En Davos, presidentes de Paraguay y Ecuador coinciden en buscar una “solución urgente” para Venezuela

Abdo Benítez: “Venezuela tiene que ser una causa del mundo”

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, afirmó que Venezuela tiene que ser una causa del mundo y aseguró que el pueblo venezolano requiere de posiciones firmes y concretas.

En su participación en el panel “Un nuevo día en América Latina”, el mandatario fue consultado sobre la situación de Venezuela y recordó que Paraguay fue el único país de la región que rompió relaciones diplomáticas con el país caribeño, “justamente tratando de ser consecuente y coherente en la preocupación que tenemos”.

Mencionó que la República de Venezuela fue el faro que alumbró la democracia en América Latina y “lo que está pasando ahora con ese pueblo requiere de posiciones firmes y concretas”.

Abogó por la reconstrucción del dialogo para que haya una salida pacífica lo antes posible y se recupere la democracia en ese país.

“De todas formas nosotros seguimos con cualquier tipo de ayuda humanitaria y de ser necesario hemos hablado con algunos presidentes de la región, que reciben la mayor cantidad de venezolanos, en poder construir una articulación financiera para poder ayudar y ser solidarios con esos países”, refirió.

En otro momento dijo que el Gobierno de Paraguay reconocería a Juan Guaidó (actual titular del Parlamento) como presidente de la República porque se tiene que enviar un mensaje claro que contribuirá al equilibrio y la consecuencia puede ser el gran dialogo.

“Todo lo que contribuya a la liberación de Venezuela va tener el voto y el apoyo de la República del Paraguay”, aseveró el jefe de Estado.

IP


Moreno insta a solución “entre todos” a la crisis venezolana

El presidente de la República, Lenín Moreno, reclamó este martes 22 de enero desde el Foro de Davos una solución urgente y “entre todos” a la crisis política, económica y humanitaria que vive Venezuela.

El pronunciamiento se dio en un panel en el que conjuntamente con sus pares de Costa Rica y Paraguay, Carlos Alvarado y Mario Abdo, respectivamente, se analizó la situación económica y política de América Latina.

El mandatario ecuatoriano dijo que es indispensable que se retome el diálogo en Venezuela. Se refirió a la “realidad innegable” del proceso de deterioro de la situación interna: el éxodo de venezolanos que no tiene precedentes -ni en magnitud ni en velocidad- en la historia reciente de América Latina.

“¡La solución es resolverlo entre todos! No creo en los intervencionismos militares, pero sí en aquellos intervencionismos en los cuales uno apela a que se respeten los derechos humanos de los ciudadanos, cosa que no está pasando en la hermana república de Venezuela”, apuntó.

Destacó que la migración de los ciudadanos venezolanos pone a prueba la capacidad de Estados, como Ecuador, que pese a sus restricciones fiscales estángarantizando a los migrantes el acceso a la educación, salud y empleo. Acorde con registros oficiales, dijo, de los 250.0000 venezolanos asentados en el país, el 42% tiene visa y permisos de trabajo.

Preguntado por el moderador, el gobernante ecuatoriano se refirió también al crimen cometido recientemente por un venezolano en Ibarra, suceso que fue grabado en vídeo y que conmocionó al país.

Al respecto, Moreno indicó que las autoridades sospechan que muchas personas que se encontraban encarceladas en Venezuela han sido liberadas y podrían haber sido colocadas en la frontera.

“Por eso tienen tanto recelo (las autoridades venezolanas) de que acudamos al pasado judicial” de los refugiados, añadió.

“El gobierno de Venezuela no nos proporciona el pasado judicial de sus ciudadanos y nos preocupa esa situación”, subrayó. Indicó que la medida se analiza, pero insistió en la necesidad de la misma.

Moreno reiteró que el país garantiza los derechos de los migrantes venezolanos y, por ello, una de las acciones son las jornadas de verificación del cumplimiento de contratos laborales y afiliación a la seguridad social.

El Telégrafo


VOLVER