La oposición vuelve a las calles para exigir la renuncia del presidente Hernández

Hondureños liderados por políticos de la oposición y de organizaciones del movimiento social, iniciaron este domingo una jornada de protesta para tumbar—según ellos—la narco dictadura de Juan Hernández, que el próximo 27 de enero cumple el primer aniversario de su segundo gobierno.

Los protagonistas de las protestas, que se desarrollarán hasta el sábado 26 de enero en todo el país, pertenecen a la plataforma denominada Acción Ciudadana Contra la Dictadura (ACCD).

Listones verdes, pancartas y gritos de “estamos en acción ante tanta corrupción”, “fuera la narco dictadura” “fuera JOH”, “libertad para los presos políticos” y “libertad de expresión”, fue parte central de las consignas de la caminata que inició en el bulevar Morazán de Tegucigalpa y que concluyó en la embajada de los Estados Unidos, en la avenida La Paz.

La actividad comenzó con la entonación del himno nacional y las palabras de bienvenida por parte del defensor de los derechos humanos, Wilfredo Méndez, que fustigó al régimen de Hernández por los altos niveles de corrupción y los supuestos nexos con el narcotráfico.

Méndez invitó a los hondureños a que en el transcurso de esta semana emprendan “acciones contra esta narco dictadura que debe caer, porque debe caer”.

El defensor de los derechos humanos, apuntó que el pueblo debe estar consiente que la salida de Hernández depende del pueblo que hoy está huyendo rumbo a los Estados Unidos por la falta de oportunidades. En ese sentido, señaló que Donald Trump es corresponsable de lo que está sucediendo en Honduras porque favorece “a un gobierno de corrupción y aun gobierno vinculado al narcotráfico”.

Por su parte el presidente del Partido Liberal, Luis Zelaya, apuntó que las cosas en Honduras siguen empeorando y una de esas manifestaciones son los constantes caravanas de migrantes que parten hacia los Estados Unidos y la captura de Juan Antonio “Tony” Hernández, por cargos de narcotráfico.

“Quién nos va a decir que Juan Hernández no tenía conocimiento que su hermano estaba involucrado en actividades ilícitas, sí él controla todos los poderes”, expresó Zelaya.

Según el presidente de los liberales, los nexos de la administración Hernández con el narcotráfico generarán más ingobernabilidad en Honduras.

El político vaticinó que la aposición se seguirá construyendo hasta lograr la caída del gobierno de Hernández, porque además de condenar en la pobreza a la población, tiene fuertes vínculos con el narcotráfico.

Los manifestantes de este domingo refutaron que Honduras esté en manos de Juan Hernández, hermano de Juan Antonio “Tony” Hernández, capturado el 23 de noviembre pasado por la Agencia Anti Drogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) por ser un narcotraficante a gran escala.

¿CALENTANDO…?

La protesta de este domingo no fue muy concurrida pese a que fue anunciada desde el pasado 9 de enero cuando los integrantes de la ACCD sellaron la unidad y pactaron la estrategia para exigir la salida de Hernández, acusado de gestar un fraude electoral en noviembre de 2017 y de violar la Constitución de la República al buscar la reelección sin asidero jurídico.

Entre los asistentes se observó la presencia de adultos mayores, que caminaron varias cuadras hasta llegar a la representación diplomática de Washington, que estaba acordonada por un contingente policial a la espera de los manifestantes.

Al llegar a las afueras de la embajada estadounidense los manifestantes exigieron a las autoridades de este país que cese en su intromisión política en Honduras para favorecer al régimen de Juan Hernández.

A la cita acudió el presidente del Partido Liberal y excandidato presidencial, Luis Zelaya y directivos de este instituto político. Asimismo, Iroska Elvir, esposa del excandidato presidencial de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, Salvador Nasralla, ausente de la actividad porque se encontraba dirigiendo el programa deportivo Cinco Deportivo, que se trasmite las mañanas de los domingos por la Corporación Televicentro.

Otro de los ausentes, fue el expresidente y actual coordinador del Partido Libertad y Refundación (Libre) Manuel Zelaya Rosales, que hasta el momento no se ha unido a la Acción Ciudadana Contra la Dictadura y en su lugar ha convocado a una movilización el domingo 27 de enero, mediante la activación de los “comandos insurreccionales”.

Pese a que la dirigencia de Libre no se ha sumado a la ACCD, dirigentes de este partido político se han unido y este domingo participaron en la movilización, como es el caso de Rasel Tomé y Nelson Ávila, quienes recriminaron a Estados Unidos por su injerencia directa en la imposición ilegal y fraudulenta de Juan Hernández.

“Impusieron a Juan Hernández violando lo  que el pueblo había establecido; el pueblo eligió a Salvador Nasralla y con el fraude que validó Estados Unidos, hoy tiene al país generando esta crisis, esta violencia y con Honduras en el primer lugar de pobreza, con caravanas de migrantes, con violaciones de derechos humanos”, dijo Rasel Tomé.

“Hoy queremos decirle aquí a los Estados unidos que el pueblo hondureño repudia la injerencia y que el pueblo hondureño tiene la capacidad de auto determinarse, de elegir a sus gobernantes, y que si no hubieran impuesto a Juan Hernández no estuviéramos en esta violencia, no estaríamos con esas caravanas de migrantes, estuviéramos trabajando en construir esta patria”. Rasel Tomé, dirigente del Partido Libertad y Refundación (Libre).

A la protesta de este domingo su sumó también el ex jefe de inteligencia de la Policía Naional, Leandro Osorio, quien manifestó seguir en contra del fraude electoral de 2017 y de la ilegal reelección de Juan Hernández. Entrevistado por CRITERIO, Osorio refirió que fue marginado y posteriormente depurado de la institución uniformada después de haber descubierto en el 2014 un narco laboratorio de Tony Hernández en el departamento de Lempira.

Criterio


Fuerzas políticas no contemplan eliminar causas de crisis electoral y social en Honduras

“Estamos casi listos para entregar a Honduras las reformas electorales más profundas en la historia del país”, afirmó el presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, tras agregar que el proyecto que será presentado, está compuesto por los aportes que ha hecho la comisión que envió la Organización de Estados Americanos (OEA). Pero en el tema de reelección y segunda vuelta, dijo que quedará pendiente.

En ese contexto, las reformas en materia electoral, urgentes para la comunidad nacional, y sobre todo internacional, por el conflicto que generó el último proceso de elección popular, se admitirán en el parlamento con más de 100 votos, que según el alto funcionario, reflejará el consenso y madurez de las fuerzas políticas.

Oliva, dijo que los diputados no tendrán sesión el próximo martes, pero que entre el miércoles y jueves de la siguiente semana habrá “noticias positivas” con relación al tema. Las reformas, según mencionó el titular del Congreso, se harán a disposiciones de la Constitución de la República, y deberán ratificarse en la segunda legislatura.

Cabe destacar que la legislatura actual, culminará dentro de seis días. Oliva agregó que las enmiendas hechas en el proyecto, conllevan la reestructuración del Tribunal Electoral y el Registro Nacional de las Personas, y deben ser aprobadas a más tardar el jueves 24 de enero.

Sobre la segunda vuelta electoral y la regulación de la reelección presidencial, dijo que aún son temas controversiales, en los que no hay convenios y no podrán ser debatidos en esta legislatura, pero sí en el trayecto de 2019. Prevé que ambos aspectos puedan recaer en una consulta popular.

“No estamos estancados en nada, estamos afinando el tema de redacción”, añadió el presidente del parlamento, quien aseguró que en los diálogos con todos los sectores políticos, nadie ha puesto una condicionante sobre la segunda vuelta, que “tampoco hemos descartado”.

Hasta ahora, los únicos partidos que habían introducido sus propuestas de reformas electorales habían sido los opositores Libertad y Refundación (Libre), e Innovación y Unidad (PINU), faltando el Partido Nacional y Liberal, este último recientemente acaba de nombrar nueva directiva en el Congreso.

El Libertador