Perú: el dictador Alberto Fujimori ingresó a un penal de Lima tras recibir el alta médica

Alberto Fujimori recibió alta médica y volvió a ser recluido en penal

El ex presidente estuvo más de 100 días en clínica. Apelación a la nulidad del indulto humanitario se resolvería la próxima semana

Un año y un mes después de obtener la libertad por el indulto humanitario que se le otorgó, Alberto Fujimori volvió anoche a ser recluido en el penal de Barbadillo, ubicado dentro de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía Nacional (Diroes), en el distrito de Ate.

El ex presidente regresa a prisión para seguir cumpliendo la condena a 25 años que se le impuso por los casos Barrios Altos y La Cantuta. Esto luego de que el juez supremo provisional Hugo Núñez anulara –en primera instancia– el indulto humanitario el 3 de octubre del 2018.

Desde entonces, el ex presidente permanecía internado en la Clínica Centenario Peruano Japonesa (Pueblo Libre). Después de 113 días fue dado de alta ayer por sus médicos, que especificaron que lo trataron por fibrilación auricular paroxística, hipertensión, insuficiencia venosa coronaria, sarcopenia, depresión, entre otros problemas.

El documento médico fue firmado por el especialista en geriatría Johnny Uyene Nakamatsu días después de que una junta médica del Instituto de Medicina Legal (IML), que evaluó al ex presidente, concluyera que este se encontraba estable y que podía recibir atenciones médicas de manera ambulatoria.

La evaluación del IML se hizo por orden de la Sala Penal Especial de la Corte Suprema, presidida por el juez supremo Jorge Salas, que evalúa en segunda instancia la apelación a la anulación del indulto otorgado por Pedro Pablo Kuczynski el 24 diciembre del 2017.

Enterado de su alta y de la orden de internamiento en el penal, Fujimori, desde el cuarto 1304 del noveno piso de la clínica, envió una carta y una foto suya. “Tengo casi 12 años preso y me están llevando de nuevo a la cárcel, ¿no es suficiente?”, dice.

Horas antes, había afirmado a la agencia AFP: “Siento que el final está cerca”.

En la clínica estuvo el ex congresista Alejandro Aguinaga, médico de cabecera de Fujimori, quien señaló que el ex mandatario “no es de fierro, es evidente que esta situación lo afecta”.

También lo visitó su hijo Kenji Fujimori. Su hija Keiko Fujimori cumple una orden de 36 meses de prisión preventiva.

César Nakazaki, abogado de Fujimori, anunció que evalúa interponer un recurso de nulidad o de hábeas corpus para revertir la situación. Sostuvo que la decisión de la Sala Penal Especial no sería regular porque ha subsanado una diligencia que el juez de primera instancia no hizo cuando anuló el indulto.

“La parte civil nunca presentó una prueba médica y la sala, de oficio, ordenó la prueba que necesitaba la parte civil. Entonces, la sala no puede subsanar las negligencias de las partes y menos, como repito, cuando el juez de primera instancia tampoco pidió una revisión médica. Si la parte civil y yo hubiéramos presentado nuestro peritaje médico, entonces, para saber a quién le cree, la sala puede ordenarla de oficio”, explicó.

Fuentes del PJ informaron a El Comercio que la sala emitiría su decisión sobre la apelación de la nulidad del indulto la próxima semana, ya que uno de sus miembros, el juez José Neyra, sigue con licencia médica.

En un pronunciamiento, Fuerza Popular responsabilizó “a las autoridades que han intervenido en estas decisiones del deterioro de la salud y vida de Fujimori”. Además, calificó de “venganza política” la anulación del indulto. “Expresamos nuestra plena solidaridad con el ex presidente y con su familia frente a una venganza política que se pretende disfrazar como justicia”, señala el documento.

El Comercio


Este el régimen penitenciario asignado a Alberto Fujimori en el penal de Barbadillo

El expresidente fue trasladado la noche del miércoles de la clínica Centenario al centro penitenciario de Ate. El INPE ha dispuesto para Fujimori un servicio de salud permanente y tres días de visitas semanales

El expresidente Alberto Fujimori salió la noche de este miércoles de la clínica Centenario en la que estuvo internado 112 días para ser trasladado al penal de Barbadillo, donde terminará de cumplir su sentencia de 25 años de cárcel. Fujimori, de 80 años, salió en un vehículo oficial escoltado por agentes del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y acompañado por su hijo Kenji Fujimori, después de recibir el alta médica en este centro de salud privado.

Fujimori regresó al penal en el que fue recluido en el 2007 tras ser extraditado de Chile y en el que permaneció hasta diciembre de 2017, cuando fue indultado por Pedro Pablo Kuczynski (PPK).

Tras el reingreso del exmandatario al penal de Ate, el jefe del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) Carlos Romero Rivera dio detalles del “régimen cerrado ordinario” asignado para Alberto Fujimori por una junta técnica de clasificación del penal Barbadillo.

Fuente: EFE | Fotógrafo: Ernesto Arias

En comunicación con RPP Noticias, informó que el exmandatario contará con un ambiente para recibir visitas y un patio al que podrá acceder de 6:00 a.m. a 6:00 p.m. de lunes a domingo.

Además, tendrá un servicio de salud permanente con un médico general en el horario de 8:00 a.m. a 2:00 p.m. y tres técnicas enfermeras en turnos de 24 por 48 horas.

“También contamos con un vehículo para cualquier emergencia y necesidad de un traslado a un centro asistencial para atención médica especializada”, detalló Romero Rivera.

Fujimori podrá recibir visitas de ocho horas diarias tres veces por semana, y la de menores de edad cada 15 días en sabados o domingos. La dirección del penal determinará los días asignados para las visitas de hombres o mujeres.

Fujimori deberá terminar de cumplir los aproximadamente 13 años que faltan de su condena por las matanzas de la Cantuta y Barrios Altos perpetradas por el grupo paramilitar Colina y el secuestro del empresario Samuel Dyer y el periodista Gustavo Gorriti en 1992. En diciembre de 2017, el expresidente Pedro Pablo Kuczynski le otorgó un indulto humanitario, tras un aparente acuerdo político con su hijo Kenji, que un juez revocó en octubre pasado por irregularidades en su tramitación.

RPP Noticias


Keiko se pronuncia tras regreso de su padre a prisión: “Sé lo que se siente”

Keiko Fujimori envió un mensaje luego que su padre, Alberto Fujimori, regresó al penal de Barbadillo a cumplir su condena por los asesinatos de Barrios Altos y La Cantuta.

Fujimori
Foto: La República

La lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, envió un mensaje, a través de su cuenta de Twitter, luego que su padre, Alberto Fujimori, regresó al penal de Barbadillo a cumplir su condena por los asesinatos de Barrios Altos y La Cantuta.

Keiko Fujimori se victimizó en su publicación y aseguró que “sabe lo que se siente” esta en prisión. Además, la investigada por lavado de activos pidió compasión para Alberto Fujimori.

“Recibir la noticia en la soledad de una celda que mi padre ha regresado a prisión, me genera un profundo dolor porque hoy más que nunca sé lo que uno siente minuto a minuto en la cárcel. A quienes tienen hoy su vida en sus manos, solo quiero pedirles un poco de compasión”, escribió en la red social.

“Me duele saber que a pesar de que mi padre es un enfermo con un alto riesgo de muerte por sus problemas al corazón, lo estén enviando a morir, ya que su corazón es una bomba de tiempo que puede estallar en cualquier momento. Él ya estuvo preso más de 12 años. Tengo fe de que la humanidad pueda imponerse finalmente al odio y la confrontación”, se lee en la publicación de Keiko Fujimori.

Alberto Fujimori regresó al penal de la Diroes, la noche del miércoles 23 de enero, luego que los médicos del Ministerio Público determinaron que estaba en condiciones estables y que podía cumplir con su condena. Por su parte, Keiko Fujimori permanece bajo prisión preventiva desde el primero de noviembre.

Como se recuerda, el indulto a Alberto Fujimori fue anulado, tras los cuestionamientos que hicieron varios congresistas, incluso del propio partido de Keiko, por lo que la gracia presidencial otorgado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski tuvo que ser evaluada.

La República


VOLVER