La oposición pide la renuncia del presidente Jovenel Moïse en Haití, el país más pobre de América

76

Líderes opositores intensifican acciones contra Gobierno de Haití

Representantes del partido opositor Sector Democrático y Popular de Haití intensifican sus acciones para lograr la renuncia del presidente Jovenel Moise, según destaca hoy la prensa local.

Este fin de semana, los senadores Nenel Cassy y Evaliere Beauplan, la exministra de Asuntos de la Mujer, Marjorie, así como el líder opositor Michel André Michel, visitaron el norte del país, con el fin de relanzar las movilizaciones antigubernamentales contra la actual administración.

En los departamentos Norte, Noreste y Noroeste, se reunieron con más de 500 delegados del sector, para, según declararon, acordar una nueva estrategia que derroque al partido en el poder Tèt Kale (Cabezas Rapadas).

De igual manera, señalaron que los encuentros persiguen crear las condiciones favorables para la satisfacción de las demandas populares, así como la organización de una conferencia nacional y soberana que siente las bases del nacimiento de un nuevo proyecto de sociedad.

El Sector Democrático y Popular, uno de los opositores más acérrimos del actual Gobierno, ha negado repetidamente su disposición al diálogo nacional emprendido por el primer ministro Jean Henry Céant, y que la pasada semana tuvo su primer fórum.

Para los líderes de este partido, el diálogo debe contar como primer punto la dimisión de Jovenel Moise y la creación de un gobierno interino.

A finales de 2018, la estructura política encabezó las movilizaciones antigubernamentales que pusieron en crisis a la administración y sumaron a cientos de miles de ciudadanos.

Prensa Latina


Nueve años del terremoto de Haití: un país olvidado del mundo

Por Sofía Lobos – Vatican News

Han pasado 9 años desde la fatídica tarde del 12 de enero de 2010 en el que un demoledor terremoto sacudió Haití, con epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, su capital. El primer temblor se produjo a las 16:53 hora local. Según los servicios geológicos fue el más fuerte registrado desde 1770 y sus consecuencias fueron devastadoras, teniendo en cuenta que hablamos del país más pobre del continente americano.

La cifra oficial de fallecidos no es del todo exacta, debido a la dificultad de las tareas de rescate y a la complejidad de llevar a cabo registros organizados en medio de tales circunstancias, pero aproximadamente se calculan unas 230.000 vidas perdidas en semejante catástrofe y 3 millones de afectados.

Haití no logró recuperarse del terremoto

Casi una década después el recuerdo de esta tragedia nacional sigue “fresco” en la memoria del pueblo haitiano, que no logra recuperarse de las graves consecuencias que se desencadenaron tras el terremoto: el nivel de pobreza incrementó alarmantemente, muchas de las estructuras caídas no fueron reconstruidas, el sistema sanitario continúa colapsado en varias áreas, especialmente las más marginadas y el nivel de formación de sus ciudadanos sigue condicionado por la falta de organización, carencia de recursos económicos y empleos estables.

Un país olvidado del mundo

A todo esto se suma un factor crucial para entender la situación actual de Haití: el olvido.

Pasado el terremoto y la atención de los medios, el mundo parece haber dado la espalda a esta pequeña nación, con la excepción de algunas organizaciones internacionales que trabajan en el terreno, así como la Iglesia cuya ayuda se hace efectiva a través de los misioneros y los proyectos sociales que llevan a cabo.

En este contexto Vatican News entrevistó al sacerdote jesuita, P. Miller Lamothé, director del Centro de espiritualidad de la Compañía de Jesús en tierras haitianas:

Vatican News


Tres millones de personas excretan al aire libre, aseguran en Haití

Unos dos millones de haitianos no cuentan hoy con servicios sanitarios en sus hogares y otros tres millones defecan al aire libre, según confirmó la Dirección de Agua Potable y Saneamiento (Dinepa).

Edwidge Petit, subdirector de Saneamiento del organismo estatal, señaló que en algunas zonas la práctica resulta habitual, lo que eleva el riesgo de contraer enfermedades.

A inicios de enero, Dinepa lanzó una campaña en colaboración con el Ministerio de Salud Pública, en la que se organizan varios talleres de investigación, con el fin de sensibilizar a los funcionarios sobre cuestiones de saneamiento general, así como los enfoques y estrategias locales para combatir el flagelo.

La campaña, que se extenderá hasta este viernes incluye una serie actividades para la mejora de los servicios y la aplicación de la ley en este ámbito, con el propósito de poner fin a la defecación al aire libre.

Las acciones continuarán incluso después del final de la cruzada, aseguraron los funcionarios.

Según especialistas, actualmente unas mil millones de personas o el 15 por ciento de la población mundial excreta al aire libre, incrementándose así las enfermedades como el cólera, hepatitis, polio y diarrea.

Mientras en el Caribe, la cobertura de saneamiento puede alcanzar el 98 por ciento, de acuerdo con cifras de Naciones Unidas, en Haití no sobrepasa el 28 por ciento.

Estadísticas confirman que entre el 50 y el 52 por ciento de la población de las zonas rurales haitianas y el 35 por ciento a nivel nacional no tiene un lugar donde realizar sus necesidades fisiológicas.

Prensa Latina


VOLVER
Más notas sobre el tema