Las reacciones tras las asunción de Maduro: se profundiza la ofensiva de EEUU y la derecha regional

EEUU aumentará la presión sobre el gobierno de Maduro en Venezuela

Estados Unidos prometió aumentar la presión sobre el gobierno de Nicolás Maduro, dijo este jueves el consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, mientras que el vicepresidente Mike Pence calificó la investidura como una “farsa”.

“Estados Unidos no reconocerá la toma de posesión ilegítima de la dictadura de Maduro. Seguiremos aumentando la presión sobre el régimen corrupto, apoyando a la democrática Asamblea Nacional (Parlamento) y pidiendo democracia y libertad en Venezuela”, escribió Bolton en Twitter.

En tanto el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dijo este jueves que la toma de posesión de Maduro es una “farsa”, calificándolo de “dictador”.

“La investidura del dictador Maduro es una farsa. Estados Unidos no reconoce los resultados ilegítimos de una elección que fue robada. Vamos a seguir estando junto al pueblo de Venezuela y en contra del régimen corrupto de Maduro hasta que la democracia y la libertad prevalezcan en Venezuela”, tuiteó Pence.

Por su parte, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, pidió a los venezolanos que no colaboren con Maduro, sino con la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, pero marginada por la nueva Asamblea Constituyente creada por el gobierno.

El Departamento de Estado informó que Pompeo llamó a Juan Guaidó, el presidente de la Asamblea Nacional, y que “ambos reafirmaron su deseo de colaborar estrechamente”.

“El secretario reafirmó el compromiso de Estados Unidos con la Asamblea Nacional, la única institución legítima y la última elegida democráticamente en Venezuela, y con el restablecimiento de la democracia (en el país)”, dijo en una declaración el portavoz de la diplomacia estadounidense, Robert Palladino.

“Instamos a quienes apoyan este régimen, desde los trabajadores que reciben diariamente los subsidios alimenticios hasta las fuerzas de seguridad de Venezuela que han jurado su apoyo a la Constitución, que dejen de permitir la represión y la corrupción, y que trabajen con la Asamblea Nacional y su líder Juan Guaidó, de acuerdo con su Constitución para un regreso pacífico a la democracia”, dijo Pompeo en otro comunicado.

Maduro comenzó este jueves un segundo mandato de seis años tras las elecciones del 20 de mayo, unos comicios boicoteados por la oposición y denunciados como un “fraude”.

La Unión Europea tampoco reconoce este mandato y la semana pasada los cancilleres del Grupo de Lima instaron a Maduro a no asumir este segundo periodo, una declaración de la cual se restó México.

Esta semana Washington ya anunció nuevas sanciones financieras contra personalidades y empresas en Venezuela.

En Washington, la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó este jueves una resolución para declarar “la ilegitimidad del nuevo periodo de Nicolás Maduro que se inició el 10 de enero”.

Panorama


Comunicado | Consejo Permanente de la OEA acuerda “no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro”

10 de enero de 2019

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) acordó hoy “no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019”. La resolución se aprobó con 19 votos a favor, 6 en contra, 8 abstenciones y 1 ausencia.

A continuación el texto completo de la resolución:

RESOLUCIÓN SOBRE LA SITUACION EN VENEZUELA

(Aprobada por el Consejo Permanente en la sesión extraordinaria celebrada el 10 de enero de 2019)

EL CONSEJO PERMANENTE DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS ESTADOS AMERICANOS

REAFIRMANDO el derecho a la democracia que tienen los pueblos de América y la obligación de sus gobiernos de promoverla y defenderla tal como lo establece el artículo 1 de la Carta Democrática Interamericana,

RECORDANDO que, mediante la AG/RES. 2929 (XLVIII-O/18) del 5 de junio de 2018, la Asamblea General declaró que el proceso electoral realizado en Venezuela el 20 de mayo de 2018 carece de legitimidad por no haber contado con la participación de todos los actores políticos de Venezuela, por no cumplir con los estándares internacionales y por haberse desarrollado sin las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático,

CONSIDERANDO que el período presidencial 2019-2025 que empieza en Venezuela el 10 de enero de 2019 es el resultado de un proceso electoral ilegítimo,

ENFATIZANDO la autoridad constitucional de la Asamblea Nacional democráticamente electa,

REITERANDO SU PROFUNDA PREOCUPACION en relación con el empeoramiento de la crisis política, económica, social y humanitaria en Venezuela resultante del quiebre del orden democrático y de serias violaciones a los derechos humanos en dicho país, así como la negligencia del gobierno de Venezuela de alcanzar los estándares interamericanos básicos en materia de derechos humanos y democracia,

RECONOCIENDO que, en consecuencia, un número significativo de venezolanos está siendo forzado a huir del país, en razón de que no han sido cubiertas sus necesidades básicas,

REITERANDO su seria preocupación por el colapso del sistema de salud de Venezuela, que ha llevado a la reaparición de enfermedades infecciosas previamente erradicadas en Venezuela, así como en países fronterizos y en la región.

OBSERVANDO que el éxodo de venezolanos está teniendo un impacto en la capacidad de los países de la región para cubrir sus necesidades básicas y plantea desafíos a la salud pública y la seguridad,

TOMANDO NOTA al respecto, de la Declaración de Quito sobre movilidad humana de ciudadanos venezolanos en la región, del 4 de septiembre de 2018, y su Plan de Acción, adoptado el 23 de noviembre de 2018.

CONDENANDO con la mayor firmeza las detenciones arbitrarias, la falta del debido proceso y las violaciones a los derechos humanos de prisioneros políticos por parte del gobierno de Venezuela,

ENFATIZANDO que el Consejo Permanente y la Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores se mantienen dispuestos a llevar a cabo iniciativas diplomáticas, incluyendo los buenos oficios, destinados a promover el diálogo en Venezuela con miras a arribar a una solución política de la crisis en dicho país,

RESUELVE:

No reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019,

Reafirmar que, solo a través de un dialogo nacional con la participación de todos los actores políticos y otros actores interesados venezolanos, se podrá alcanzar la reconciliación nacional y acordar las condiciones indispensables para celebrar un nuevo proceso electoral que refleje realmente la voluntad de los ciudadanos venezolanos y resuelva de manera pacífica la actual crisis en ese país.

Urgir a todos los Estados Miembros e invitar a los Observadores Permanentes de la OEA, a adoptar, de conformidad con el derecho internacional y su legislación nacional, las medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras que consideren apropiadas para contribuir a la pronta restauración del orden democrático en Venezuela,

Hacer un llamamiento para la realización de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y legítimo, en una fecha cercana con presencia de observadores internacionales,

Invitar a los Estados Miembros y a los Observadores Permanentes a implementar medidas para atender la crisis humanitaria en Venezuela y en los Estados afectados, mediante el apoyo a las organizaciones internacionales y regionales apropiadas,

Urgir al régimen venezolano que permita el inmediato ingreso de ayuda humanitaria para el pueblo de Venezuela, incluyendo vigilancia epidemiológica para prevenir el agravamiento de la crisis humanitaria y de salud pública, particularmente para evitar la reaparición y propagación de enfermedades,

Exigir la inmediata e incondicional liberación de todos los presos políticos,

Expresar la activa solidaridad con el pueblo venezolano y su compromiso de mantener bajo seguimiento la situación en Venezuela y apoyar medidas diplomáticas que faciliten la restauración de las instituciones democráticas y el pleno respeto a los derechos humanos,

Instruir al Secretario General para que transmita el texto de la presente Resolución al Secretario General de las Naciones Unidas.

OEA


Comunicado del gobierno argentino | Sobre la situación en Venezuela

10 de enero

El Gobierno argentino desconoce la legitimidad del mandato iniciado en el día de la fecha por Nicolás Maduro, el cual resulta del proceso electoral del 20 de mayo de 2018 cuya legitimidad fuera oportunamente desconocida por la República Argentina.

Al tiempo de condenar la ruptura del orden constitucional y el estado de derecho en Venezuela, la República Argentina ratifica su pleno reconocimiento de la Asamblea Nacional como único órgano democráticamente electo en dicho país.

El Gobierno argentino, en el día de la fecha, comunicó al Gobierno de Venezuela la suspensión del Acuerdo de Exención de Visas en Pasaportes Diplomáticos y Oficiales con dicho país, prohibiendo el ingreso a la República de integrantes de alto nivel del régimen venezolano.

La Unidad de Información Financiera (UIF) emitirá un alerta al sector financiero y bancario sobre los riesgos de realizar operaciones con empresas públicas venezolanas o controladas por el Estado venezolano.

La República Argentina continuará denunciando las violaciones de derechos humanos y condenando la ruptura del orden democrático en Venezuela tal como se ha venido haciendo desde la asunción del Gobierno por parte del Presidente Mauricio Macri.

Consecuente con esta posición, el Gobierno argentino solicitó a la Fiscalía General de la Corte Penal Internacional, junto a otros países, el inicio de una investigación sobre la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad en ese país y promovió la suspensión de Venezuela en el MERCOSUR en virtud del Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático.

En el ámbito de la Organización de los Estados Americanos, la Argentina sostiene la necesidad de aplicar a Venezuela la Carta Democrática Interamericana.

En el plano bilateral, la Representación de la República Argentina en Caracas cuenta desde octubre de 2015 sólo con Encargado de Negocios y se han suspendido las negociaciones comerciales y los mecanismos de diálogo político.

La Embajada Argentina en Venezuela continuará trabajando para brindar asistencia a los connacionales residentes en dicho país, defendiendo los intereses de empresas argentinas, y manteniéndose en contacto con las organizaciones y movimientos democráticos que consultan a nuestro país.

Singularmente importante es la acogida que, con brazos abiertos, la Argentina ha brindado a más de 130.000 migrantes y refugiados venezolanos que escapan de crisis política, económica y humanitaria que vive su país, retribuyendo el apoyo que Venezuela diera a los exiliados argentinos durante la última dictadura militar.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina


Comunicado de Brasil | Situação na Venezuela

10 de Janeiro de 2019

Tendo em vista que nesta data, 10 de janeiro de 2019, Nicolás Maduro não atendeu às exortações do Grupo de Lima, formuladas na Declaração de 4 de janeiro, e iniciou novo mandato presidencial ilegítimo, o Brasil reafirma seu pleno apoio à Assembleia Nacional, órgão constitucional democraticamente eleito, ao qual neste momento incumbe a autoridade executiva na Venezuela, de acordo com o Tribunal Supremo de Justiça legítimo daquele país. O Brasil confirma seu compromisso de continuar trabalhando para a restauração da democracia e do estado de direito na Venezuela, e seguirá coordenando-se com todos os atores comprometidos com a liberdade do povo venezuelano.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil


Colombia | Duque celebra decisión de la OEA de no reconocer a Maduro

El 4 de enero, el Grupo de Lima, conformado por 14 países de Latinoamérica, a excepción de México, acordaron no reconocer al nuevo mandato de Nicolás Maduro. A esta decisión, se le sumó la Organización de Estados Americanos (OEA).

La resolución de la OEA “hace un llamamiento para la realización de nuevas elecciones presidenciales con todas las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y legítimo”. Esta decisión la reconoció y aplaudió el presidente Iván Duque, quien ha liderado en la región soluciones ante la crisis venezolana.

“La decisión de la OEA, de no reconocer legitimidad del régimen de Nicolás Maduro, es una confirmación de denuncias que ha hecho Colombia y la lucha del Grupo de Lima para restablecer la democracia en Venezuela. Es un llamado a comunidad internacional para cercar diplomáticamente la dictadura”, escribió el primer m enandatario en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, Duque no se ha referido a las palabras que le dedicó el no reconocido mandatario venezolano acerca de los homicidios a líderes sociales y el crecimiento de los cultivos ilícitos. “Yo le podría hablar de las decenas de hombres asesinados diariamente, líderes sociales y de derechos humanos; le podría hablar de la efectividad de Venezuela en el combate contra la producción de cocaína y enseñarle los métodos de cómo nosotros, liberados de la DEA estadounidense, pudimos declarar el territorio nacional libre de cultivos de coca (…) Sospecho que nos tienen miedo”, dijo en su discurso Maduro refiriéndose a Colombia y a Duque.

Maduro resultó electo por segunda vez como presidente de Venezuela en mayo de 2018. Antes de que se celebraran dichos comicios, el entonces mandatario Juan Manuel Santos anunció que Colombia no reconocería los resultados debido a la falta de garantías y ausencia de organismos internacionales que avalaran y apoyaran las votaciones. El Grupo de Lima le pidió a Maduro no recibir el poder y pasarlo, temporalmente, a la Asamblea Nacional mientras se restituya la democracia en el país. Pese a las consecuencias de un bloqueo comercial, se invistió, de nuevo, como el jefe de Estado venezolano, asegurando que la nación es “profundamente democrática”.

Venezuela, Nicaragua, Bolivia y algunos países del Caribe votaron en contra de la resolución de la OEA, mientras que México se abstuvo de hacerlo.

El Espectador


Comunicado del gobierno de Chile sobre la asunción del segundo mandato de Nicolás Maduro en Venezuela


Comunicado | Medidas adoptadas por el Gobierno del Perú ante el inicio del ilegítimo periodo presidencial de Nicolás Maduro

10 de enero de 2019

Al iniciarse en Venezuela el ilegítimo período presidencial de Nicolás Maduro y en concordancia con la Declaración del Grupo de Lima del 4 de enero pasado, el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú cumple con informar lo siguiente:

1. Se ha llamado en consulta a Lima a la Encargada de Negocios de la Embajada del Perú en Venezuela, Primera Secretaria Rosa Alvarez Nuñez.

2. Se ha dispuesto el impedimento de entrada al territorio nacional a Nicolás Maduro y a 100 miembros de su régimen y personas relacionadas a éste.

3. Se ha coordinado con las autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), para dar cumplimiento a las medidas económico-financieras establecidas en la citada Declaración. Entre ellas, para reforzar la debida diligencia, compartir la lista de miembros del régimen de Nicolás Maduro y personas naturales y jurídicas relacionadas a éste, y sus futuras actualizaciones, con todos los sujetos obligados a reportar a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

4. Se ha confirmado que las instituciones bancarias peruanas no mantienen relaciones de corresponsalía bancaria con instituciones financieras venezolanas.

El Gobierno del Perú ratifica su pleno respaldo a la Asamblea Nacional elegida libre y democráticamente en diciembre de 2015. Reitera que no reconoce la legitimidad del nuevo periodo presidencial de Nicolás Maduro y reafirma su inequívoca y firme condena a la ruptura del orden constitucional y del Estado de Derecho en Venezuela, resaltando que sólo a través del pleno restablecimiento de la democracia y el respeto de los derechos humanos, se podrá resolver la crisis política, económica, social y humanitaria que atraviesa ese país.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú


Comunicado de Paraguay | ​Ruptura de Relaciones Diplomáticas con Venezuela

10 de enero de 2019

El pasado 4 de enero, el Gobierno del Paraguay, conjuntamente con otros 12 Estados, adoptó la Declaración Ministerial del Grupo de Lima en la cual se determinó el no reconocimiento del nuevo mandato presidencial del señor Nicolás Maduro, por ser el resultado de un proceso electoral ilegítimo, que no contó con la participación de todos los actores políticos venezolanos, ni con la presencia de observadores internacionales independientes, y careció de las garantías y los estándares internacionales de un proceso democrático, libre, justo y transparente.

En este contexto, el Paraguay reafirma su condena a la ruptura del orden constitucional y del Estado de Derecho en la República Bolivariana de Venezuela, dando pleno respaldo y reconocimiento a la Asamblea Nacional, elegida legítimamente en diciembre de 2015.

El Paraguay ha abogado sostenida y permanentemente, en todas las instancias multilaterales de las que forma parte, por una salida pacífica y democrática a la crisis política, económica, social y humanitaria en Venezuela. Se ha sumado a los esfuerzos para lograr un diálogo efectivo entre el gobierno de Nicolás Maduro y los diversos sectores políticos que conforman la oposición. Sin embargo, lo que se constata es que todas estas iniciativas han fracasado y que, tras unas elecciones ilegítimas y fraudulentas, el señor Maduro ha vuelto a asumir la presidencia.

Basado en lo precedentemente expuesto, el Gobierno de la República del Paraguay, en el ejercicio de sus atribuciones constitucionales y de la soberanía nacional, adoptó la decisión de romper relaciones diplomáticas con la República Bolivariana de Venezuela.

En este sentido, se ha dispuesto el cierre de nuestra Embajada y el inmediato retiro del personal diplomático paraguayo acreditado ante dicho país. Igualmente, se dará un plazo razonable para el retiro del personal diplomático venezolano del territorio nacional, con sujeción a lo dispuesto en el artículo 45 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas, de la cual el Paraguay es signatario.

Asimismo, el Gobierno paraguayo resolvió suspender, a partir de la fecha, la aplicación del Acuerdo para Supresión de Visas de Pasaportes Diplomáticos, Oficiales y de Servicio, suscrito el 8 de junio de 1990. Al respecto, cabe aclarar que esta decisión no afecta al pueblo venezolano, sino única y exclusivamente a los funcionarios de un gobierno cuya legitimidad de origen la República del Paraguay no reconoce.

En otro orden, y considerando el éxodo masivo de ciudadanos venezolanos a países de la región, el Paraguay seguirá acompañando las iniciativas de coordinación regional encaminadas a dar respuesta a esta delicada crisis migratoria, sin perjuicio de continuar exhortando, en las instancias multilaterales, el ingreso de asistencia humanitaria a la República Bolivariana de Venezuela.

El Paraguay, en consonancia con los principios de derecho internacional de no intervención y autodeterminación de los pueblos, ajusta su accionar a la premisa de que la crisis política en Venezuela es de índole interna y que corresponde a los propios venezolanos resolverla.

Asimismo, insta a que todos los países miembros de la Organización de los Estados Americanos reafirmen su apoyo a la Carta de la Organización y a la Carta Democrática Interamericana, en pos de contribuir al restablecimiento del orden democrático en Venezuela, y que apoyen la solicitud presentada ante la Corte Penal Internacional para que se investigue la comisión de posibles crímenes de lesa humanidad en dicho país.

La decisión de ruptura de relaciones diplomáticas con Venezuela no implica que el Paraguay dejará de cumplir con su práctica consuetudinaria de honrar los compromisos que ha asumido a nivel internacional.

Finalmente, el Gobierno de la República del Paraguay expresa su solidaridad con el pueblo venezolano y reitera su mejor predisposición para continuar apoyando todas las iniciativas políticas y diplomáticas que promuevan el restablecimiento del Estado de Derecho, del orden democrático y del respeto de los derechos humanos en la hermana República Bolivariana de Venezuela.

Ministerio de Relaciones Exteriores de Paraguay


Gobierno de Honduras no reconoce la legitimidad de Nicolás Maduro como presidente

Mediante un comunicado emitido la tarde de este jueves, el gobierno de Honduras reafirmó que no reconoce el régimen de Nicolás Maduro.

Asimismo, ha resuelto llamar a consultas de manera inmediata a su Encargado de Negocios en Caracas, Fernando Suarez Lovo.

De igual manera, exhorta al gobierno de Venezuela restaurar el orden democrático del país.

Honduras se suma a la Organización de Estados Américanos (OEA), la Unión Europa (UE), Estados Unidos, Paraguay, Argentina, Chile y Colombia como los países que no reconocerán dicho gobierno.

Aquí el comunicado completo

La Secretaría de Estado en el Despacho de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, a la opinión nacional e internacional comunica:

1º Que en la Declaración Conjunta del Grupo de Lima en el que participa Honduras, emitida el 4 de enero de 2019 en la Ciudad de Lima, Perú, se expresó el no reconocimiento del régimen de Nicolás Maduro (2019-2025) en Venezuela. 

2º Que en Sesión del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, del 10 de enero de 2019, se aprobó por 19 votos a favor, 6 en contra y 8 abstenciones no reconocer la legitimidad del régimen que inicia en esta fecha de Nicolás Maduro y urge a los países del sistema interamericano que “de conformidad con el derecho internacional y su legislación nacional”, adopten las “medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras” que consideren para “contribuir a la restauración del orden democrático”.

3. Que, consistente con la resolución de “Reevaluar el estado o nivel de sus relaciones diplomáticas con Venezuela, en función del restablecimiento de la democracia y el orden constitucional en ese país, y la necesidad de proteger a sus nacionales e intereses”, el Gobierno de la República, ha resuelto llamar a consultas de manera inmediata a su Encargado de Negocios a.i en Caracas, Fernando Suarez Lovo. 

Tegucigalpa M.D.C. , 10 de enero de 2019

El Heraldo


Presidente Nicolás Maduro recibe respaldo de gobiernos y movimientos sociales del mundo

Gobiernos y movimientos sociales del mundo ratificaron su apoyo al jefe de Estado de Venezuela, Nicolás Maduro, quien este jueves prestó juramento para un nuevo período presidencial, y rechazaron las acciones injerencistas promovidas por Estados Unidos y sus aliados, reporta Prensa Latina.

«He venido a acompañar al hermano presidente Nicolás Maduro porque compartimos la misión histórica de defender a nuestros pueblos y los procesos revolucionarios, como lo hicieron Bolívar y Sucre», declaró el mandatario boliviano, Evo Morales, a su arribo a Caracas.

Afirmó Morales que Venezuela no está sola porque ahora hay presidentes, gobiernos y movimientos sociales que acompañan la Revolución.

Maduro prestó juramento hoy ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para ejercer un nuevo mandato en el período 2019-2025.

«Hemos llegado a Venezuela a traer personalmente la solidaridad con el presidente Nicolás Maduro Moros, democráticamente elegido por su pueblo», expresó, por su parte, el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

En los comicios del 20 de mayo pasado, el goberrnante venezolano obtuvo un rotundo triunfo, al alcanzar el 67,84 por ciento de los votos.

En un mensaje publicado en su cuenta @DiazCanelB, de la red social Twitter, el presidente cubano llamó a no subestimar el gran despliegue de recursos de los adversarios históricos para impedir que fuerzas progresistas y populares se mantengan en el Gobierno.

Delegaciones de 94 países y de organismos internacionales como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, la Unión Africana, la Liga Árabe y la Organización de Países Exportadores de Petróleo estuvieron presentes en la toma de posesión de Maduro en la sede del TSJ.

Entre los mandatarios que asistieron a la ceremonia figuran, además de Bolivia y Cuba, el de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; de Nicaragua, Daniel Ortega; de Osetia del Sur, Anatoli Bibílov; así como el primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves.

El acto de toma de posesión tuvo lugar en un momento complejo en que Estados Unidos y sus aliados del Grupo de Lima intentan desconocer la voluntad popular expresada en las urnas e incrementan las presiones, la guerra económica, el bloqueo y campañas mediáticas contra la nación suramericana.

Ante esta situación numerosas organizaciones sociales del mundo cerraron filas para defender el proyecto de la Revolución bolivariana.

El Partido Vanguardia Popular, de Costa Rica, condenó el hecho de que el Grupo de Lima pretenda convertirse en un poder absoluto, capaz de decidir sobre asuntos propios de otros países.

‘Se trata de un demencial intento de golpe de Estado, con el propósito de romper el orden auténticamente democrático y apoderarse de las riquezas que pertenecen al pueblo venezolano’, señaló.

La dirección del partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), de Colombia, subrayó el respaldo al Gobierno bolivariano y rechazó la declaración del Grupo de Lima, que catalogaron de cínica e injerencista.

«Nuestro partido reconoce y proclama la legitimidad de Maduro, condena la actitud vergonzante del gobierno colombiano, rechaza de plano la declaración de Lima y apoya sin vacilaciones la Revolución Bolivariana», remarcó en un comunicado el Consejo Político Nacional de la FARC.

El Partido Comunista Paraguayo (PCP) también expresó su respaldo incondicional a Venezuela, en momentos en que se incrementa la presión y la agresión imperialista contra su pueblo con la intención de quebrar su proceso social.

Venezuela sufre en la actualidad un ataque coordinado entre el imperialismo norteamericano y europeo, sus aliados locales y los medios empresariales, advirtió el PCP.

Organizaciones sociales de Chile, Cuba, Uruguay, México, República Dominicana, Argentina y otros países también expresaron en las últimas horas su apoyo a Venezuela y a su presidente democráticamente electo, Nicolás Maduro.

Granma


Ecuador recalca que no ha roto sus relaciones diplomáticas con Venezuela

El canciller, José Valencia, ha reiterado hoy 10 de enero que Ecuador no ha roto las relaciones diplomáticas con Venezuela, a pesar de no haber enviado una delegación oficial a la asunción al mando del presidente Nicolás Maduro, celebrada hoy en Caracas.

Según el ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, “Ecuador se rige por principios claros y básicos del derecho internacional” y, por ello, no ha roto las relaciones diplomáticas con Caracas, recogió la Cancillería en su cuenta oficial de Twitter.

OEA NO RECONOCE MANDATO DE MADURO Y PIDE OTROS COMICIOS

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó hoy una resolución en la que no reconoce la legitimidad del segundo mandato de Maduro en Venezuela y en la que llamó a las autoridades de ese país a celebrar unos nuevos comicios “en una fecha cercana” con observación internacional.

La resolución presentada por Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Perú y Paraguay logró 19 votos a favor, entre ellos el del representante de Ecuador, seis en contra y ocho abstenciones.

El documento fue respaldado por 19 países, entre ellos 13 de los 14 integrantes del Grupo de Lima, Estados Unidos, República Dominicana, así como Bahamas, Barbados, Jamaica y Haití.

Por su lado, Venezuela, Bolivia, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas, Surinam y Dominica votaron en contra, mientras que México, San Cristóbal y Nieves, Trinidad y Tobago, Uruguay, Antigua y Barbudas, Belice y El Salvador se abstuvieron.

La reunión del Consejo, ahora bajo la Presidencia rotatoria de El Salvador, fue rechazada de la delegación de Venezuela, liderada por el embajador Samuel Moncada, como un “acto hostil e inamistoso”.

En ese sentido, Valencia opinó que el documento aprobado por la OEA “tiene como objetivo central abogar por una solución democrática del propio pueblo de Venezuela”, algo en lo que viene insistiendo Ecuador en los últimos tiempos.

“Nuestra posición tiene un punto de partida muy claro, creemos que la salida a la situación en Venezuela debe ser tomada exclusivamente por los venezolanos, no pensamos que tenga que ser una acción internacional”, puntualizó el ministro

Recordó que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo ayer que la nación “no estima que promover los derechos humanos en otros países equivalga a injerir en asuntos externos”, y aseguró que la resolución de la OEA está cimentada sobre la preocupación de la región al respecto de la situación en Venezuela.

Metro Ecuador


México ofrece apoyo diplomático para solucionar problemas de Venezuela

Con el propósito de crear las condiciones para que el pueblo de Venezuela de manera soberana encuentre una solución a sus problemas, México se ofreció a servir de puente de comunicación entre las partes, apostándole a la diplomacia como la mejor vía de solución.

Al dar a conocer la postura ante la Organización de los Estados Americanos (OEA) México expone que la región tiene el potencial para continuar buscando vías efectivas de comunicación con los actores venezolanos, señaló la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un comunicado.

Ello, expuso, con el propósito de establecer las condiciones necesarias para que todos los sectores en Venezuela establezcan un verdadero diálogo que promueva el acercamiento y la construcción de acuerdos.

“Estamos conscientes de que la búsqueda de estas condiciones no es tarea fácil y que es nuestra responsabilidad profundizar dichos esfuerzos”, enfatizó la cancillería.

En este sentido, hacemos un llamado tanto a los Estados miembros como a la Secretaría General de la OEA, a no cesar los esfuerzos para ayudar a generar condiciones propicias para el diálogo, expuso la dependencia federal.

Dicho organismo internacional, refirió la SRE, ya ha acompañado a países de la región en procesos de diálogo y mediación sin importar lo complicado que en su momento pretendían ser y aseguró que son muchos los ejemplos de éxito en esta tarea, encomendada por la propia Carta fundacional de la OEA, por lo que Venezuela no debe ser la excepción.

Si bien por los motivos expuestos, México se abstuvo en la votación de la resolución adoptada este jueves, la cancillería llamó a todos los actores involucrados, principalmente al gobierno de Nicolás Maduro, a crear un entorno favorable al establecimiento de un diálogo genuino.

Ello, a fin de promover el acercamiento y la construcción de acuerdos reales que a su vez permitan la recuperación de la tranquilidad de todos los venezolanos.

La dependencia precisó que ello de ninguna manera debe ser interpretado como una falta de interés de México en el tema, por lo que aseguró “que los derechos humanos y la situación en Venezuela, así como en cualquier otro lugar del continente, son una prioridad para la política exterior de México”.

La SRE reiteró que México no tendrá una postura pasiva respecto a la situación de Venezuela; al contrario, “apostaremos, como ya se ha dicho, por una diplomacia activa e involucrada”.

Excelsior