Colombia: estudiantes vuelven a las calles contra la represión y los asesinatos de líderes sociales

Conozca las rutas de las marchas estudiantiles

Las movilizaciones programadas para este jueves 17 de enero, son iniciativa del movimiento Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior quienes han enfocado la protesta en rechazar las supuestas acciones violentas perpetradas por el ESMAD contra ellos, en medio de las marchas realizadas desde el pasado 11 de octubre y que buscan presupuesto para la educación superior pública.

Estas protestas se llevarán a cabo en las principales ciudades del país, con diferentes puntos de encuentros, horarios de salida y tendrán al final varios actos conmemorativos para llamar la atención por los asesinatos de líderes sociales en el país y la situación registrada en la última movilización en donde el estudiante de Popayán, Esteban Mosquera perdió su ojo izquierdo en medio de disturbios con el ESMAD.

Ellos concretamente piden el Escuadrón Antidisturbios de la Policía sea desmontado por las supuestas represiones de parte de estos uniformados contra la ciudadanía, durante las manifestaciones realizadas en varias jornadas, durante casi dos meses, el año pasado.

Caracol


Claves para entender el movimiento estudiantil

La Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (UNEES) convocó para este jueves una nueva marcha, la primera del año. Sin embargo, con esta movilización han surgido varios interrogantes. ¿Por qué salen los estudiantes de nuevo a las calles cuando ya se había logrado un acuerdo con el Ministerio de Educación? ¿Con esta marcha se puede perder el amplio respaldo ciudadano que lograron tras meses de protestas?. En esta ocasión hay varios puntos por aclarar.

El primero, como contaron Valentina Ávila, vocera de la UNEES, y José Cárdenas, vocero de la ACREES, es que los motivos que impulsan la protesta de este jueves son muy diferentes a sus reparos frente al presupuesto para la educación. La razón por la que deciden salir a las calles es protestar por el desmonte definitivo del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad).

Los alumnos no olvidan la muerte de Miguel Ángel Barbosa y Nicolás Neira, ni el más reciente suceso: la pérdida del ojo de Esteban Mosquera. “Sin derecho a la vida no puede haber educación”, dice Ávila. Aunque en esta movilización no participarán miembros de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (Acrees), José Cárdenas, vocero, dice que se solidarizan con las víctimas y que rechazan el accionar del Esmad.

Lo segundo que advierten ambas organizaciones es que esta marcha no pone en riesgo lo logrado con el Gobierno Nacional porque ya está firmado el presupuesto base. Aclaran que aún faltan dos ejes por tratar en la Mesa de Negociación, aunque la base presupuestal era lo más importante; solo era el comienzo.

Un punto más que vale la pena aclarar es que esta marcha no tiene ninguna relación con el paro que aún continúa en algunas universidades, ni con los temas a tratar en la Mesa de Negociación.

UNEES: la reactivación del movimiento estudiantil

Ningún grupo de estudiantes en el país había logrado algo similar a lo que consiguió la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) en noviembre de 2011, cuando la presión de los estudiantes llevó al entonces presidente Juan Manuel Santos a echar para atrás su reforma a la Ley 30 de educación superior. A pesar de sus logros, esta organización se invisibilizó hasta su disolución.

En octubre de 2017, no obstante, los alumnos de las universidades públicas decidieron reactivar el movimiento. El Primer Encuentro Distrital Ampliado fue el reencuentro de los estudiantes tras el fin de la MANE y el punto de inicio de la Unión Nacional de Estudiantes de la Educación Superior (UNEES). No es un movimiento u organización, sino una plataforma. Julián Báez, representante de la Universidad Distrital y miembro de la UNEES, explica que su objetivo es “recoger en un escenario a todos los estudiantes del país, para articular a las universidades, las instituciones técnicas y tecnológicas y el SENA”. Esa postura incluyente y descentralizada es lo que hace que la UNEES cuente con el respaldo del grueso del estudiantado.

La ACREES, en defensa de la educación superior pública

En los últimos años, en la sede central de la Universidad Nacional, los representantes estudiantiles de esta institución han realizado varios encuentros para discutir diferentes problemas académicos. En uno de esos debates surgió el tema del movimiento estudiantil. Plantearon una organización gremial que tuviera una estructura y sus respectivos estatutos.

Tras varias reuniones, decidieron crear una asociación que agremiara a todos los representantes estudiantiles de la educación superior pública. Así fue como, en octubre de 2015, nació la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de la Educación Superior (ACREES). Su comité ejecutivo nacional cuenta con 38 miembros.

José Cárdenas, su secretario general, dice que su principal objetivo es “la defensa de la educación superior pública como derecho. Buscamos el reagrupamiento de un amplio sector representativo de las universidades e instituciones técnicas y tecnológicas del país”.

¿En qué va la mesa de negociación?

Tras varias movilizaciones y 22 días de paro, el 1° de noviembre de 2018 la ministra de Educación, María Victoria Angulo, accedió a sentarse a la mesa con los estudiantes para llegar a acuerdos en tres ejes: financiero, normativo y democracia y autonomía. El acuerdo al que se llegó solo cubre el primer punto, pero las discusiones en los otros dos siguen abiertas.

Julián Báez explica que en el tema normativo buscan discutir temas como la Ley 30, de la que piden una reforma estructural, o la Ley 1911. Además, hablarán sobre las normas que regulan la acreditación de las instituciones de educación superior. “Como la UNEES agrupa a las instituciones públicas y privadas, proponemos la revisión a las leyes que estructuran el alza indiscriminada de matrículas”, aclara Ávila. (Lea también: Así sería la metodología de la mesa de negociación entre estudiantes y Gobierno)

En cuanto a la autonomía y democracia, dicen que han pedido mayor participación estudiantil en los estamentos y decisiones de gobierno universitario.

¿Continuará el paro nacional?

Aunque el paro nacional comenzó el 10 de octubre del año pasado con la primera movilización de los estudiantes, la asamblea estudiantil de cada universidad es autonoma para decidir cuándo regresan a clases y en qué condiciones. Cárdenas (Acrees) afirma que las organizaciones y los voceros firmantes del acuerdo se comprometieron a socializarlo y defenderlo, algo que llevan haciendo durante dos semanas.

Ávila (UNEES) dice que el 25 de enero habrá un encuentro nacional para tomar una decisión frente al paro.

Movilización de este jueves, en contra del ESMAD

El motivo principal de la nueva movilización convocada por la UNEES será el desmonte definitivo del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD). Buscan protestar, según ellos, contra las violaciones sistemáticas a los derechos humanos que ha cometido este organismo. Esta idea no es nueva. En la discusión del Código de Policía de 2016 el exrepresentante a la cámara Alirio Uribe lideró una propuesta que buscaba regular y limitar la fuerza del ESMAD. Según datos del Centro de Investigación y Educación Popular (CINEP), entre 2002 y 2014 se registraron 448 casos de agresiones a civiles que al parecer fueron responsabilidad del escuadrón. De estos casos, 137 son de personas heridas, 91 detenciones, 107 amenazas y 13 acciones extrajudiciales.

Ambos movimientos están de acuerdo en que esta nueva movilización no pone en jaque los acuerdos alcanzados con el Gobierno. Creen, además, que de nuevo contarán con el apoyo de la ciudadanía en estas nuevas movilizaciones.

Marchas durante 2019

Los voceros de la UNEES aseguran que se seguirán movilizando todo el año pues se viene la discusión del Plan Nacional de Desarrollo. En la asamblea del 25 de enero decidirán el cronograma de las marchas.

“[El gobierno] nos debe dar garantías y acompañar en la mesa de diálogo.”, dice Julián Báez, quien enfatiza que ninguna de las movilizaciones de este año pondrá en duda lo pactado con el gobierno de Duque.

En cuanto a la ACREES, por el momento, no tienen definido si van a realizar nuevas marchas. Explican que están enfocados en las asambleas.

El Espectador


VOLVER