Más de dos mil migrantes ingresan a México sin solicitar asilo

Al menos 2 mil 400 migrantes hondureños y salvadoreños irrumpieron la madrugada de este viernes en el puente internacional Rodolfo Robles y violaron el candado del portón que da acceso a México, para caminar por más de 35 kilómetros hasta Tapachula donde pasaron la noche.

Los centroamericanos esperaron toda la noche del jueves en el parque central de Tecún Umán, Guatemala, y cuando pocos elementos del Instituto Nacional de Migración (INM) custodiaban el acceso a territorio mexicano, perforaron la frontera y evitaron el procedimiento para su legal estancia en el país.

En el contingente viajan niños, mujeres y hombres que se acompañan y descansan por lapsos cortos, para después retomar la caminata bajo altas temperaturas en la región sureste de Chiapas.

Mientras tanto, en la garita del INM y el puente internacional, unos 800 hondureños esperan su turno para ingresar a la garita migratoria y obtener una pulsera que acredite su proceso de legal estancia en México por un año está en trámite.

Las autoridades han instalado carpas para evitar que el sol llegue directo a los migrantes; en tanto, adentro grupos de 50 se enfilan para la entrevista y la entrega de visas o papeles que certifiquen su nacionalidad y la intención de pasar por México.

Los extranjeros que avanzan en caravana han señalado que no aceptarán el registro de las autoridades mexicanas, debido a que en la caravana anterior muchos fueron engañados con la promesa que serían llevados a instancias de gobierno para sus trámites y fueron deportados a sus países de origen.

“No vamos a hacer la fila, nosotros pedimos el libre tránsito por México que todo ser humano tiene derecho a tener”, refirió Gonzalo Ariosto, un ciudadano hondureño que cruzó de manera ilegal la frontera México- Guatemala.

Los migrantes se han dirigido al parque central de Tapachula, otros a albergues de la localidad para resguardarse y descansar para emprender el trayecto en unas horas.

El Sol de México


México activa plan de atención a caravana migrante

México activa el Plan de Atención Caravana Migrante, en el que participan todas las dependencias federales bajo la dirección de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y la Secretaría de Gobernación, especialmente el Instituto Nacional de Migración (INAMI) y bajo coordinación de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC).

El plan establece acciones interinstitucionales para asegurar un arribo migratorio con visión humanitaria y regular el ingreso para que sea legal, ordenado y seguro, explico el titular de la CNPC, David León Romero, durante una visita a Chiapas para supervisar su despliegue.

El Plan de Atención Caravana Migrante contempla trabajo coordinado entre las instituciones del gobierno federal, el gobierno estatal y de los municipios de Tapachula y Suchiate, y cuenta con la colaboración de la ACNUR, UNICEF y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), entre otros.

Conforme a este plan de atención, el proceso de recepción de migrantes consta de atención médica inmediata, alimentación, hidratación e información al momento de su ingreso; registro y colocación de pulseras que permite al migrante identificarse, acceder a los servicios que se ofrecen, e iniciar y concluir la gestión de su regulación migratoria.

Los migrantes podrán elegir entre permanecer en el albergue temporal modular hasta recibir la Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias, que proporciona condiciones de seguridad y bienestar para su estancia, o bien podrán regresar a Guatemala y volver México para recibir el documento.

Los primeros mil 64 migrantes ya fueron recibidos y cuentan con condiciones de bienestar, seguridad y garantía de sus derechos humanos.

Finalmente, el Plan de Atención Caravana Migrante contempla acciones que permitirán a los migrantes, una vez regularizados, su inclusión a la dinámica social y económica de la región.

Televisa