Almagro convoca a otra sesión de la OEA para expulsar a Nicaragua

El Consejo Permanente de la OEA definió el 11 de enero como fecha para sesionar por la crisis en Nicaragua, a petición de Luis Almagro.

Este jueves varías fuentes confirmaron que será el 11 de enero la fecha de la sesión, un día después de que la OEA analice la situación de Venezuela.

Almagro, secretario general de la OEA, es quien convocó a la sesión, al considerar que la institucionalidad ha sido trastocada en Nicaragua.

Por su parte, el gobierno de Nicaragua calificó como “ilegal” e “improcedente” la convocatoria de Almagro, quien explicó que en la sesión se busca empezar a aplicar el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana de la OEA.

En una carta divulgada el primero de enero, el gobierno de Nicaragua pidió a los cancilleres de Latinoamérica y el Caribe no votar a favor de la aplicación de la Carta Democrática Interamericana.

El presidente del Consejo Permanente de la OEA, el salvadoreño Carlos Calles, es quien este jueves envió la invitación oficial a los Estados miembros del organismos para la sesión del 11 de enero para analizar la crisis en Nicaragua.

Esa sesión será la octava que celebrará la OEA por la crisis en Nicaragua, que comenzó en abril pasado y deja más de 325 personas muertas de forma violenta, más de 600 protestantes presos y una economía en decrecimiento.

Según el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, en caso de que en un Estado Miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático, cualquier Estado Miembro o el Secretario General podrá solicitar la convocatoria inmediata del Consejo Permanente para realizar una apreciación colectiva de la situación y adoptar las decisiones que estime conveniente.

El Nuevo Diario


Periodista de Canal 10 sale de Nicaragua ante amenazas e inseguridad

El periodista Yelsin Espinoza Reyes, presentador y reportero de Canal 10, se une a la lista de profesionales de la comunicación que abandonan el país por temor a ser capturados por autoridades del Gobierno y por amenazas que han recibido en el ejercicio de su profesión.

Espinoza salió ante las amenazas en su contra y el temor de ser encarcelado. Mauricio Madrigal, jefe de prensa de Canal 10, dijo que la renuncia de Espinoza fue repentina y causa tristeza porque él era un excelente periodista, sin embargo, Yelsin le dijo a través de una llamada telefónica que debía salir del país para “garantizar su calidad de vida ante la inseguridad”.

Según Geraldine Domínguez, quien laboró con el ahora exiliado periodista, antes del 31 de diciembre él (Yelsin) estaba fuera de Managua, pero escondido. Además, afirma que fue este jueves en horas de la mañana que se confirmó que ya no estaba en el país.

“Yelsin ya venía recibiendo serias amenazas por parte de simpatizantes del régimen y lo último fue que había una orden de captura en su contra”, relató Domínguez a El Nuevo Diario.

Madrigal relató que el periodista Yelsin Espinoza en horas de la tarde de este jueves iba de tránsito por el país del sur, Costa Rica. “Nosotros lo apoyamos siempre, esperando que un día pueda regresar al país”, puntualizó.

Yelsin fue notable al dar coberturas en las represiones del Gobierno contra la población, por su parte transmitió en vivo diversos acontecimientos de peligro cuando paramilitares y policías actuaban contra los ciudadanos.

El jefe de prensa de Canal 10 dijo que Yelsin se une a la lista de periodistas que han decidido abandonar el país por amenazas que atentan contra las vidas y libertades propias. Madrigal cita al periodista Paco Mejía, corresponsal de Jinotega; que hoy está en Estados Unidos, Roberto Collado en Costa Rica y quien fue corresponsal en Bluefields, Migueliuth Sandoval.

La salida inesperada del joven periodista de Canal 10 ha causado descontento en los usuarios de redes sociales, lamentando que es muestra de un “sistema que no está nada normal”.

Espinoza huyó del país cinco días después de que lo hicieron los periodistas del noticiero independiente VosTV, Héctor Rosales y Gerald Chávez, así como el corresponsal de La Prensa en la ciudad de Masaya, Noel Gallegos.

Cabe destacar que en diciembre pasado abandonaron el país por razones similares los periodistas Luis Galeano y Winston Potosme. Galeano tenía orden de captura y Potosme había sido herido por grupos armados en septiembre pasado.

Rosales y Chávez trabajaban para un canal de televisión y aseguraron a El Nuevo Diario que tomaron la decisión de irse al sentir inseguridad, lo mismo hizo días antes la periodista Leticia Gaitán, de 100% Noticias.

“Que cese la represión y persecución”, puntualizó el jefe de prensa de Canal 10, Mauricio Madrigal.

El Nuevo Diario