Crisis en Nicaragua: la Unión Europea anuncia nuevas sanciones contra el gobierno

Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, confirmó que la visita de eurodiputados a Nicaragua, que iniciaba este jueves, fue suspendida por disposición del mandatario Daniel Ortega. Tajani avisó que habrán inminentes sanciones de la Unión Europea (EU) contra el Gobierno nicaragüense.

Los ministros europeos realizarán su reunión mensual y se espera una resolución condenando la “represión” contra la sociedad civil en Nicaragua y “ante el deterioro de la situación” de derechos humanos en el país centroamericano, indicó la agencia de noticias EFE.

Durante un discurso pronunciado en la convención nacional del Partido Popular de España (derecha), desarrollada en Madrid este fin de semana Tajani refirió que “Hay otro dictador en Nicaragua, el señor (Daniel) Ortega también va por mal camino. Ayer (sábado) canceló una visita de eurodiputados prevista (esta semana), esto es inaceptable. Llegarán pronto las sanciones contra la dictadura en Nicaragua, lo digo aquí alto y claro, no nos vamos a quedar callados y vamos a reaccionar”.

En cuanto a la reunión del Consejo de ministros del Exterior, se prevé aprobar conclusiones en las que condenarán “firmemente” la “represión de la prensa y la sociedad civil y el uso de leyes antiterroristas para reprimir opiniones disidentes” durante la crisis que en Nicaragua ha dejado cientos de muertos en protestas contra el presidente Ortega, según fuentes de la UE.

En concreto, los ministros expresarán que están dispuestos a “utilizar todos sus instrumentos políticos para contribuir a una salida pacífica negociada a la actual crisis”, así como a “reaccionar a más deterioro de los derechos humanos y el estado de derecho” en Nicaragua.

Diario Metro


Cosep solicita permiso a la Policía para marchar

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Funides), y demás entidades gremiales empresariales asociadas al Cosep, anunciaron a través de las redes sociales que enviaron una carta a la Dirección de la Policía Nacional para solicitar “permiso y autorización” para realizar una concentración este 24 de enero a la 1:30 de las tarde.

“Hacemos del conocimiento público que en correspondencia con el artículo 54 de la Constitución Política de Nicaragua, que establece de forma expresa el derecho de los nicaragüenses a la concentración, manifestación y movilización pública de conformidad con la Ley, procedimos a solicitar permiso y autorización a la Dirección de la Policía Nacional”, dice parte del comunicado publicado en la cuenta de Twitter del Cosep.

La empresa privada también manifestó que la misiva fue enviada a las autoridades competentes y también solicitaron se brinde la protección policial debida, a fin de garantizar la seguridad e integridad física de todos los ciudadanos que participen en la actividad.

Hasta el momento de la publicación de esta nota, la Policía Nacional ha había realizado una contestación a la petición de la empresa privada.

La prohibición de las marchas

El 28 de septiembre de 2018, a través de una orden policial, el régimen de Daniel Ortega amenazó con procesar a las personas y organismos que convocaran a manifestaciones de protesta cívica.

“Serán responsables y responderán ante la justicia, las personas y organismos que convocan a estos desplazamientos ilegales desde los cuales se han promovido y se intenta promover, acciones delictivas, destructivas y criminales”, indica la Policía en una nota de prensa difundida a través de los medios oficialistas.

Paulo Abrao, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), expresó que la decisión policial “limita” el “contenido esencial de los derechos humanos”. “Antes establecieron requisitos innecesarios para el derecho a la protesta y ahora prohíben su propio ejercicio. Si no hay ningún control judicial se instaló un efectivo Estado policial”, advirtió. El mensaje de Abrao fue secundado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

En diciembre de 2018 la Policía Nacional se escudó en un tecnicismo legal para negar al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), el permiso de realizar una marcha este lunes diez de diciembre, con lo que mantiene inalterable la decisión del régimen de Daniel Ortega de impedir cualquier tipo de manifestación ciudadana a toda costa.

El Cenidh introdujo ante las dependencias policiales, una solicitud de permiso para marchar en celebración del 70 aniversario de la promulgación oficial de la carta de Derechos Humanos por parte de la ONU en 1948.

Contaban con que la policía del régimen no podría tildarlos de terroristas, ni de querer dar un golpe de Estado, como lo hicieron con la Unión Nacional Azul y Blanco cuando esta solicitó permiso para realizar una marcha en contra de la violencia hacia las mujeres… pero la Policía lo hizo.

La semana pasada unos jóvenes realizaron un pequeño acto de protesta en las cercanías de La Prensa y El Nuevo Diario. Minutos más tarde la Policía llegó para terminar con la actividad de los muchachos.

La última marcha que se realizó en la capital, fue el 23 de septiembre, para exigir la liberación de todos los presos políticos en Nicaragua. La movilización fue atacada por antimotines y oficiales de la Policía Nacional. En esa actividad, que fue pacífica, murió asesinado el adolescente Matt Andrés Romero.

Confidencial