Colombia: Comisión de Paz del Senado pide protección para líderes sociales tras seis crímenes en 2019

El nuevo año arrancó con una preocupante cifra de asesinatos de líderes sociales: van seis en apenas ocho días de lo que va del 2019. Por eso, La Comisión de Paz del Senado lanzó este martes una voz de alerta e hizo un fuerte llamado al Gobierno Nacional para evitar que más casos se registren este año.

Durante los primeros días de este año fueron asesinados los líderes sociales Gilberto Valencia, Jesús Perafán, Wilmer Miranda, Wilson Pérez y Marizta Quiroz, así como el  integrante del partido Farc, Salomón Pulido.

“Alertamos especialmente sobre la grave situación de amenazas en territorios de los departamentos del Cauca, donde ya van 46 asesinatos, entre campesinos e indígenas; Choco, Caquetá, Norte de Santander, Antioquia, Córdoba, Cesar, Meta, Nariño, Sucre y Putumayo, que ameritan un informe y un plan de choque eficaz de la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio de la Defensa y otras instancias del gobierno y el Estado colombiano”, detalló la Comisión de Paz en un comunicado.

En este sentido los congresistas exhortaron a las autoridades a proteger a los líderes y comunidades amenazadas, a cumplir con las garantías constitucionales y con las medidas previstas en el acuerdo de paz para las comunidades campesinas con el fin de impedir que bandas criminales y narcotraficantes copen y controlen los territorios en los cuales tenía presencia la exguerrilla de las Farc.

Estos casos ameritan un informe y un plan de choque eficaz de la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio de la Defensa y otras instancias del gobierno y el Estado colombiano

“Consideramos que este es un atentado contra el proceso de paz, dado que se está haciendo daño y se está buscando eliminar de manera sistemática a quienes están participando en la implementación de los acuerdos de paz”, dijo el senador Iván Cepeda, miembro de esta célula legislativa.

En noviembre del año pasado el Gobierno Nacional lanzó el Plan de Acción Oportuna de Prevención y Protección (PAO) para proteger a quienes están expuestos a amenazas en sus comunidades por parte de grupos al margen de la ley.

Básicamente lo que busca el PAO es realizar acciones articuladas por parte de todas las fuerzas del Estado para prevenir y dar respuesta a las situaciones de violencia contra defensores de derechos.

Entre las medidas que se contemplan se encuentran focalizar la atención en municipios con entornos criminales, promover programas de protección y autoprotección para los líderes, así como establecer un enfoque diferencial, de equidad, étnico y territorial. Según el director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), el Gobierno está, “pero hay que entender que este plan que fue expuesto por el presidente comienza hasta ahora su implementación”.

Debido a esta situación, la Procuraduría le pidió este martes al Gobierno convocar “de manera urgente” la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, junto con la sociedad civil y las organizaciones sociales que tienen asiento en esta instancia.

El Tiempo


Seis líderes sociales asesinados en la primera semana de 2019 – Por El Espectador