El pañuelo verde en Ecuador: crece el reclamo para despenalizar el aborto en casos de violación

Protestas a favor de la despenalización del aborto en caso de violación

Con pañuelos verdes y cantos, un centenar de feministas se manifestó este martes 15 de enero de 2019 frente a la Asamblea Nacional en apoyo a la despenalización del aborto en casos de violación, que está en debate en el país .

“A los asambleístas les quedan dos caminos, estar con las mujeres o ser sus asesinos”, cantaban activistas en la sede del Legislativo, en Quito.

Varias manifestantes ingresaron a la Asamblea para escuchar desde la tribuna el primero de los dos debates que sostendrán los asambleístas sobre las reformas legales, que también incluyen la despenalización del aborto en caso de incesto, estupro, inseminación no consentida y grave malformación del feto.

Otras 15 personas que lucían un pañuelo celeste -que identifica a los grupos que rechazan el aborto- también entraron al Legislativo, sin que se hayan registrado enfrentamientos. No hay un plazo para que la Asamblea Nacional convoque al segundo debate.

“Lograr la despenalización del aborto en caso de violación es un avance fundamental en materia de los derechos de las mujeres porque va a permitir que las mujeres víctimas de violencia sexual puedan tener la posibilidad de decidir sobre su vida reproductiva”, dijo a la AFP Ana Vera, abogada de la organizaciónSurkuna, dedicada a la promoción de derechos de las mujeres.

La legislación ecuatoriana solamente permite el aborto cuando el embarazo implica un riesgo para la vida de la madre o cuando ha sido producto de una violación a una mujer con discapacidad mental.

Vera sostiene que cada año aproximadamente 2.500 menores de 14 años dan a luz en Ecuador y que esos embarazos son producto de violencia sexual, pues según la legislación ecuatoriana toda relación íntima con menores de 14 años es considerada una violación.

Del otro lado, las organizaciones llamadas profamilia plantean como respuesta a estos embarazos educación sexual y la entrega en adopción de bebés y atención para las víctimas de violencia sexual.

“Hay soluciones. No estoy en contra de las víctimas (de violación) porque no quisiera que algo así le pasara a una de mis hijas, pero sí hay soluciones como implantar educación sexual en los hogares y crear casas de acogida como alternativa para atender en lo sicológico y espiritual”, comentó a la AFP MiriamPazmiño, de la Federación de la Mujer, el Niño y la Familia.

El grupo antiaborto portaba carteles en los que se leían las leyendas “Tu madre dijo sí, por eso estás aquí” y “No reemplacemos un crimen con otro crimen”.

En su intervención este martes la defensora del pueblo, Gina Benavides, llamó a los asambleístas a tratar la discusión alrededor del aborto como un tema de derechos humanos y a no legislar desde las convicciones personales.

“Ustedes tienen una deuda con el país. (Ha pasado) más de un siglo en que este país no ha reconocido el derecho de las mujeres a decidir”, expresó Benavides en el Pleno.

Expreso


Despenalización del aborto ‘encendió’ al Pleno de la Asamblea Nacional

No solo los interiores de la Asamblea Nacional vivieron una jornada intensa en torno al debate de la despenalización del aborto, sobre todo por el causal de violación. Nuevamente, ayer desde temprano, los alrededores del parlamento se llenaron de seguidores en pro y contra del aborto.

Ya en el Pleno, las gradas llenas de manifestantes, marcaron la tónica del debate en las reformas del Código Orgánico Integral Penal (COIP). Fueron más de 15 intervenciones de los asambleístas y una comisión general las que dieron virajes al timón de la ruta trazada por la Comisión de Justicia del parlamento nacional a las reformas del COIP en su primer informe, donde se suman cinco causales para la despenalización del aborto.

Ánimos

“Yo siempre estaré a favor de la protección de la vida desde la concepción”, aseguró la asambleísta Viviana Bonilla, quien presentó datos del Ministerio de Salud de Chile sobre cómo “a través de planes de prevención y educación se logró disminuir los casos de violación y embarazos no deseados”.

Bonilla agregó datos del Instituto Nacional de Estadística del Ecuador (INEC), donde se especifica que las causales mayores de muerte de las mujeres son “enfermedades al corazón y la diabetes, no el aborto”. Sus declaraciones causaron abucheos de parte del público presente a lo que la asambleísta indicó “aceptaré cualquier calificativo, pero no dejaré de defender a la vida”.

Por otro lado, en comisión general, la defensora del Pueblo (e) Gina Benavides abogó por “la protección de los Derechos Humanos” y recordó que cinco comités de las Naciones Unidas se han pronunciado “a favor de la despenalización del aborto. En Ecuador es un riesgo ser mujer”.

Más criterios

Jaime Arturo Pallares, miembro del Colectivo Provida, indicó que “el aborto es un negocio, además, en caso de violación tiene un culpable, sancionémoslo; tiene dos vidas en peligro, respetémoslas”.

Por su parte, la asambleísta Amapola Naranjo indicó que “muchos hombres en este debate hablan sin saber los peligros y retos que implica ser mujer en el Ecuador. No tienen consideración por las víctimas”. Al final, la sesión fue suspendida hasta una nueva convocatoria.

La Hora


Judicatura y Defensoría apoyan cambios legales sobre violación y aborto 

La Defensoría del Pueblo y el Consejo de la Judicatura (CJ) están a favor de las reformas al Código Integral Penal (COIP) sobre el aborto por ciertas causales.

La Asamblea continuó el 15 de enero con el primer debate de las reformas al COIP.

Gina Benavides, defensora del Pueblo, y la vocal Zobeida Aragundi, del CJ,  presentaron el 15 de enero de 2019, las observaciones de estas entidades ante el pleno.

Benavides dijo que es necesario que se despenalice el aborto por violación e incesto, ya que los principales organismos de protección de derechos humanos, así como cinco comités internacionales de defensa de derechos, sugieren aprobarlo en esas causales.

A criterio de Benavides, el Estado tiene responsabilidades y  por ello debe responder sobre las recomendaciones internacionales. “Las leyes deben responder a las exigencias actuales”.

La funcionaria señaló que esta discusión se analiza hace muchos años y en los nuevos tiempos, deben plantearse los cambios necesarios.

La funcionaria recordó que el Estado tiene una petición ante el sistema internacional de derechos humanos, que fue ejecutada en 2006 por el caso de una adolescente de 16 años que fue violada por un inspector y se suicidó con diablillos.

“Estamos en un Estado laico, en donde no se debe legislar por prejuicios”, dijo.

De su lado, Aragundi afirmó que la violación es un problema sistémico y multicausal.

Afirmó que en el país se “viola a niños, adolescentes y mujeres todos los días”.

A su criterio, el Estado obliga a una mujer y a una niña a llevar a término un embarazo no deseado. “Esto es doble falla, en donde incluso se pone en riesgo su salud y su proyecto de vida”.

Aragundi contó el caso de una niña de 10 años, que fue violada por su padrastro.

La pequeña no entendía por qué le crecía la barriga y solo pedía que le sacaran del vientre aquello que le dolía.

“La destrucción física y psicológica por una violación no puede ser impuesta por el Estado”, agregó la vocal del CJ.

El Telégrafo