Venezuela acusa al Grupo de Lima de alentar un golpe bajo instrucciones de EEUU

Canciller Jorge Arreaza: Venezuela responderá en reciprocidad ante las acciones del Grupo de Lima 

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, respondió ante los medios de comunicación este viernes horas después de que el Grupo de Lima, con la abstención de México, emitieran una declaración afirmando que no reconocerán el nuevo mandato del Presidente venezolano Nicolás Maduro, afirmando que las elecciones celebradas el 20 de mayo de 2018 supuestamente fueron “ilegítimas”. Arreaza afirmó que los países que integran el grupo, bajo instrucciones del Gobierno de Estados Unidos, “han acordado alentar un golpe de Estado en Venezuela” y denunció que la reunión fue realizada con una videoconferencia del Secretario de Estado, Mike Pompeo, quien acudió a “dar órdenes”.

Asimismo, catalogó esta acción como un “hecho sin parangón en la historia de la región”, ya que intentan desconocer al “Gobierno democráticamente electo y a las instituciones legítimamente constituidas”.

El canciller venezolano reiteró que “los venezolanos y venezolanas sabremos siempre resolver nuestros problemas sin injerencia, sin intromisión y sin la interferencia de poderes imperialistas extranjeros”.

Con respecto la juramentación del jefe de Estado, Nicolás Maduro, prevista para el próximo 10 de enero, Arreaza aseguró que el mandatario “tomará posesión legítima y constitucional de la Presidencia de la República”. Destacó que la victoria del mandatario venezolano se produjo en el marco de unas elecciones con una alta participación popular y con la presencia de 200 acompañantes nacionales e internacionales.

“El aproximó 10 de enero el mundo entero será testigo de la toma de posesión del presidente Nicolás Maduro, reelecto para el periodo 2019 – 2025, y nada ni nadie podrá impedirlo”, aseveró.

“Humillante subordinación”

Arreaza calificó como una “humillante subordinación” la reunión realizada por el denominado Grupo de Lima con la participación, mediante una llamada telefónica, del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. Enfatizó que los Gobiernos que integran el Grupo de Lima “se reúnen para recibir órdenes de (presidente de EE.UU.) Donald Trump por intermedio de secretario de Estado, Mike Pompeo. ¡Vaya muestra de humillante subordinación!”.

Este viernes, el Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, transmitió al país un comunicado en rechazo a las recientes declaraciones injerencistas emitidas por los países del autodenominado Grupo de Lima.

México no se sumó al comunicado del Grupo de Lima

Es importante destacar que México se negó este viernes a sumarse a las otras 13 naciones del Grupo de Lima que rechazaron el nuevo gobierno de Nicolás Maduro.  Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía fueron las naciones que firmaron la declaración.

“México continuará promoviendo la cooperación internacional, el respeto a la autodeterminación de los pueblos y la solución pacífica de controversias y el respeto”, anunció el subsecretario Maximiliano Reyes Zúñiga, encargado de México para América Latina y el Caribe, a sus contrapartes. “México hizo una declaración previa de que no se sumarían, pero seguirán siendo miembros plenos y activos del Grupo de Lima, porque prefieren mantener abiertos los canales diplomáticos para ver si a través de ellos es posible llegar a una solución negociada”, informó el diario El País de España.

En su declaración, el grupo exhortó al Presidente venezolano a no asumir un nuevo mandato pues alegan que su reelección fue “ilegítima”. Le piden pide al Jefe de Estado venezolano transferir provisionalmente el poder a la Asamblea Nacional hasta que se realicen lo que ellos denominan “elecciones libres”.

Entre las medidas acordadas por países del Grupo de Lima, se encuentra la evaluación del nivel de relaciones diplomáticas con Caracas y suspender cualquier cooperación militar con el gobierno venezolano. También pactaron “según lo permitan sus legislaciones internas, impedir a los altos funcionarios del régimen venezolano la entrada al territorio de los países del Grupo de Lima“.

Comunicado venezolano

A continuación, el comunicado íntegro dela Cancillería venezolana:

La República Bolivariana de Venezuela expresa su mayor perplejidad ante la extravagante declaración de un grupo de países del continente americano que, tras recibir instrucciones del gobierno de Estados Unidos a través de una videoconferencia, han acordado a alentar un Golpe de Estado en Venezuela, en un hecho sin parangón en la historia de la región, al intentar desconocer tanto el Gobierno como a las instituciones legítimamente constituidas, llegando al extremo de pretender modificar los límites territoriales del país, atribuyendo territorio indiscutidamente venezolano a una nacion vecina, interviniendo en una controversia territorial de exclusivo alcance bilateral.

Sobre el particular, la República Bolivariana de Venezuela tiene a bien informar que el próximo 10 de enero, el Presidente Nicolás Maduro Moros tomará posesión legítima y constitucional de la Presidencia de la República para el período comprendido entre los años 2019 y 2025, en perfecta sintonía en tiempo y en forma con lo establecido en la Constitución de Ia República Bolivariana de Venezuela, para lo cual no requiere la venia de ningún gobierno extranjero.

El mundo ha sido testigo de cómo el pasado 20 de mayo de 2018, en Venezuela se celebraron elecciones presidenciales, con una amplia participación popular contando con la concurrencia de diversos candidatos en representación de un número aún superior de partidos políticos, resultando vencedora la candidatura de Nicolás Maduro Moros, con un margen superior al 67% de los votos válidamente emitidos.

Este proceso electoral contó con la presencia de más de doscientos acompañantes nacionales e internacionales, y durante su desarrollo fue objeto de dieciséis auditorías sin que consten en las instituciones venezolanas impugnaciones de ninguna naturaleza por parte de los participantes que no resultaron favorecidos por el voto popular.

Consecuentemente, la inmensa mayoría de los países del mundo han expresado su reconocimiento a esta elección y su felicitación al Presidente Maduro.

Se trató, ni más ni menos, de un proceso electoral que contó con idénticas garantías y condiciones que aquellas elecciones parlamentarias de las cuales derivó la actual Asamblea Nacional, incluso dirigidas por las mismas autoridades del Poder Electoral, en razón de lo cual, las autoridades surgidas de ambos comicios cuentan con idéntica legitimidad.

Más allá de esta declaración, del autodenominado Grupo de Lima que ha escrito una vergonzosa página en la historia de las relaciones internacionales de la región, la República Bolivariana de Venezuela sabrá responder, a la luz del principio de reciprocidad, a las acciones que individualmente decida tomar cada país, en la proporción correspondiente y en el terreno que cada uno escoja.

Conviene recordar que a lo largo de su gloriosa historia como nación, ningún país o coalición de países ha logrado, ni logrará, intimidar al heroico Pueblo venezolano, heredero de la más grande estirpe libertaria del continente a americano.

Caracas, 4 de enero de 2019.

Alba Ciudad


OEA convoca sesión extraordinaria para día de la asunción de Maduro

La Organización de Estados Americanos (OEA) convocó una sesión extraordinaria sobre Venezuela el próximo jueves, coincidiendo con el inicio del segundo mandato de Nicolás Maduro, tras unos comicios desconocidos por varios países latinoamericanos,  Estados Unidos y la Unión Europea.

El presidente del Consejo Permanente, Carlos Calles Castillo, representante de El Salvador, convocó la reunión para el jueves 10 a las 11H00 hora local de Washington (11H00 GMT), informó este viernes la organización en su cuenta de Twitter.

El encuentro fue solicitado por las misiones de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Paraguay y Perú.

Este viernes el Grupo de Lima se reunió en la capital peruana y exhortó a Maduro a no asumir un nuevo mandato y transferir provisionalmente el poder a la Asamblea Nacional hasta que se realicen elecciones, en una declaración de la cual se restó México.

El Grupo de Lima fue creado en 2017, año de protestas contra Maduro que dejaron unos 125 muertos en Venezuela, y está integrado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía.

Este viernes también participó en la reunión el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, que se unió a la conferencia por teléfono desde Washington.

Venezuela inició en abril de 2017 el procedimiento para retirarse de la OEA, que debería concretarse en abril de 2019, después de haber sido amenazada en varias ocasiones con la expulsión aunque que sin que se haya conseguido nunca la mayoría necesaria de dos tercios para concretar esa medida.

Venezuela está sumida en una grave crisis política y económica que ha obligado a 2,3 millones de personas a abandonar el país desde 2015, según la ONU.

La crisis ha provocado escasez de alimentos y medicinas y, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la inflación en 2019 alcanzará 10.000.000%.

Panorama


Declaración del Grupo de Lima

Los Gobiernos de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, frente al inicio el 10 de enero de 2019 del ilegítimo periodo presidencial del régimen de Nicolás Maduro (2019-2025) en Venezuela, expresan lo siguiente:

1 – Reiteran que el proceso electoral llevado a cabo en Venezuela el 20 de mayo de 2018 carece de legitimidad por no haber contado con la participación de todos los actores políticos venezolanos, ni con la presencia de observadores internacionales independientes, ni con las garantías y estándares internacionales necesarios para un proceso libre, justo y transparente. En consecuencia, no reconocen la legitimidad del nuevo periodo presidencial del régimen de Nicolás Maduro, que se iniciará el 10 de enero de 2019.

2 – Ratifican su pleno respaldo y reconocimiento a la Asamblea Nacional, elegida legítimamente el 06 de diciembre de 2015, como órgano constitucional democráticamente electo en Venezuela.

3 – Instan a Nicolás Maduro a no asumir la presidencia el 10 de enero de 2019 y a que respete las atribuciones de la Asamblea Nacional y le transfiera, en forma provisional, el poder ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales democráticas.

4 – Subrayan la importancia del respeto a la integridad, la autonomía y la independencia del Tribunal Supremo de Justicia legítimamente conformado, de acuerdo con la Constitución venezolana, para la plena vigencia del Estado de derecho en ese país.

5 – Reafirman su inequívoca y firme condena a la ruptura del orden constitucional y del Estado de Derecho en Venezuela, resaltando que sólo a través del pleno restablecimiento, lo más pronto posible, de la democracia y el respeto de los derechos humanos, se podrán atender las causas de la crisis política, económica, social y humanitaria que atraviesa ese país.

6 – Manifiestan su convicción de que la solución a la crisis política en Venezuela corresponde a los venezolanos y, por lo tanto, reiteran su permanente determinación para apoyar las iniciativas políticas y diplomáticas que conduzcan al restablecimiento del orden constitucional, de la democracia y el Estado de derecho en ese país, a través de la celebración de un nuevo proceso electoral con garantías democráticas.

7 – Expresan su determinación de continuar impulsando iniciativas en foros multilaterales, en particular en la Organización de los Estados Americanos y el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, para coadyuvar al restablecimiento del orden democrático y el respeto de los derechos humanos en Venezuela.

8 – Hacen un llamado a todos los países miembros de la OEA a reafirmar su apoyo a la Carta de la OEA y a la Carta Democrática Interamericana, a fin de contribuir al restablecimiento del orden democrático en Venezuela.

9 – Condenan cualquier provocación o despliegue militar que amenace la paz y la seguridad en la región. Hacen un llamado al régimen de Nicolás Maduro y a las Fuerzas Armadas de Venezuela para que desistan de acciones que violen los derechos soberanos de sus vecinos. En ese sentido, manifiestan su profunda preocupación por la interceptación realizada el día 22 de diciembre de 2018 de una nave de investigación sísmica, por parte de la marina venezolana dentro de la zona económica exclusiva de la República Cooperativa de Guyana.

10 – Reiteran su profunda preocupación por la grave crisis política y humanitaria en Venezuela, que ha generado el éxodo masivo de migrantes y solicitantes de refugio provenientes de ese país, producto de los actos y políticas antidemocráticas, opresoras y dictatoriales practicados por el régimen de Nicolás Maduro, la que sólo podrá resolverse mediante el pleno restablecimiento del orden democrático y el respeto de los derechos humanos. Igualmente, renuevan su compromiso, en la medida de sus posibilidades, de continuar brindando asistencia a los migrantes procedentes de Venezuela, así como de promover y desarrollar iniciativas de coordinación regional en respuesta a esta crisis. En este sentido, saludan la inclusión por primera vez de la crisis de migrantes y refugiados procedentes de Venezuela en el Llamamiento Humanitario Global de la ONU para 2019, así como la designación del representante conjunto de la OIM y ACNUR.

11 – Expresan su preocupación por el impacto causado en la economía y en la seguridad de países de la región por la crisis política en Venezuela.

12 – Exhortan al régimen venezolano a permitir el inmediato ingreso de asistencia humanitaria para el pueblo de Venezuela, a fin de prevenir el agravamiento de la crisis humanitaria y de salud pública en ese país y de sus efectos transnacionales.

13 – Acuerdan las siguientes medidas:

A – Reevaluar el estado o nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, en función del restablecimiento de la democracia y el orden constitucional en ese país, y la necesidad de proteger a sus nacionales e intereses.

B – Según lo permitan sus legislaciones internas, impedir a los altos funcionarios del régimen venezolano la entrada al territorio de los países del Grupo de Lima; elaborar listas de personas naturales y jurídicas con las que entidades financieras y bancarias de sus países no deberán operar o deberán tener una especial debida diligencia, prevenir su acceso al sistema financiero y, de ser necesario, congelar sus fondos y otros activos o recursos económicos.

C – Evaluar con criterio restrictivo el otorgamiento de préstamos al régimen de Nicolás Maduro en los organismos financieros internacionales y regionales de los que son parte.

D – Suspender la cooperación militar con el régimen de Nicolás Maduro, incluyendo la transferencia de armas a la luz de los artículos 6 y 7 del Tratado sobre el Comercio de Armas, así como evaluar los permisos de sobrevuelo de aviones militares venezolanos en casos de asistencia humanitaria.

E – Intensificar contactos con países no miembros del Grupo de Lima a fin de mantenerlos informados de las acciones del Grupo, de la gravedad de la situación en Venezuela y de la necesidad de trabajar unidos para el restablecimiento de la democracia en dicho país.

F – En relación con la solicitud presentada por Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y el Perú a la Corte Penal Internacional para que se investigue la comisión de posibles crímenes de lesa humanidad en Venezuela, instar a otros países a apoyarla y a la Oficina de la Fiscal de la Corte Penal Internacional a avanzar con celeridad en los procedimientos correspondientes.

G – Urgir a otros miembros de la comunidad internacional a que adopten medidas semejantes a las acordadas por el Grupo de Lima contra el régimen de Nicolás Maduro en pro del restablecimiento de la democracia.

Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina


Sorpresa: Asociación de Pdvsa con empresas de EEUU para explotar campos y comercializar crudo

Pdvsa, de propiedad estatal venezolana, firmó contratos de servicios a largo plazo de yacimientos petrolíferos y contratos de compra de crudos con dos compañías de responsabilidad limitada registradas en Delaware, EEUU, una ruptura significativa de su modelo de negocio típico que utiliza más de 40 empresas conjuntas aguas arriba existentes en el negocio petrolero en Venezuela

Pdvsa y EREPLA Services firmaron un contrato de servicios petroleros a 25 años el 9 de noviembre para operar los campos petrolíferos de Rosa Mediano y Tía Juana en la región del lago Maracaibo. El contrato incluye una cláusula de prórroga automática de 15 años. Además, signaron un contrato de comercialización de crudos a 25 años el 21 de diciembre que también contiene una cláusula de extensión automática de 15 años y otorga a EREPLA Trading derechos exclusivos para comercializar el 100% del crudo producido en los campos Rosa Mediano y Tia Juana.

Tradicionalmente, PDVSA ha insistido en controlar la comercialización de todo el crudo producido por sus empresas conjuntas ascendentes. Lo inusual es que la nueva administración de la estatal petrolera entrega las operaciones de Pdvsa a través de Contratos de Servicios, algo que el presidente Hugo Chavez habia eliminado.

El contrato de servicios del campo petrolero exime a EREPLA Services de las leyes laborales y de contenido local de Venezuela, lo que le permite obtener trabajadores y equipos calificados importados independientemente de la división de compras -según la empresa contratista- propensas a la corrupción de Pdvsa.

El contrato de servicios también exime a EREPLA de pagar su parte de la regalía petrolera del 30 por ciento a Venezuela. En cambio, Pdvsa cubrirá el 100 por ciento de las regalías transferidas a la Tesorería.

El contrato de comercialización de crudo de EREPLA Trading estipula que la compañía comercializará el 100% del crudo producido en los campos Rosa Mediano y Tia Juana en cargas de 240.000 hasta un millón de barriles. EREPLA Trading puede enviar libremente el crudo a clientes en los EEUU, Europa y Asia, mientras que las exportaciones de crudo a China pueden realizarse “de mutuo acuerdo” con Pdvsa.

Los costos de operación de los campos Rosa Mediano y Tia Juana se pagarán con los ingresos de exportación de crudo de EREPLA Trading. Estos ingresos por exportaciones de petróleo se depositarán en cuentas designadas en bancos no venezolanos fuera de Venezuela. El contrato de servicios del campo petrolero exime a EREPLA Services de las leyes laborales y de contenido local de Venezuela, lo que le permite obtener trabajadores y equipos calificados importados independientemente de la división de compras propensas a la corrupción de Pdvsa.

El contrato de servicios también exime a EREPLA de pagar su parte de la regalía petrolera del 30 por ciento de Venezuela. En cambio, Pdvsa cubrirá el 100 por ciento de las regalías transferidas a la tesorería. Los costos de producción asociados con el aumento de la producción de crudo en los campos Rosa Mediano y Tía Juana se dividirán casi en partes iguales, ya que el Pdvsa cubrirá 50,1% y EREPLA Sevices el 49,9% según el contrato de servicios. El crudo se cotizará en el pozo para calcular los costos de producción.

El campo de Tía Juana se extiende a lo largo de la costa oriental del lago de Maracaibo. Forma parte del supergigante complejo petrolero costero de Bolívar, que comprende los campos Cabimas, Tía Juana, Lagunillas y Bachaquero.  El campo se extiende tanto en tierra como en alta mar (ambas áreas están bajo explotación).

La agencia británico-estadouidense Reuter había infoirmado en julio de 2017,  que ejecutivos de la empresa rusa Rosneft y PDVSA negociaron que la hipoteca de Rosneft sobre el 49% de Citgo se intercambiaría por un paquete de ocho ofertas claves, en las que estarían participaciones en tres campos petroleros: Rosa Mediano, Tía Juana y Lago Lagunillas en el occicdental -y petrolero- estado del Zulia, entre otras. Por lo visto, esa oferta no fue aceptada por los rusos.

El ministro de Energía y director ejecutivo de PDV, general Manuel Quevedo, firmó el contrato de servicios en nombre de Pdvsa, y el vicepresidente de comercio y suministros, José Roras Reyes, el contrato de comercialización de crudos. Por la otra parte, Ali Hasan Rahman, abogado y asesor legal de larga data del Global Oil Management Group, registrado en Bahamas, del multimillonario comerciante de petróleo estadounidense Harry Sargeant, firmó los contratos en nombre de EREPLA Services y EREPLA Trading.

Tanto Pdvsa, una empresa estatal. como EREPLA Service o EREPLA trading, ambas privadas registradas en Delaware, no han hecho pronunciamiento público sobre la firma de los contratos, en medio de tensiones entre EEUU y Venezuela, que ha llevado a la administración de Donald Trump a imponer sanciones a funcionarios públicos venezolanos y a limitar la renegociación de deuda pública de Venezuela en los mercados de valores de EEUU, así como a restringir los negocios de empresas de EEUU con la estatal Pdvsa.

Los términos y condiciones de ambos contratos parecen ser inusualmente favorables para EREPLA Services y EREPLA Trading, según reseña Argus Media. EREPLA Services tiene una participación de 49,9 por ciento en lo que equivale a una nueva empresa conjunta y no está obligado contractualmente a tomar la iniciativa en la obtención de capital de inversión. Las otras empresas conjuntas de PDVSA limitan el capital social de los socios minoritarios en 40%.

El ministro de energía, Quevedo, el 15 de noviembre, también firmó una adición al contrato de servicios del campo petrolero con EREPLA Services, declarando explícitamente que “cualquier incumplimiento” por parte de Pdvsa de los términos de los servicios del campo petrolero y los contratos de extracción de crudo con respecto a los productos entregables, obligaciones,  hechos de corrupción y sobornos someter a Pdvsa a nuevas sanciones de los EEUU y a las condiciones de las licencias / licenciatarios de la OFAC de EEUU.

Declaración de  EREPLA

“Nos complace anunciar que EREPLA, una compañía internacional de energía, ha llegado a un acuerdo con PDVSA para revitalizar la producción petrolera venezolana, que ha caído a niveles históricamente bajos. El acuerdo de EREPLA con PDVSA se basa en modelos internacionales aceptados diferentes a los utilizados en las últimas dos décadas, lo que fomentó la corrupción y la mala gestión sin precedentes en todos los niveles dentro de la estructura corporativa de PDVSA. Debido a esta corrupción, el que alguna vez fue un gran PDVSA se ha deteriorado hasta convertirse en un caparazón de sí mismo y dejó que el mayor activo de los estados venezolanos permaneciera inactivo mientras su economía se había reducido a la confusión.

El acuerdo otorga a EREPLA la administración diaria de la producción, comercialización y exportación de petróleo producido bajo este acuerdo, mientras que PDVSA mantiene el control sobre el plan de trabajo y supervisa todas las actividades de EREPLA. EREPLA también será responsable de todas las adquisiciones, que ha sido el área marcada con la mayor corrupción en los últimos veinte años. Este nuevo enfoque ayudará a eliminar la corrupción, a reparar el sector petrolero venezolano, a permitir que PDVSA comience a pagar a sus tenedores de bonos estadounidenses ya asegurar una fuerte participación estadounidense en el sector energético venezolano.

Creemos que es de gran interés para los EEUU. Tener una compañía estadounidense asociada con PDVSA. EREPLA se rige por las leyes de EEUU, Incluidas las sanciones del Departamento del Tesoro y la Ley de prácticas corruptas en el extranjero. Como empresa estadounidense, estamos comprometidos a ser un actor corporativo responsable, especialmente con respecto a la transparencia, el apoyo a la política exterior de los Estados Unidos y los derechos humanos.

La ausencia de una empresa estadounidense que se asocie con PDVSA indudablemente llevará a un mayor papel de Rusia y China en el sector petrolero de Venezuela. Venezuela tiene las reservas de petróleo más grandes del mundo y es una fuente crucial de suministro no solo en los mercados mundiales de petróleo, sino más específicamente en el complejo de refinación de Estados Unidos.

La posibilidad de que los adversarios estadounidenses, como Rusia o China, puedan desarrollar una posición comercial con respecto a las importantes reservas petroleras venezolanas presenta serias preocupaciones tanto geopolíticas como económicas para los Estados Unidos y es contraria a la Doctrina Monroe, una piedra angular de la economía extranjera de los Estados Unidos. Política desde los primeros días de la nación”.

Lo más importante es que este nuevo acuerdo de servicio beneficia directamente al estado venezolano, a sus trabajadores y sus familias cuyos niveles de vida se han visto gravemente afectados por la disminución en la producción de petróleo.

Con información de Argus, Reuters, La Patilla y fuentes de PDVSA. 

Nota de la agencia Argus (en inglés): https://www2.argusmedia.com/es/news/1820607-pdv-signs-offtake-deals-with-delaware-firm

Question

VOLVER