El Consejo de Seguridad de la ONU pide al gobierno colombiano que retome los diálogos con el ELN

Consejo de Seguridad de la ONU pide a Colombia insistir en búsqueda dialogada de la paz

En sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, citada para este miércoles en Nueva York (EE.UU.), los países miembros del máximo organismo de Naciones Unidas reiteraron su solidaridad con Colombia tras el atentado perpetrado por la guerrilla del Eln en la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander. Aunque se esperaba que los representantes de los Estados presentes se pronunciaran sobre la decisión del gobierno de Iván Duque de desconocer los protocolos pactados en caso de una ruptura de diálogos con el grupo armado, ninguno manifestó su apoyo o rechazo a la postura adoptada por Colombia.

En lo que sí coincidieron los miembros del Consejo de Seguridad fue en la necesidad de mantener la búsqueda dialogada del conflicto armado, al punto de insistir en que los diálogos con el Eln se deben mantener, tras destacar los resultados que, según dijeron, trajo la firma del Acuerdo de Paz con la hoy desarmada guerrilla de las Farc. “El atentado indica la importancia del fin del conflicto con las Farc y de sacar adelante la labor de aplicar el Acuerdo de Paz, haciendo hincapié en su aplicación. Ha sido un placer para el Consejo de Seguridad apoyar a Colombia en este proceso, es vital para ayudar a Colombia a lograr su éxito y como país les prometo de que vamos a asegurarnos de que así siga siendo”, dijo el representante del Reino Unido, miembro permanente del Consejo de Seguridad.

Alemania, miembro no permanente de la ONU, se sumó a las palabras del representante británico y aunque recordó que el presidente Duque dijo “basta ya” tras los atentados que dejaron 21 víctimas mortales y varias decenas de heridos, fue enfático en afirmar que “no hay que caer en la trampa de quienes ahora quieren que haya una especie de escalada de violencia. No creemos que haya más alternativa que el proceso político y, en este contexto, quiero hacer llamado al Eln a que ellos sean quienes tomen la primera medida con la liberación de todos los secuestrados”, señaló el vocero de Alemania.

A su turno, Estados Unidos calificó a Colombia como “un ejemplo de inspiración para paz” no solo en la región sino en el mundo entero tras afirmar que “los avances de la paz no se pueden negar”. No obstante, el representante norteamericano, Jonathan R. Cohen, pidió al gobierno “no quedarse de brazos cruzados”, al poner sobre la mesa el atentado ocurrido en la escuela de cadetes, en el sur de Bogotá, y agregó que “lograr la justicia y la rendición de cuentas para los responsables de estos crímenes es vital para la reconciliación”. El gobierno de Donald Trump, además, se mostró preocupado por los vacíos de seguridad y la falta de presencia del Estado en zonas rurales.

Rusia, también miembro permanente del Consejo de Seguridad, pidió “castigar debidamente” a los responsables del atentado pero, resaltó, “son los colombianos los que han demostrado su deseo de conseguir una negociación política sostenible”. Y aunque reconoció que el hecho perpetrado por el Eln afecta los avances que ha tenido el proceso de paz firmado con la hoy FARC, dijo que el gobierno de su país espera que los colombianos no persistan en la lucha de la búsqueda negociada del conflicto y tampoco la implementación del acuerdo de La Habana.

“El atentado ocurrido en Bogotá nos ha chocado a todos, en un momento en que los colombianos aspiran a una paz sostenible”, dijo el representante de Francia ante el pleno del Consejo de Seguridad. El gobierno de Emmanuel Macron reiteró, en ese sentido, su solidaridad e intención de cooperación para que Colombia no desista en la consolidación de la paz. “Hay que mantener la unidad más que nunca, incluso en el seno del Consejo de Seguridad. En este momento, recordamos la esperanza nacida del proceso de paz entre las Farc y el gobierno, y que tenemos la responsabilidad de mantenerla todos juntos. La ONU está del lado de Colombia para alentarla a escribir este capítulo histórico de una paz duradera”, señaló el representante de este país.

Finalmente, el representante del secretario general ante la ONU, Carlos Ruiz Massieu dijo sobre los atentados terroristas que estos hechos “nos recuerdan lo urgente que es ponerle fin a la violencia y perseverar en los esfuerzos por garantizar un futuro más pacífico a los colombianos. El Consejo de Seguridad y el Secretario General pronunciaron su condena clara y contundente del atentado en la escuela de policías. En el rechazo de este ataque y las manifestaciones el domingo los colombianos demostraron su gran consenso en cuanto al rechazo de la violencia. Este consenso debe seguirse alimentando”, concluyó.

El Espectador


‘Pablo Beltrán’, jefe del Eln, ya tiene circular roja de Interpol

Interpol ya activó las circulares de búsqueda internacional contra todos los integrantes del Comando Central del Eln, tras el fin de la mesa de paz con el gobierno.

La ministra de Justicia Gloría María Borrero confirmó que ya están activos esos mecanismos de búsqueda internacional por petición del Gobierno Nacional.

Igualmente señaló que se está terminando el estudio para hacer peticiones formales de extradición. Este proceso, dijo la funcionaría, quedaría listo esta misma semana.

Esas circulares ya fueron enviadas a todos los países miembros de Interpol para que hagan efectivas sus capturas.

Beltrán, dirigió el equipo negociador del Eln desde la fase exploratoria de las negociaciones con el gobierno Santos. Los otros negociadores que también tienen orden de captura son Víctor Orlando Cubides, un viejo comandante del Eln conocido como ‘Aureliano Carbonell’ o ‘Pablo Tejada’; Manuel Gustavo Martínez, conocido como ‘Gustavo Martínez’; Consuelo Tapias; Tomás García; Isabel Torres; Alirio Sepúlveda; Silvana Guerrero; Vivian Henao y Óscar Serrano.

El Tiempo


“Lo del Eln fue un crimen internacional”, dice Duque desde Noruega

El presidente Iván Duque, en el marco del Foro Económico Mundial de Davos, Suiza, aseguró que espera que Noruega entienda que el atentado que cometió el Ejército de Liberación Nacional (Eln) contra la Escuela de Cadetes Francisco de Paula Santander es un acto terrorista que va más allá de las discrepancias de posiciones.

“Tenemos una muy buena relación con el Gobierno noruego, y yo lo que le pido a ese gobierno y a todos los gobiernos es que entiendan que lo que se presentó la semana pasada no es una discrepancia de posiciones. Lo que se presentó es un crimen internacional que acabó con la vida la de muchos jóvenes, indefensos, desarmados, que estaban preparándose para servir como policías de Colombia”, dijo el presidente.

El mandatario añadió que espera que la comunidad internacional comprenda lo que esto significa y se solidarice con Colombia y lleve a que haya presión para que haya justicia ejemplarizante. Aseguró que no hay confrontación con el Gobierno cubano.

El mandatario agregó que han sido respetuosos en solicitarle a Cuba que entregue a las personas que están detrás de esos atentados porque los cabecillas de esa organización están en ese país y fueron ellos mismos los que se adjudicaron el ataque que dejó a 21 personas muertas y 68 heridos.

“Es un delito que toda la comunidad internacional rechaza. Me siento muy contento de ver el pronunciamiento del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, me siento muy contento de ver el respaldo del Gobierno de Ecuador, que en el pasado fue garante, me siento muy contento de ver el pronunciamiento de Chile que también fue garante del proceso que se adelantaba con el Gobierno anterior”, señaló el presidente.

Luego de que el presidente anunciara el levantamiento de la mesa de diálogos con el Eln y le exigiera a Cuba que capturara y entregara de manera inmediata los miembros de la delación de paz de esa guerrilla que permanecen en la isla, se ha generado una controversia porque el Gobierno colombiano firmó junto a los países garantes del proceso un protocolo logístico para la salida de los negociadores de ese país. Cuba manifestó que respeta lo pactado, al igual que Noruega.

El pronunciamiento lo hizo el presidente en la presentación del primer Centro de la Cuarta Revolución Industrial, que tendrá sede en Medellín, Colombia. Allí también destacó que espera un crecimiento de la economía de un 3,5 % y defendió la recién aprobada reforma tributaria en el Congreso de la República, argumentando que abrirá las puertas a la inversión.

El Heraldo


VOLVER