Otro femicidio sacude a la Argentina y ya van ocho en 2019

Ya son 8 las mujeres asesinadas en lo que va del 2019

El hallazgo del cuerpo de Agustina Imvinkelried de 17 años en una zanja a cinco cuadras del boliche al que había ido a bailar el sábado a la noche, impacta a toda la Ciudad de Esperanza, Provincia de Santa Fe, pero también al país entero.

Si bien aún no están los resultados de a autopsia del cuerpo de la víctima, quien sería su presunto asesino se suicidó antes de que la policía pueda capturarlo. Horas después, el cuerpo de la joven tapado con bolsas fue encontrado en las inmediaciones y el crimen catalogado por la fiscal a cargo como femicidio.

Pasaron tan solo 14 días desde que comenzó el año y según informó a Filo.News la organización feminista MuMaLá (Mujeres de la Matria Latinoamericana), desde que arrancó el año “murieron ocho mujeres bajo la carátula de femicidio y hay un caso dudoso de clasificar hasta se aclare la investigación”.

Vale recordar que durante el 2018 fueron 259 las mujeres muertas en manos de varones y el 38% de los asesinos eran pareja o ex pareja de las víctimas.

1 – Celeste Castillo, 27 años. Santiago del Estero

Héctor Montenegro era oficial ayudante en la Comisaría Novena y antes de terminar su jornada laboral, volvió a su casa, discutió con su pareja y con su arma reglamentaria le disparó. Ella murió en el acto.

Según los conocidos, era común que Montenegro le revisara el celular a su novia y que la celaba con un “muchacho de la cuadra”.

2 – Joselin Nayla Mamani, 10 años. Buenos Aires.

La menor recibió 32 puñaladas en total. 17 en su rostro y pecho y 15 en su espalda. Se trató de un femicidio vinculante, lo que significa que la asesinaron para hacerle daño a la madre, que fue quien la encontró muerta en la cocina.

Los investigadores sospechan de un hombre con el que la madre de la chiquita tuvo una relación sentimental durante diez años y también del hijo de éste, del que también fue pareja.

3 – Gisel Romina Varela, 33 años. Mar del Plata

Fue asesinada a tiros mientras esperaba el colectivo. Por el hecho está detenido su expareja.

La mujer, que prestaba servicio en la Policía Comunal marplatense, estaba en la parada de un colectivo cuando Sergio Alejandro Cejas se bajó de un auto y ambos empezaron a discutir.

En un momento, el hombre le arrebató a ella su arma y disparó al menos cinco veces. De ellos, dos impactaron en el chaleco antibalas de la víctima pero otros en su cuerpo. Murió al instante.

Él, que cuando fue detenido aún tenía puesta una remera manchada con sangre, ya tenía una denuncia por violencia y orden perimetral.

4 – Daiana Moyano, 24 años. Córdoba

Su cuerpo fue encontrado en un descampado, boca abajo y semidesnuda. Moyano, que era madre de dos nenas, de seis y dos años, regresaba a su casa en el barrio Ciudad Mi Esperanza desde el trabajo, pero nunca llegó.

Según testigos, la víctima tuvo que bajarse en el final del recorrido del colectivo que la llevaba a su casa por el mal estado del camino.

En ese momento, Alejandro Coronel, vecino del barrio, la habría llevado por la fuerza hacia el monte donde la atacó, la asesinó y la dejó abandonada. Mientras tanto, su marido Germán la esperaba en la parada en la que debería haberse bajado.

5 – Liliana Loyola, 64 años. San Juan

La mujer que vivía en el barrio Aramburu fue quemada por su hijo el 29 de noviembre pero falleció el 9 de enero luego de agonizar en el hospital.

Su hijo, Juan Echegaray, la atacó porque ella no quiso darle plata y luego de prenderla fuego se fugó.

Estuvo prófugo varios días y luego de que la Policía hiciera más de 9 allanamientos, lo encontraron a las 2 de la mañana, escondido en un departamento que pertenece a su padre.

6 – Valeria Juárez, 32 años. Chaco.

Después de una fuerte discusión por la desaparición de otra hija, que hace 25 años salió hacía la escuela y nunca más fue encontrada, Elías Juárez, padre de Valeria Silvina Juárez, la asesinó de un escopetazo y luego se suicidó.

Según fuentes, la mujer vivía en Buenos Aires y viajó al Chaco para pasar las fiestas con su familia.

7 – Susana Yas, 77 años. Mar del Plata

Fue encontrada asesinada a golpes y fueron los vecinos quienes después de ver un charco de sangre en la puerta de su casa, llamaron a la Policía.

La víctima presentaba una herida profunda en la cabeza. Los investigadores sospechan que la anciana fue atacada en el ascensor y luego arrastrada por el asesino hasta el cuarto donde la hallaron muerta.

Por su parte, Yas residía con su marido, quien presenta un avanzado cuadro de Alzheimer y que no pudo aportar ninguna precisión sobre lo ocurrido.

Descartada la hipótesis del robo, los pesquisas indagan en el entorno familiar de la víctima y uno de sus hijos es el principal sospechoso.

8 – Agustina Imvinkelriend, 17 años. Santa Fe.

La joven de 17 años salió a bailar con sus amigas y nunca regresó a su casa en la ciudad de Esperanza.

El sospechoso, Pablo Trionfini, de 39 años, había estado hablando con Agustina en la misma cuadra del boliche minutos antes de su desaparición y se suicidó cuando la Policía ingresaba a allanar su domicilio.

El cuerpo de la joven fue encontrado a 400 metros del lugar, con algunos golpes visibles y estaba entre pastizales, escondido y camuflado entre la vegetación.

Filo News


Hallan asesinada a una joven de 17 años que estaba desaparecida en Santa Fe

El cuerpo de Agustina Imvilkeried fue hallado este lunes por la mañana en un descampado de la localidad de Esperanza. Lo confirmó Néstor Nagel, jefe de Bomberos Voluntarios de esa localidad. La joven tenía 17 años y estuvo desaparecida desde el domingo por la madrugada.

Este lunes por la madrugada la Policía allanó la casa de un sospechoso que había sido visto en un video hablando con la chica, cuyo rastro se perdió a la salida de un popular boliche de la ciudad. El hombre apareció ahorcado.

El peor presagio se confirmó horas después. Bomberos y Policía hallaron el cuerpo de Agustina en una zanja, tapado por malezas en una zona rural cercana a la zona del boliche Teos Disco.

La foto de Agustina no había parado de difundirse por redes sociales e incluso parte de la población de Esperanza había salido durante el fin de semana a buscar por sus propios medios a la adolescente que había salido a bailar con sus amigas, que había salido sola del boliche antes de que se perdiera su rastro.

Personal policial efectuó varios allanamientos durante la madrugada. Uno de ellos fue en un domicilio en las inmediaciones de las calles Uruguay y Stein, barrio Unidos, en Esperanza.

Allí vivía un hombre de unos 40 años, Pablo Sebastián Trionfini, que según sospechan los investigadores sería el último en tener contacto con Agustina. Una vez adentro, a las 2.30, los efectivos lo encontraron ahorcado.

Según publica el portal Esperancino, allegados a Trionfini dijeron que el sospechoso estuvo nervioso durante todo el día, sus amigos le ofrecieron ir a buscarlo, pero no quiso salir de su domicilio.

Con esa pista bomberos y policías de la Unidad Regional XI trabajaron con perros adiestrados. Alrededor de las 10, el jefe de Bomberos confirmó el peor desenlace: el cuerpo de Agustina apareció a unos 500 metros de la discoteca.

“El lugar donde aparece el cuerpo es muy cerca del boliche Teos. Si seguís hacia el norte una cuadra y doblás te encontrás con calle 9 de Julio que es donde se encontró a Agustina”, declaró Nagel.

Tiempo Argentino


¿Qué pasó con Agustina?

La fiscal santafesina María Laura Urquiza y el comisario a cargo del operativo dieron más detalles sobre el asesinato de Agustina Imvinkelried, cuyo cuerpo fue encontrado “con algunos golpes” y cubierto por ramas esta mañana a 500 metros del boliche en el que se la había visto por última vez el domingo a la madrugada. Según confirmaron las autoridades a cargo de la investigación, la causa fue caratulada como femicidio. Todos los testimonios apuntan contra el principal acusado del asesinato, un hombre de 39 años, quien se ahorcó esta madrugada antes de que la Policía allanara su domicilio.

Los investigadores detallaron, además, que esta misma mañana se realizaron los primeros peritajes al auto del acusado, como así también en los alrededores del descampado en el que fue hallada Agustina, en la localidad santafesina de Esperanza, de 44 mil habitantes. “El cuerpo tiene algunos golpes visibles y estaba entre pastizales, escondido y camuflado entre la vegetación”, agregó la fiscal.

Urquiza descartó los rumores que indicaban que habrían sido tres los hombres que participaron en el crimen y que supuestamente estaban prófugos. “En la autopsia se podrá saber si fue arrastrada a ese lugar después de muerta o si tuvo algún abuso sexual”, explicó la fiscal en la primera conferencia de prensa tras el hallazgo del cuerpo.

Los familiares hicieron la denuncia el domingo por la mañana, luego de que la joven no hubiera vuelto del boliche Teos al que había ido a bailar el sábado por la noche con un grupo de amigas. Desde entonces, las redes sociales viralizaron su imagen.

Las primeras pistas condujeron a la Policía hacia el domicilio de quien luego aparecería ahorcado, quien era señalado por los amigos de la víctima. Finalmente, el sospechoso fue encontrado sin vida cuando la policía allanó su domicilio. “Se presume que se quitó la vida cuando llegó la Policía”, reconoció el jefe policial. A las pocas horas, los bomberos hallaron el cuerpo de Agustina.

Dentro de la casa del sospechoso, hasta el momento, no se encontró ninguna evidencia de que Agustina hubiera estado allí. “Las evidencias que involucran al sospechoso son, por el momento, testimonios e imágenes de las cámaras de seguridad”, explicó Urquiza, quien agregó además que hay vecinos que lo vieron en el lugar donde apareció el cuerpo y uno, en particular, que asegura que el acusado le pidió una pala.

Página 12


VOLVER