la provincia de Buenos Aires. El del lunes se desplegó en el barrio El Dique, a unas diez cuadras del domicilio de Gissella, en la localidad de Berisso. Buscaban indicios en los alrededores del canal del Río Santiago, en cercanías de la planta que posee la empresa YPF.

El jefe policial contó que hubo una gran cantidad de llamados al 911 para brindar datos sobre el caso, aunque algunos eran “inciertos” porque “no daban un aporte fehaciente”, mientras que otros “había que chequearlos”. “A esto se llegó a través del análisis de las cámaras”, detalló y agregó que esas imágenes fueron tomadas el mismo 16 de enero. Perroni destacó “todos los análisis de teléfonos, de las cámaras, de los testimonios y de lo que indicó la fiscal”, al tiempo que señaló que “va a surgir de la reconstrucción del hecho y de las pruebas recolectadas si participó el imputado únicamente o si contó con la colaboración de otra persona”.

El principal y único sospechoso del crimen es Abel Casimiro Campos, pareja de la odontóloga hace seis años. El hombre se suicidó el lunes de la semana pasada en un hotel en el centro de La Plata antes de prestar declaración por la desaparición de Gissella. Según la familia Solís Calle, la odontóloga de 47 años desapareció el miércoles 16 de enero después de una fuerte discusión con Casimiro Campos a causa de la “doble vida” que él llevaba hace tres años. En la causa se acreditó que ese último fin de semana el hombre estuvo junto a su esposa y sus hijos en la ciudad bonaerense de Lobería.

Perroni informó que el cuerpo de la odontóloga fue trasladado a la morgue judicial de la ciudad de La Plata donde se practicará la autopsia que certificará cómo fue asesinada.

Página12


VOLVER