Ola de xenofobia en Ecuador: el canciller venezolano responsabiliza al gobierno de Lenín Moreno

Gobierno nacional denuncia actitud de Ecuador ante xenofobia contra los venezolano

El Canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, rechazó este lunes los actos de xenofobia que viven los venezolanos en Ecuador y responsabilizó al gobierno de ese país por las infracciones que se cometan en contra de la integridad física de los venezolanos.

Desde Casa Amarilla, en Caracas, el ministro de Relaciones Exteriores dio lectura al comunicado el cual señala que “Lenín Moreno, en su condición de jefe de Estado, está en condición de reconocer que la nacionalidades no es un criterio de criminalización; lo cual resulta repudiable que se valga de esta treta para evadir responsabilidad de su gobierno en la reproduccción de delitos violentos”.

El comunicado de la cancillería venezolana, responde “al pronunciamiento hecho por el presidente de la República del Ecuador, Lenín Moreno, quien luego del feminicidio perpetrado por un venezolano el pasado 19 de enero contra su pareja -una joven ecuatoriana-, incitó a los cuerpos de seguridad de ese país aplicar “todo el peso de la ley” a través de la creación de brigadas que se encargarán de controlar inmigrantes venezolanos en las calles, espacios de trabajo y la frontera, hecho que desencadenó de manera inmediata la violencia y la xenofobia contra el resto de los connacionales que se encuentran en ese país”, reseña una nota de prensa del portal de la Vicepresidencia de la República.

Arreaza resaltó que el gobierno de Ecuador trata de “evadir su responsabilidad en los delitos de feminicidio, que alcanzó la cifra de 88 mujeres asesinadas en 2018 por motivos de género, es decir, una víctima mortal cada cuatro días”, agregó el canciller.

El canciller venezolano dijo que Venezuela es un país que le abrió los brazos a más de 500 mil ciudadanos ecuatorianos “que han venido a trabajar, pero jamás las políticas del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela han señalado a ningún grupo por su nacionalidad u origen”.

En ese sentido, Arreaza agregó que  el Gobierno Nacional continuará ampliando el alcance del Plan Vuelta a la Patria y las políticas de protección de los repatriados.

A continuación el texto íntegro:

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela ha tenido conocimiento de un caso de violencia delictiva ocurrido el pasado 19 de enero en la ciudad de Ibarra, República del Ecuador, ante los ojos de la colectividad y de su propia fuerza pública, al cual se encontraría vinculado un ciudadano venezolano.

Al condenar de la manera más enérgica este repudiable suceso, la República Bolivariana de Venezuela considera necesario hacer referencia al inexcusable comunicado emitido por el Presidente de la República del Ecuador, Lenín Moreno, mediante el cual, de forma irresponsable, se ha pretendido establecer una insólita correlación entre la violencia contra la mujer en el Ecuador y los ciudadanos de nacionalidad venezolana.

En su condición de Jefe de Estado, el Presidente Moreno está en la obligación de conocer que la nacionalidad no es un criterio de criminalización, con lo cual, resulta especialmente repudiable que se valga de esta treta para evadir la responsabilidad de su gobierno en la reproducción de delitos violentos con los cuales no ha sabido lidiar, como el feminicidio, que tan solo en el año 2018, alcanzó la luctuosa cifra de ochenta y ocho (88) mujeres asesinadas en el Ecuador por motivos de género, es decir, una víctima mortal cada cuatro días.

Esta conducta del Presidente Moreno, además de ser portadora de prejuicios y discriminaciones, es lesiva de los Derechos Humanos y constitutiva de delitos penados tanto en las legislaciones de ambos países como en el ámbito internacional, por lo que Venezuela responsabiliza al ciudadano Presidente de la República del Ecuador y al Estado que dirige, por toda infracción contra la integridad física, moral y ciudadana de los nacionales venezolanos que se encuentren en ese país.

Consecuentemente, la República Bolivariana de Venezuela denuncia y rechaza la decisión del gobierno ecuatoriano de crear lo que ha llamado “brigadas para controlar la situación legal de los venezolanos”, medida confesamente derivada de la criminalización de la nacionalidad venezolana, por ser constitutiva de un patrón de violación de derechos humanos, al tratarse de un ataque generalizado y sistemático contra una colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos o culturales, en razón de lo cual el Estado venezolano se reserva la decisión de acudir a las instancias internacionales pertinentes en busca de determinar las responsabilidades que correspondan en el marco del derecho internacional.

El comunicado del Presidente Moreno instigó una espiral de violencia xenófoba contra la comunidad migrante venezolana en el Ecuador, y corresponde a su gobierno la obligación de preservar la integridad y la vida de los venezolanos y las venezolanas. Por su parte, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela continuará cumpliendo con su compromiso de protección del Pueblo venezolano que ha sido víctima de la estafa migratoria, ampliando el alcance del Plan Vuelta a la Patria y de sus políticas de inclusión social de los migrantes retornados.

Caracas, 21 de enero de 2019

Últimas Noticias


Activan plan especial de Vuelta a la Patria para retorno de venezolanos en Ecuador

La Embajada de Venezuela en Ecuador activó un plan especial de Vuelta a la Patria para todos aquellos venezolanos y venezolanas que deseen retornar a su país, dada a los hechos de violencia que se han perpetrado contra ciudadanos residentes en el país suramericano.

Los venezolanos que deseen retornar a través del plan especial deberán dirigirse a las instalaciones de la Embajada de la ciudad ecuatoriana de Quito o al Consulado general ubicado en la ciudad de Guayaquil.

Asimismo, dispusieron números de emergencia para notificar cualquier denuncia o información sobre hechos de violencia que atenten contra la integridad física de venezolanos en Ecuador.

Luego del feminicidio perpetrado este domingo en Ecuador por parte de un venezolano contra su pareja ecuatoriana presidente de la nación, Lenín Moreno, incitó a la seguridad del país a aplicar todo el peso de la ley contra los migrantes.

Moreno instó a crear brigadas que se encarguen de controlar a los migrantes venezolanos que estén en las calles, trabajando o en las fronteras, lo que desencadenó una serie de hechos violentos.

Los venezolanos residentes en Ecuador se han visto amenazados y violentados, tanto que sus pertenencias han sido quemadas y los han perseguido en vehículos recibiendo gritos para que se vayan.

VTV


Ecuador ofrece vuelos a migrantes venezolanos que quieran volver a su país

El gobierno de Ecuador ofreció el lunes tres vuelos para que los venezolanos que así lo deseen regresen esta semana a su país tras las tensiones generadas por el asesinato de una joven ecuatoriana embarazada por parte de un venezolano, su pareja sentimental.

“Hay tres vuelos que van a salir el miércoles para aquellos ciudadanos (venezolanos) que voluntariamente deseen abandonar el país”, anunció el subsecretario de Seguridad, Guillermo Rodríguez.

No dio detalles ni señaló cómo podrán los interesados acceder a esta oferta. El asesinato a cuchilladas ocurrió la noche del sábado en la ciudad de Ibarra, 75 kilómetros al norte de Quito, en presencia de una docena de policías y cientos de curiosos, reseñó la AP.

Tras ese suceso, cientos de habitantes de Ibarra emprendieron una verdadera cacería de venezolanos el domingo en la tarde y el lunes en la madrugada, desalojándolos con violencia de refugios, hostales e incluso viviendas alquiladas, lo que rebasó la capacidad de la policía.

La situación pudo ser controlada hasta casi el amanecer del lunes con la presencia de patrullas militares que impusieron orden.

Durante la noche, decenas de extranjeros emprendieron un peregrinaje para salir de Ibarra en medio de gritos y amenazas de los residentes.

Ante la situación, Ecuador anunció el lunes que a partir de ahora exigirá que los venezolanos que reciba no tengan antecedentes penales.

El presidente de la Asociación Civil de Venezolanos en Ecuador, Daniel Regalado, estimó en rueda de prensa que para obtener tal documento sus compatriotas requerirían al menos seis meses, entre otras razones por “la ausencia de funcionarios públicos que agilicen este trámite” en suelo venezolano.

Al condenar los incidentes ocurridos en Ecuador, el canciller venezolano Jorge Arreaza dijo desde Caracas que el gobierno del presidente Lenín Moreno debe asumir la responsabilidad por la violencia ocurrida y los ataques a sus compatriotas, e instó a las autoridades ecuatorianas a una reunión bilateral para tratar la situación.

Arreaza acusó a Moreno y a otros funcionarios de Ecuador de azuzar la situación y de echarle “más combustible al fuego de la xenofobia violando la legislación internacional”.

En un comunicado suscrito por cinco asociaciones de venezolanos se rechazó de manera categórica el asesinato de la ecuatoriana, así como “cualquier tipo de xenofobia o discriminación que pueda nacer a partir de los sucesos ocurridos en Ibarra. Reiteramos nuestro repudio a cualquier tipo de delito que se pueda cometer dentro del Ecuador, venga de donde venga”.

Por su parte, el vicepresidente Otto Sonnenholzner aseguró que “hemos agotado todos los esfuerzos, pero Venezuela se niega a entregar bases de datos que nos permitan verificar información de quienes llegan al país”.

“Sin generalizaciones, pero con mano firme, hoy debemos diferenciar entre venezolanos que huyen del gobierno de Nicolás Maduro y otros que aprovechan esta situación para delinquir”, agregó.

En los últimos años miles de venezolanos han llegado a Ecuador huyendo de la crítica situación económica y social que viven en su país, y la mayor parte de ellos se han integrado sin inconvenientes a la sociedad ecuatoriana. Otros miles han seguido a Perú, Chile e incluso a destinos más lejanos como Argentina, Brasil y México.

Las Naciones Unidas estiman que más 2.3 millones de venezolanos han salido de su país desde 2015 en medio de escasez de alimentos y medicinas, así como fuertes dificultades para hallar empleo.

El Universal


Tras crimen de mujer en Ibarra, Gobierno ecuatoriano dicta 4 tipos de control a venezolanos

Dos días después de que un venezolano tomara como rehén a su expareja, una mujer de 22 años y embarazada de 4 meses, la apuñalara delante de policías y ciudadanos en una calle de Ibarra, el Gobierno empezó a implementar controles y poner restricciones al ingreso de los migrantes de ese país, medidas que de inmediato fueron criticadas por entes internacionales de derechos humanos.

Son cuatro medidas concretas y que ya rigen: Exigencia del pasado judicial apostillado para ingresar al país, formación de brigadas para inspeccionar la situación laboral, un censo a los extranjeros y una propuesta pedagógica y educativa. El control laboral empezó este lunes a primera hora en Guayaquil y otras ciudades del país.

El secretario particular de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán, expresó que el pedido del pasado judicial impedirá el ingreso de delincuentes, las brigadas serán en contra de los empleadores que abusen de los venezolanos y sus derechos.

Roldán agregó que el censo a extranjeros se realiza en todos los países y el objetivo es saber, inclusive, cómo Ecuador les protege para que no vivan precariamente y, la propuesta pedagógica-educativa serviría para que este tipo de hechos no vuelvan a ocurrir.

“Ni ataques xenófobos ni criminales que puedan entrar en Ecuador a hacer lo que les da la gana”, dijo Roldán, en entrevista con Ecuador TV.

Dichas declaraciones se dieron minutos después de que el vicepresidente Otto Sonnenholzner, en cadena nacional, a las 06:55 anunciara el requisito del pasado judicial apostillado. “La violencia machista no tiene nacionalidad”, dijo y señaló: “Sin generalizaciones, pero con mano firme, hoy debemos diferenciar entre venezolanos que huyen del gobierno de Maduro y otros que aprovechan esta situación para delinquir”.

En tanto, en Twitter, el secretario de Comunicación, Andrés Michelena, citó una posible estrategia de Nicolás Maduro. “No podemos tolerar que envíe a personas que tiene detenidas en sus cárceles al Ecuador, por eso rechaza la entrega de récord judicial. No podemos generalizar, hay hermanos venezolanos queridos y de gran valor”, expresó.

Esto se dio luego de que el domingo, el presidente Lenín Moreno diera la disposición de crear brigadas “para controlar la situación legal de los inmigrantes venezolanos”.

En respuesta, las organizaciones de venezolanos en el país calificaron de “xenófobo” este discurso.

Ayer, Eduardo Febres Cordero, presidente de la Fundación de Venezolanos en el Exterior, se reunió con el canciller subrogante, Andrés Terán, para entregarle un manifiesto.

“Esperamos una rectificación por parte del Estado ecuatoriano… no estamos de acuerdo con las brigadas, creemos que esto llevaría a criminalizar y penalizar la condición migratoria…”, señaló.

Sobre el pasado judicial apostillado, sostuvo que el trámite de este documento es complicado en Venezuela.

“Trabajo de 07:00 a 19:00, si uno quiere trabajar seguido trabaja seguido. No estamos contratados… llevo 4 meses, es un poco difícil encontrar trabajo por ser venezolano, hay días que se gana $ 5 a $ 7”. Herson Dávila, migrante.

“Llevo siete meses trabajando aquí honradamente gracias a la señora Ángela que me dio trabajo. Gano $2 o a veces $3 por auto, con propina es más. Gracias a ella por la confianza”. Gerson Contreras, migrante.

‘Por uno, no podemos pagar los honrados’

Ante más de una decena de medios de comunicación, el ministro de Trabajo, Andrés Madero, este lunes encabezó un operativo de control para diagnosticar el estado laboral de ciudadanos extranjeros que laboran en Guayaquil.

El ministro aseguró que estas inspecciones no comienzan desde ahora sino que son continuas. Luego, añadió que son parte de las brigadas pedidas por el Gobierno nacional tras el femicidio suscitado en Ibarra.

En una lavadora de autos de Sauces 1, el ministro con inspectores interrumpieron las labores de catorce ciudadanos venezolanos que se ganan $ 2 por cada auto limpiado.

Allí, Madero dijo que estaban para inspeccionar las obligaciones laborales de sus empleadores en temas de contratos, afiliación al seguro social y visas para velar por el respeto de sus derechos humanos.

“No sería bueno que por uno, que ni sabemos quién es, paguemos otros que venimos a trabajar honradamente”, dijo preocupado Gerson Contreras al ministro ante el temor de quedar sin un trabajo. Algunos migrantes, en silencio, grabaron con sus celulares la visita.

Allí, funcionarios de la cartera de Estado saludaron y tomaron datos de cada empleado para conocer su situación laboral.

Varios migrantes se ausentaron de sus puestos por temor a los ataques dados en Ibarra.

Unos 70 operativos se ejecutarían ayer en el país. Según el ministro, en el 2018 se dieron 16.000 inspecciones que derivaron en 6.300 multas de 10 a 15 salarios básicos.

Opiniones nacionales e internacionales

Cancillería de Venezuela: Gobierno de Moreno incita a la persecución

Venezuela reaccionó con un pronunciamiento de su canciller a las medidas adoptadas por el Gobierno de Ecuador tras el crimen de la joven en Ibarra, ocurrido el sábado, en el que está involucrado un venezolano.

Jorge Arreaza, canciller venezolano, consideró que el gobierno de Lenín Moreno ha “incitado una persecución fascista contra los venezolanos en Ecuador”.

El funcionario hizo responsable al Gobierno de la seguridad e integridad de venezolanos.

“La nacionalidad no es un criterio de criminalización, por lo cual se considera repudiable que el presidente Lenín Moreno se valga de esta treta para evadir la responsabilidad de su gobierno en la reproducción del feminicidio, que solo en el 2018 alcanzó una cifra de 88 casos”, cuestionó Arreaza.

La vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, exigió respeto a los derechos humanos y cese a la persecución.

Human Rights Watch: Es injusto que se les exija pasado judicial

El director ejecutivo de Human Rights Watch para las Américas, José Miguel Vivanco, consideró ‏injusto exigirle el pasado judicial a los ciudadanos venezolanos que “huyen con lo puesto del estado mafioso, fallido y autocrático de (Nicolás) Maduro”.

Vivanco, a través de Twitter, cuestionó además el pronunciamiento del presidente Lenín Moreno al considerar que las brigadas de control que propuso solo aumentan la xenofobia. “El Gobierno no puede propagar la histeria colectiva”, dijo el funcionario.

En esa misma red social, Luis Almagro, secretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA), abogó para que primen la paz y acciones basadas en ley y justicia.

“Un crimen no tiene nacionalidad, no puede generalizarse a toda una población migrante necesitada. El femicidio es aberrante y está más allá de nacionalidades”, sostuvo el secretario de la OEA.

Amnistía Internacional: Atender violencia, sin fomentar la xenofobia

“El gobierno del presidente Lenín Moreno tiene la responsabilidad de proteger el derecho de las personas a solicitar asilo y buscar protección internacional, así como de prevenir, investigar y sancionar actos de violencia cometidos en contra de personas dentro de su territorio, sin discriminación por su nacionalidad u otros factores”.

Así respondió Amnistía Internacional al anuncio del Gobierno ecuatoriano de imponer restricciones de ingreso a venezolanos. Erika Guevara Rosas, directora para las Américas, dijo que las autoridades ecuatorianas tienen la obligación de proteger a niñas y mujeres, investigar todos estos crímenes y castigar a los responsables.

“Estos lamentables hechos no deben fomentar ataques xenófobos, ni la imposición de restricciones adicionales que ponen en mayor riesgo a una población en necesidad de protección internacional… como los venezolanos que huyen de su país por las masivas violaciones a los derechos humanos”, afirmó.

Alcalde de Ibarra: No podemos permitir más actos de violencia

En la intersección de las calles Pedro Moncayo y Luis Cabezas Borja, en el centro de Ibarra, donde Diana Carolina fue acuchillada por su pareja, varios ciudadanos han instalado una fotografía de ella en estado de gestación junto a carteles, velas y flores.

Hasta allí llegan ibarreños indignados y consternados por el crimen. Rosario Imacaña vive cerca a ese lugar y junto con su hija acudieron a rezar por la víctima. Ella está conmovida por el atroz crimen, pero no está de acuerdo con que se señale a todos los venezolanos por esto. “No hay que ser violentos, los venezolanos salieron huyendo de su país, pero por uno no tienen que pagar todos”, dijo Rosario.

Álvaro Castillo, alcalde de Ibarra, hizo un llamado a la calma de la ciudadanía e invitó a una marcha que se realizará hoy para solidarizarse con la familia de Diana. “No podemos permitir que se den más actos de violencia, hay que mejorar la seguridad en la ciudad”, dijo.

El Universo


Niños, mujeres… entre migrantes forzados a salir de Ibarra

Mujeres, niños (algunos en brazos) y adultos inmigrantes debieron recibir protección policial al salir de casas donde residían, luego de que un grupo de personas actuara con violencia la noche de este domingo 20 de enero del 2019 en Ibarra, en el norte de Ecuador.

Por la tarde se realizó una marcha en la capital de Imbabura para condenar la violencia de género, tras el femicidio de Diana Carolina, perpetrado la noche del sábado 19 de enero del 2019 por su novio -frente a policías-, después de que permaneciera tomada como rehén por más de 90 minutos en la calle.

El hombre fue detenido. Familiares confirmaron que mantenía una relación con Diana Carolina, quien se encontraba embarazada y dejó en la orfandad a dos niños.

La noche de este domingo, un grupo de personas que había participado en la marcha ingresó a una vivienda habitada por ciudadanos extranjeros en el centro de Ibarra. Sacaron sus pertenencias y las quemaron en la calle. El hecho ocurrió a las 20:30.

Después, el grupo se dirigió a un albergue municipal, donde pernoctan inmigrantes de escasos recursos, e intentaron ingresar. Sin embargo, la Policía custodiaba el lugar.

Los manifestantes recorrieron las calles. El clima de tensión obligó a varios migrantes a abandonar la ciudad. Las escenas fueron similares a las registradas la víspera, después del crimen, cuando ciudadanos venezolanos fueron sacados de residencias, perseguidos en vehículos, entre bocinas y gritos que los insultaban.

Familias corrían por las calles llevando bolsos, niños en brazos, con rostros de pánico. Los gritos llegaron hasta la terminal terrestre de Ibarra, donde inmigrantes buscaban pasajes sin rumbo cierto, entrada la noche.

La violenta reacción de este domingo en contra de las familias se produjo horas después de que el presidente Lenín Moreno anunciara en un comunicado que había dispuesto la conformación de “brigadas” para controlar la situación legal de ciudadanos de Venezuela en las “calles, en los lugares de trabajo y en la frontera. Analizamos la posibilidad de crear un permiso especial de ingreso al país”.

En redes sociales, diversos juristas cuestionaron el comunicado del Presidente, porque el crimen de Diana se trató de un femicidio fruto de violencia de género.

“Declaraciones de altos funcionarios pueden constituir, en sí mismas, violaciones del deber estatal de respetar, garantizar y prevenir violaciones de DDHH.”, dijo Daniela Salazar, de la Universidad San Francisco y una de las mejores puntuadas en el concurso para elegir la nueva Corte Constitucional. “Lejos de condenar violencia machista, expresiones de Lenín Moreno podrían haber incitado los actos de violencia y xenofobia en Ibarra”.

Ramiro García, presidente del Colegio de Abogados de Pichincha, calificó al anuncio de Moreno como “inadecuado”. Agregó: “El problema no es la nacionalidad del victimario, sino el machismo que le hizo actuar así. Esto legitima la xenofobia”.

Farith Simon, abogado de la USFQ, también cuestionó lo ocurrido: “Espero que identifiquen a cada uno de los promotores y ejecutores de la ‘limpieza social’ y los procesen por el delito de odio. Lenín Moreno deberá responder por promover la xenofobia”.

El Comercio