Nueva caravana centroamericana: el gobierno de México otorga visas humanitarias a migrantes

Con brazaletes, registran en México a mil 114 migrantes de nueva caravana

Un total de mil 114 migrantes de la caravana han solicitado la “tarjeta de visitantes por razones humanitarias” que ofreció el gobierno de México, de los cuales 969 son adultos—739 hombres y 230 mujeres— y 145 niños y adolescentes, informó la directora general de Control y Verificación del Instituto Nacional de Migración (INM), Ana Laura Martínez de Lara.

La funcionaria explicó que en esta primera etapa a los solicitantes que hayan cumplido con los requisitos se les otorgó una pulsera con su nombre, nacionalidad, edad y sexo.

Este brazalete lo deberán portar los migrantes en lo que se tramita su tarjeta de visitantes —en un lapso de cinco días— y con la cual podrán desempeñar un trabajo en México, además de transitar sin restricción en territorio nacional durante un año con opción de renovación.

Martínez de Lara reconoció que aún hay migrantes en el parque central de Tecún Umán, Guatemala, y un tanto más que están haciendo fila para realizar su trámite ante INM, además de que se espera la llegada de otros contingentes que vienen cruzando territorio guatemalteco.

Tras el anuncio de autoridades mexicanas de migración sobre cómo sería el ingreso a nuestro país, casi un millar de integrantes de la caravana se trasladaron al puente fronterizo Rodolfo Robles, donde hicieron largas filas para iniciar el trámite migratorio para poder ingresar a México.

“El gobierno ha decidido otorgarles una tarjeta de visitantes por razones humanitarias a todas las personas que ingresen de manera ordenada y siguiendo las instrucciones”, les anunció un agente a los extranjeros antes de ingresar al país por el puente fronterizo.

Durante todo el día, los migrantes provenientes en su mayoría de Honduras, fueron atendidos por personal del Instituto Nacional de Migración (INM) en el puente fronterizo de Ciudad Hidalgo.

Debido a que no se ha logrado habilitar el albergue, los migrantes de Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua tuvieron que pasar la noche en el puente fronterizo, en espera de que se termine el refugio.

Detectan a cubanos y congoleses

Guatemala detectó a 24 cubanos y a seis congoleses que avanzan con la caravana de más de un millar de migrantes hondureños que salieron el lunes pasado de Honduras hacia Estados Unidos, informó el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM).

Informes obtenidos por EL UNIVERSAL revelaron que unos 400 hondureños de la caravana salieron a la fuerza de su país de origen y sin cumplir trámites migratorios el martes pasado e ingresaron a Guatemala, por lo que los cubanos y los congoleses aprovecharon la confusión para ingresar a suelo guatemalteco, revelaron fuentes del IGM.

La presencia de cubanos y congoleses en la caminata confirmó que, desde hace al menos seis años, Centroamérica es un pasadizo de miles de migrantes irregulares en ruta a EU y procedentes de islas del Caribe, como Cuba, Haití y República Dominicana, así como de Asia y África.

Mientras, el embajador hondureño en México, Alden Rivera, alertó que el gobierno mexicano teme que continúen las caravanas de migrantes, como las dos que salieron esta semana de Honduras y El Salvador y dieron continuidad a este tipo de corrientes migratorias que empezó en octubre pasado en San Pedro Sula.

El Universal


Gobierno de AMLO abre la puerta laboral a migrantes, dice Bartolo Fuentes

Bartolo Fuentes reapareció entre sombras y detrás de integrantes de la caravana migrante, que ha avanzado rápido desde San Pedro Sula hasta Tecún Umán, en la frontera con México.

El activista y principal promotor del éxodo migrante que atravesó Centroamérica y México en octubre de 2017, relata que en esta ocasión sólo acompañó un tramo a los hondureños y ha evitado a toda costa caminar con ellos hasta México, debido a la represalias que el gobierno de Honduras ha tenido y tiene contra él.

“Yo no he podido estar en ninguno de los buses ni en los contingentes que han salido hacia Guatemala y México (ríe), pero he acompañado a los grupos pequeños que se mueven desde mi tierra hacia la frontera”, relata.

El exdiputado y activista asegura que en 14 días que antecedieron a la salida de este nuevo éxodo de migrantes, ha habido 14 masacres en territorio hondureño, lo que ha orillado a muchas familias a salir de su país, aunado a la mala economía que corroe a las familias y no les permite llevar el pan de cada día a casa.

“Las cosechas como el café, que es muy importante en Honduras, está por los suelos al grado que l agente prefiere que se caiga la fruta en lugar de recogerlo, porque no vale la pena hacer un gasto, eso pasa con muchos sectores productivos de Honduras, porque hay un abandono por parte del gobierno”, subrayó.

La decisión del gobierno de AMLO

Después de su detención en Guatemala con la caravana migrante de octubre, ha viajado a México para reunirse con autoridades y concluir que se están manejando políticas de respeto hacia la comunidad migrante.

“La Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, ha reiterado que se va a fortalecer la protección a los migrantes en el sur de México, pero en Honduras lo han proyectado como que México va a proyectar un muro, pero eso no es así, sólo se va a dar ingreso a los migrantes de forma ordenada. El gobierno de AMLO hace bien en saber quiénes quieren entrar a su territorio”, apuntó.

Dijo que esta decisión pretende absorber la mano de obra migrante que viene desde todo Centroamérica, en los proyectos que van a desarrollar en la región sur de México.

“Construir un tren necesita la mano de obra migrante, porque es a través de todo un trayecto que se necesita gente para laborar, ahora es la oportunidad para que gobierno y migrantes puedan concretar lazos de trabajo”, añadió.

“México está entendiendo mejor cómo debe tratarse la migración”, concluyó en torno a la situación política social actual con los migrantes.

Su detención, una mordaza del gobierno de Honduras

El activista contó que fue detenido luego de que el gobierno de Honduras emitiera un informe en el cual se le tachaba como criminal buscado por todo el mundo.

La Policía Nacional Civil (PNC) de Guatemala lo detuvo, dice, sin tener un solo argumento para hacerlo, justo cuando documentaba con fotografías y videos el paso de cientos de migrantes por la frontera de Honduras- Guatemala.

Lo tuvieron cuatro días encerrado en un centro de detención de migrantes, después fue deportado a Honduras para así evitar que siguiera su paso con los extranjeros que avanzaban hacia México.

“Estuve bajo llave, sin comunicación, mi teléfono lo retuvieron y sin explicarme nunca por qué me tenían encerrado, llegaron varios grupos de migrantes y todos salieron menos yo. Me di cuenta hasta que llegue a Honduras que esto se trataba de una persecución política.

“El mismo jefe de la policía que me entregó mi automóvil me dijo ‘lo que hicieron con usted no fue correcto, nunca debieron de tratarlo de esa manera ni atacarlo”, acotó.

Bartolo Fuentes avanzó con la caravana algunos cuantos kilómetros adentro de Guatemala, sin embargo, debido a la alerta roja que tiene el gobierno de Honduras hacia él, decidió retornar rápido para evitar otra detención arbitraria.

La caravana migrante avanza sola, sin dirigentes visibles que manejen los hilos de este nuevo movimiento de extranjeros.

El Sol de Puebla


767 hondureños de la caravana migrantes han retornado, según datos oficiales

De acuerdo con los datos oficiales del gobierno de Honduras luego que el lunes por la noche cientos de hondureños emprendieran una nueva caravana migrante, un total de 767 personas han retornado a sus hogares.

Un total de 767 migrantes de la caravana comenzaron a ser trasladados a su lugar de origen mediante el Plan de Retorno Seguro, informó el titular de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Lisandro Rosales.

Al corte de las 6:00 de la tarde del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional de Copeco, se reportaron 283 migrantes que comenzaron a regresar de forma voluntaria a sus casas, declaró.

A los retornados se le brindó transporte para regresar a sus lugares de origen a 484 personas que se les aplicó el impedimento de salida por no tener la documentación correspondiente.

Esto incluye 324 menores que fueron retenidos por las autoridades migratorias, porque el padre o madre no presentó la documentación requerida, o niños no acompañados y fueron remitidos a la Dirección de la Niñez, Familia y Adolescencia (Dinaf), para su acompañamiento, declaró.

Entre las personas que retornan de forma voluntaria se encuentra Miguel Ochoa Medina, un hondureño que formó parte de la movilización que salió en octubre pasado y que después de comprobar que no podía cruzar a los Estados Unidos como se lo habían prometido decidió regresar a su país.

“Uno ya probó suerte y no se puede, nos conviene regresar a nuestro país, ese camino es duro, ya vimos que no se puede la cosa es muy complicada, 45 días durmiendo en calle, en piedras, agua, guindados en camiones, es duro lo que uno le toca venir, yo le digo a la gente que no se vaya en esa caravana, es mejor estar en casa”, expresó

Aconsejó que “no se muevan de donde están, la verdad de las cosas en este camino se sufre, no hay pasada para mí que no se muevan de su lugar, ya probamos y decidimos mejor regresar a nuestro país”, agregó.

Por su parte, Victoriano Espinal Aguirre, un padre originario de San Pedro Sula que no pudo cruzar la frontera porque no llevaba la documentación correspondiente de su hijo menor, sin embargo, le agradeció a Dios que lo hayan detenido ya que hay mucho riesgo en el camino.

Proceso