El gobierno de Bolsonaro despide más de 300 empleados públicos por ligarlos al PT

48

Bolsonaro destituirá a los funcionarios con ideas “comunistas”

El Gobierno del presidente Jair Bolsonaro revisará toda la estructura de la administración pública brasileña y destituirá a aquellos funcionarios que defiendan ideas “comunistas”, informó este jueves el ministro de la Presidencia, Onyx Lorenzoni.

La decisión fue tomada en la primera reunión de Bolsonaro con sus 22 ministros y, según Lorenzoni, se apoya en el hecho de que, en las elecciones del pasado octubre, ganadas por el ultraderechista, “la sociedad dijo basta a las ideas socialistas y comunistas que en los últimos 30 años nos llevaron al caos actual”.

Según Lorenzoni, quien anunció hoy la destitución de unos 300 funcionarios con contratos temporales en su despacho, “no tiene sentido tener un Gobierno como el que tenemos ahora, con personas que defiendan otras ideas u otra forma de organización de la sociedad”.

El ministro explicó que ese asunto fue tratado en la reunión que Bolsonaro tuvo hoy con su Consejo de Gobierno, que integran los titulares de los 22 ministerios, y que será aplicada en todos los sectores de la administración pública.

Lorenzoni apuntó que los “criterios” para decidir la situación de los funcionarios también serán “técnicos” y que se tomarán en cuenta a la hora de definir si los cargos serán cubiertos nuevamente o si quedarán extintos.

La limpieza de los ministerios

En la reunión, la primera que el capitán de la reserva del Ejército celebraba con todos sus ministros, también se decidió que cada despacho hará un inventario de inmuebles de su propiedad, a fin de proceder a la venta de aquellos que no sean necesarios.

“Las primeras informaciones dicen que el Estado tiene cerca de 700 mil inmuebles” en todo el país, “lo que causa gastos inmensos de mantenimiento”, indicó el ministro.

Agregó que el nuevo gobierno ha identificado ya que, además, hay ministerios que, pese a contar con predios propios, “alquilan otros espacios, lo cual no tiene ningún sentido” e infla un gasto público, que el presidente Bolsonaro está decidido a reducir a mínimos.

Lorenzoni insistió en que todas esas decisiones serán tomadas con criterios “absolutamente técnicos”, que fueron los que Bolsonaro le ofreció a los brasileños en su campaña electoral.

“Como dice el capitán, estamos para servirle a la sociedad y no a las ideologías”, afirmó.

Cooperativa


Un inicio a pura polémica: 9 medidas de Bolsonaro que ya inquietan en Brasil

En sus primeras horas a cargo de la presidencia de Brasil , el ultraderechista Jair Bolsonaro tomó una serie de medidas de organización del gobierno que ya generaron gran inquietud en algunos sectores de la población, especialmente entre las minorías y los grupos que velan por sus derechos.

1. La Fundación Nacional del Indio (Funai), que era dependencia del Ministerio de Justicia, pasó a estar vinculada al nuevo Ministerio de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos. Sin embargo, la identificación, delimitación, demarcación y registro de tierras ocupadas por indígenas y las tradicionales comunidades de exesclavos negros (quilombolas) será responsabilidad del Ministerio de Agricultura, que normalmente tiene intereses contrarios a estos grupos y favorece al agronegocio.

2. Excluyó a la población de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) como beneficiaria de las políticas y programas destinados a la promoción de los derechos humanos que impulsa el Ministerio de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos.

3. Estableció que la Secretaría de Gobierno tendrá entre sus competencias “supervisar, coordinar, vigilar y seguir las actividades y las acciones” de los organismos internacionales y de las organizaciones no gubernamentales que tienen presencia en Brasil. Para los analistas, es una forma de restricción y control de la actuación de la sociedad civil.

4. La Comisión de Amnistía, responsable por las políticas de reparación y memoria de las víctimas de la última dictadura militar brasileña, dejó de estar bajo la gerencia del Ministerio de Justicia y pasó también al Ministerio de la Mujer, de la Familia y de los Derechos Humanos.

5. El Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf), órgano que compone el sistema de combate a ilícitos financieros y al lavado de dinero, pasó de ser administrado por el Ministerio de Economía al fusionado Ministerio de Justicia y Seguridad Pública.

6. Como parte de la reorganización del gabinete, que pasó de 29 a 22 carteras, fueron extintos los ministerios de Trabajo; Cultura; Deportes; Ciudades; Seguridad Pública; Industria, Comercio Exterior y Servicios; y Transportes, Puertos y Aviación Civil, ahora fusionados como secretarías a otras dependencias.

7. El salario mínimo para este año fue aumentado de 954 para 998 reales, un valor menor a los 1006 reales que había previsto antes de salir el gobierno de Michel Temer. Según se explicó, la reducción en la cifra final se debió a que la tasa de inflación -que es utilizada para realizar el ajuste- fue menor a la esperada.

8. El Ministerio de Relaciones Exteriores alteró su régimen administrativo para poder incorporar en cargos de jefatura a profesionales que no necesariamente pertenezcan al cuerpo diplomático. La medida suscitó gran malestar entre los diplomáticos.

9. La Jefatura de Gabinete despidió a cerca de 320 empleados públicos vinculados a la cartera, que luego pasarán por un proceso de entrevista y análisis para ser recontratados solamente aquellos que no fueron indicados durante las administraciones de Luiz Inacio Lula da Silva y Dilma Rousseff, del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT).

La Nación


Em vídeo, Damares diz que nova era começou: menino veste azul e menina veste rosa

Um vídeo que circula nas redes sociais nesta quinta-feira 3 mostra a nova ministra da Mulher, Família e Direitos Humanos do governo Bolsonaro, Damares Alves, afirmando que começa agora uma “nova era” no Brasil, onde “menino veste azul e menina veste rosa”.

Nesta quarta, em seu discurso de posse, ela declarou que “o Estado é laico, mas essa ministra é terrivelmente cristã”.

No vídeo, ela é aplaudida por um grupo, de quem pede atenção para fazer sua fala. “Atenção, atenção. É uma nova era no Brasil. Menino veste azul e menina veste rosa”.

Por conta do vídeo, o nome de Damares Alves é o mais comentado pelos brasileiros no Twitter nesta tarde e um dos temas mais compartilhados no Facebook.

Brasil 247


Una ministra de Jair Bolsonaro propone que los niños vistan de azul y las niñas, de rosa

La ministra de la Mujer, la Familia y los Derechos Humanos en el gobierno de Jair Bolsonaro, Damares Alves, ya arrancó con polémica en su flamante cargo. Apareció festejando en un video el inicio de una “nueva era” en Brasil, en la que los “niños visten de azul y las niñas de rosa”.

La funcionaria es una pastora evangélica de una rama cristiana extremadamente conservadora y ya había llamado la atención al sostener que “las mujeres nacen para ser madres”.

íAtención, atención! Es una nueva era en Brasil: niño viste de azul y niña viste de rosa”, se ve proclamar muy sonriente a Alves, una pastora evangélica de 54 años, antes de dar saltos rodeada de seguidores con el mismo traje blanco que vestía durante su toma de posesión el miércoles en Brasilia.

Todo indica que este breve video grabado con un teléfono móvil, que se viralizó el jueves en las redes sociales, fue registrado antes o después del acto, pero no está confirmado.

Al inicio de la tarde, las declaraciones de la ministra eran el asunto más comentado en el Twitter brasileño, donde se multiplicaban las críticas y los “memes” irónicos, frente a los apoyos de algunos seguidores de Bolsonaro.

Alves ya había mostrado en reiteradas ocasiones su rechazo a la llamada “ideología de género”, uno de los pilares de la cruzada conservadora que encabeza el excapitán del Ejército Bolsonaro.

Abogada y contraria al aborto, Alves declaró durante su discurso oficial que “el Estado es laico, pero esta ministra es terriblemente cristiana”, siendo interrumpida por aplausos de los asistentes al acto.

“En este gobierno, la niña será princesa y el niño será príncipe. Nadie va a impedirnos que llamemos a las niñas princesas y a los niños príncipes. Vamos a acabar con el abuso del adoctrinamiento ideológico”, lanzó en otro de los trechos de su extensa intervención.

Al frente de una de las carteras más delicadas del profundamente conservador gobierno de Bolsonaro -que asumió sus funciones el 1 de enero-, Alves es una de las dos únicas mujeres del nuevo gabinete de 22 ministros, donde siete de ellos son militares.

La nueva ministra afirma tener, sin embargo, una buena relación con los movimientos de personas Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT), enfrentados con el ultraderechista debido a su historial de exabruptos homófobos, misóginos y racistas.

Clarín


VOLVER

 

Más notas sobre el tema