Ecuador: marcha de trabajadores, colectivos sociales e indígenas contra el ajuste y las privatizaciones

426

Movimiento obrero hace cuatro pedidos al presidente Lenín Moreno

Cerca de las 18:00 de este miércoles, 30 de enero del 2019, la marcha del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) llegó a la Plaza de Santo Domingo, en el Centro Histórico de Quito. Los obreros protestaron en contra de las medidas económicas del Gobierno como el aumento en el precio de los combustibles.

La marcha, que agrupó a distintos sectores sindicales, partió a la 16:00 desde los exteriores de la Caja del Seguro, en la avenida 10 de agosto en el centro norte de Quito. El objetivo era caminar a las inmediaciones de la casa de Gobierno, en la Plaza Grande. Pero, sede antes del inicio de la medida, en ese sector se ubicaron policías. Un grupo llevaba canes y se plantó al pie del Palacio Arzobispal. Además, se bloquearon los accesos peatonales.

Cuatro puntos específicos pidió el movimiento obrero. Primero, la derogación total del decreto con el que el presidente Lenín Moreno normó el alza de los precios de los combustibles y la actualización del costo de algunos derivados de manera mensual. El segundo punto, en cambio, es la solicitud de la renuncia de Santiago Cuesta, consejero de Gobierno, por haber planteado la concesión de empresas públicas.

Mesías Tatamuez, dirigente de la Cedocut, aseguró que la concesión no es más que una privatización, lo que tendría consecuencias graves para la economía del país. Más aún -dijo- en el sector de las telecomunicaciones, en donde está el futuro de la economía a nivel mundial.

En tercer lugar plantearon la defensa de la seguridad social. El FUT rechaza que se estén estudiando como posibles medidas de solución de la crisis del IESS el aumento de los años para la jubilación y la reducción de las pensiones, cuando los principales culpables están libres o prófugos.

También solicitan la ejecución de la ofrecida “cirugía mayor contra la corrupción”, recuperando los dineros que salieron del país a través de la corrupción. José Villavicencio, presidente del FUT, explicó que esta fue sólo la primera de muchas movilizaciones. Y que si el Gobierno no escucha sus pedidos se confirmará un frente de resistencia junto a otros sectores sociales como los indígenas, maestros, estudiantes, entre otros, para radicalizar la protesta social en las calles. A finales de año, los obreros protestaron en contra del alza en el precio de los combustibles. Se autoconvocaron a una convención nacional para el 12 de enero.

Y ese día resolvieron marchar ayer en todo el país. Pero ya no son solo los combustibles las razones. Se sumaron los otros pedidos. Villavicencio no descartó que el movimiento trabajador siga participando en las iniciativas de diálogo nacional del Gobierno, para llegar al denominado acuerdo nacional.

Sin embargo, puso varias condiciones para que esto suceda, por ejemplo, pidió la derogación total del decreto con el que el presidente Lenin Moreno normóla actualización en el precio de los combustible, con el que el precio de algunos derivados se cambia cada mes. También pidió un compromiso por escrito del Primer Mandatario para que no se concesione ninguna empresa pública, caso contrario – dijo- no participarán más en las mesas de diálogo del Régimen y se radicalizarán las protestas en las calles en su contra.

Por ejemplo, seguirán en alianzas con el movimiento indígena que se movilizó a inicios de semana en carreteras de la provincia de Pihincha y también de la zona rural de Cotopaxi. De la movilización de ayer, en Quito, también participaron otros sectores sociales y políticos como el movimiento Pachakutik. También acudió la dirigencia de Unidad Popular, de la Unión Nacional de Educadores, entre otros. Así como dirigentes políticos como Enrique Ayala Mora, Gustavo Terán, Jorge Rodríguez, Blanca Chancoso y María Arboleda.

El Comercio


Sectores indígenas de Chimborazo exigen diálogo con el Ejecutivo

En el salón de la Confederación de Movimientos Indígenas de Chimborazo (Comich), los representantes de 30 organizaciones realizaron un pronunciamiento sobre las medidas económicas aplicadas por el Gobierno Nacional y su postura ante la convocatoria efectuada por la Conaie y Ecuarunari.

Al mismo tiempo, en las calles de Riobamba, integrantes del Seguro Social Campesino marcharon hasta la Gobernación para entregar un manifiesto con peticiones al presidente de la República Lenín Moreno.

Carlos Tagua, presidente de la Comich, señaló que quieren dialogar con el Primer Mandatario, pero no descartan salir a las calles para “que nos hagan caso, somos gente razonable, pero si no nos escuchan buscaremos otras alternativas”.

Entre algunos de los puntos del manifiesto constan el “rechazo al alza del precio de los combustibles; la privatización de los sectores estratégicos y las concesiones mineras, petroleras, e hidroeléctricas”, dijo Tagua.

Además, “rechazar la manipulación política de la Educación Intercultural Bilingüe, rechazar toda forma de corrupción, rechazar la utilización del suero lácteo y el contrabando de la leche que provoca la baja del precio de nuestros pequeños productores”. Entre las propuestas se menciona “facilitar el ingreso al país de la banca internacional para que se genere una sana competencia, a fin de que baje el interés de los créditos.

También exigir el inmediato cumplimiento del decreto 455, es decir la restitución de la educación intercultural bilingüe, y la recuperación del dinero sustraído por quienes estuvieron en el gobierno del expresidente Rafael Correa”. “Nosotros apoyamos a la Conaie y esperamos cualquier resolución. Si tenemos que salir lo haremos, nuestras luchas nunca han sido sin planificación, así que esta vez lo haremos paulatinamente”, acotó Carmen Tiupul, vicepresidenta de la Comich.

Mientras Luisa Loza, gobernadora de la provincia de Chimborazo, recibió a representantes del Seguro Social Campesino que llegaron en una marcha hasta la Gobernación. Allí expusieron sus peticiones y la autoridad se comprometió a que el documento llegue hasta la Presidencia de la República.

El Telégrafo


Sectores sociales y de trabajadores marcharon por las calles de Latacunga <

Los sectores sociales, campesinos, indígenas, trabajadores de los municipios de Pujilí, Latacunga, estudiantes universitarios y maestros realizaron ayer, miércoles 30 de enero del 2019, una marcha por las calles del cantón Latacunga, en la provincia de Cotopaxi. La medida fue adoptada, dijeron sus dirigentes, en rechazo al incremento en el precio de los combustibles y el intento de privatizar los sectores estratégicos del país. Los manifestantes iniciaron su recorrido desde el mercado de El Salto.

Los protestantes con carteles en las manos y gritaron consignas como: ‘Las calles son del pueblo y por eso nos las tomamos’ avanzaron por las calles Félix Valencia y Quito hasta el parque Vicente León, ubicado en el centro de la ciudad. José Tapia, secretaria General del Comité de la Empresa Eléctrica Latacunga, dijo que no están de acuerdo con la concesión del sector eléctrico y de la telefonía. “Creemos que las más pobres pueden ser los perjudicados, puesto que con esta medida pueden incrementarse las tarifas eléctricas y telefónicas”.

También solicitaron que se controle el precio de la leche y que se deje de lado el uso del suero y se dé paso al transporte comunitario. Por unos momentos los manifestantes cerraron la circulación vehicular en el cruce de las avenidas Eloy Alfaro y el puente 5 de Junio. No se presentaron enfrentamientos con la Policía Nacional, pese a que se encendieron neumáticos. Jaime Vargas, presidente de la Conaie, indicó que el mayor pedido es que disuelvan las medidas económicas adoptadas porque no afectan a la población.

“Haciendo un análisis económico vemos que si están afectando al transporte comunitario. Además, nos oponemos a la privatización de las áreas estratégicas. No es posible que se castigue de esta forma al pueblo luego de 10 años de saqueo”. Anunció que las jornadas de protestas se mantendrán en el país hasta que se revean las medidas adoptadas.

El Comercio

Más notas sobre el tema