El ministro de Hidrocarburos de Bolivia anunció que descubrieron “un mar de gas” en el sur

El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, informó ayer que el descubrimiento de la megaestructura Huamampampa Kïpe, en el Subandino Sur del país, es el más importante de los últimos 20 años porque permitió el hallazgo de “un mar, un océano de gas” en las profundidades que comprende Tarija, Santa Cruz y Chuquisaca.

La autoridad destacó que el hito más importante del descubrimiento del pozo Boyuy X2 —que el anterior viernes fue inspeccionado por el presidente Evo Morales— radica en que a 7.640 metros de profundidad permitió encontrar la megaestructura Huamampampa Kïpe, que es de relevancia mundial porque vincula 43 áreas de interés hidrocarburífero, entre ellas los campos San Alberto, Sábalo, Incahuasi, Margarita, Huacaya, Iñiguazu y posiblemente San Telmo y Astillero.

“El éxito es que hemos encontrado un mar en las profundidades del Subandino Sur, un mar de gas en las profundidades desde Tarija hasta Santa Cruz”, remarcó ayer el ministro Sánchez en entrevista con la red de medios estatales.

Aseveró que tras la presentación de los resultados del avance de exploración en el pozo Boyuy X2, expertos geólogos de varias partes del mundo manifestaron su interés por saber más datos sobre la megaestructura recién descubierta, que para Bolivia es el hallazgo más importante de los últimos 20 años en materia de hidrocarburos.

Nuevo paradigma 

Sánchez sostuvo que con la perforación del Boyuy, que alcanzará los 8.000 metros de profundidad, el país rompió los paradigmas en el proceso de exploración a escala internacional.

La tarea de perforación del pozo lleva más de 18 meses y hasta el domingo alcanzó los 7.872 metros de profundidad. La inversión se aproxima a los $us 120 millones.

Cambio