Quién es Adriana Salvatierra, la presidenta del Senado más joven de la historia

Salvatierra jura a la Presidencia del Senado y destaca el rol de mujeres y jóvenes en el proceso de cambio

Con el puño izquierdo levantado, la cruceña Adriana Salvatierra Arriaza juró la tarde de este viernes como Presidenta del Senado para el período 2019-2020. Desde el nuevo cargo, destacó el rol de las mujeres y los jóvenes en el denominado proceso de cambio que vive Bolivia desde 2006.

“El movimiento indígena abrió una senda de participación en la Asamblea Constituyente (2006-2007) que materializó el que no se pueda pensar a Bolivia sin la participación de las mujeres”, dijo la asambleísta por el oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS). Tiene 29 años y es de profesión politóloga.

Juró al cargo a las 17.30 de este viernes e inmediatamente asumió su nuevo rol con un discurso en el que reseñó la participación de la mujer en la historia del país. Aseguró que hubo mujeres que abrieron una senda política y revolucionaria, pero que fueron ignoradas por la historia como el caso de la indígena Bartolina Sisa; la heroína Juana Azurduy de Padilla y la cruceña Ana Barba.

Observó que los jóvenes, antes de la vigencia de la nueva Constitución Política del Estado en 2009, elegían pero no eran elegidos debido a obstáculos como el límite de edad para la elección de diputados y senadores.

“Ahora yo estoy asumiendo la presidencia del Senado con 29 años, lo cual fue posible gracias a la transformación de la Constitución”, sostuvo y espera que su elección abra la participación de un mayor número de jóvenes en instancias representativas.

Sobre Salvatierra, el vicepresidente Álvaro García Linera, sostuvo hoy en la localidad de Montero, departamento de Santa Cruz, que mientras los opositores hablan de renovación con “setentones”, el MAS apuesta por los jóvenes.

“Mientras que los opositores son unos dinosaurios, setentones, y hablan de renovación, nosotros a gente de 29 años le damos el tercer puesto de mando en el país: mujer cruceña, inteligente, valiente, luchadora y con gran capacidad de conducción”, dijo en un acto público.

La Razón


Adriana Salvatierra: “Planteé a los senadores que el debate sea de ideas

Antes de subir a conocer su nuevo despacho, Adriana Salvatierra (Santa Cruz de la Sierra, 1989), revisa la galería de presidentes del Senado. Su retrato será el cuarto de una mujer entre decenas de hombres. Promete que no saldrá con rostro serio en la foto.

¿Qué se siente entrar en la historia como la más joven en presidir el Senado?

Hay expectativas y una sensación de preocupación, porque es una responsabilidad muy alta por lo que significa la institución y la edad. Hay una necesidad de renovar compromiso con este proceso, con nuestra historia, con todo lo que nos trajo a ser Gobierno y es la esencia que no podemos perder

Usted fue prácticamente criada en la política. Cuando su papá era ministro usted tenía 16.
No solo de ahí. Mi mamá es altamente política.

De perfil más bajo. 
El problema no es perfil, sino su sentido de práctica política y su militancia. No la va a ver en los medios de comunicación pero sí defender sus causas, activa en las redes sociales por lo que cree y por lo que defiende. Mucho de la matriz de identidad de una persona también viene de la madre. Y mi madre ha tenido una vida mucho más dura que mi padre en realidad.

¿Militante de?
Militó en las juventudes comunistas, en Chile.

¿Mamá chilena?
Sí, se conoció con mi padre cuando fue refugiado en Chile y comenzó a militar en el MIR chileno por la junta de coordinación revolucionaria que existía entre el ELN y el MIR chileno

¿Cómo llegó a ser dirigente del MAS y a la senaturía?
No formo parte de la dirigencia del MAS, aunque mi organización sí se considera parte de juventudes del MAS. Hacíamos muchas actividades, por ejemplo, uno de los espacios que más nos visibilizó con otros compañeros fue la cumbre de jóvenes del G77. Esperábamos 2.500 personas y llegaron 6.000. Era una oportunidad de construir otra imagen de la juventud cruceña, que no era de la Unión Juvenil, ni la que pateó campesinos o quemó la sede de la Central de Pueblos Étnicos.

Se la ve como una imagen dura y dogmática dentro del MAS. 
Bastante. Creo que se tiene esa percepción. Puede ser, creo que lo que más admiro es poder llegar a morir como vivimos, como dice Silvio. Admiro a la gente que llega a tener el pelo blanco y sigue cuestionando los esquemas de dominación, el capital, con otro tipo de teorías complementarias.

Se la liga a la figura de Gabriela Montaño. ¿Cuál será su estilo, más cercano a la dureza de Montaño o a la conciliación de Gringo Gonzales?
Plantee a los senadores el desafío de terminar un mandato en el que el debate sea de ideas y no personal. Gabriela nunca ha reducido el debate a una confrontación personal y eso admiro de ella. Compañeras como Gabriela, Juana Quispe, Leonilda Zurita abrieron una senda por la que transitamos muchas mujeres del MAS. Además, con Gabriela tenemos la afinidad de que somos cruceñas y los cruceños tenemos un carácter similar. Además, Gabriela, como yo, se identifica con el feminismo. Este es un año en el que tenemos la necesidad de concertar.

¿Cuáles son los temas prioritarios en agenda?
Seguramente vamos a comenzar con el código procesal penal abreviado y el Sistema Universal de Salud.

El Deber


Salvatierra, politóloga a la que gusta leer y debatir con respeto

Adriana Salvatierra es la nueva presidenta del Senado. Tiene 29 años y es politóloga. Fuentes cercanas a la legisladora cuentan que encara los debates con tranquilidad y que le gusta leer.

La líder  del Movimiento Al Socialismo (MAS) asumió la tarde de ayer la presidencia de la Cámara Alta. De esa forma se posicionó como la legisladora más joven en presidir  esa instancia legislativa.

“A la senadora Salvatierra le gusta leer mucho”, contaron fuentes cercanas. Ella comentó  que le “encantan” los versos  del poeta Mario Benedetti .

“Porque era militante tupamaro y porque para mí la poesía no  solamente trata de mariposas, flores o la vida en sí, sino que cobra sentido cuando es con militancia”, comentó  Salvatierra a Página Siete,  cuando se le consultó cómo le llegaron a gustar los versos del vate.

Sus colegas  relataron que  ella “siempre es alegre y siempre  saluda a todos”,  y que  “prepara sus temas con anticipación” para cualquier  exposición o debate en la Asamblea Legislativa.

El diputado Édgar Montaño, quien es parte de la bancada oficialista de Santa Cruz, contó: “Entre los detalles que más sobresalen es en la manera que encara los debates,  con respeto y tranquilidad”.

Ayer, Adriana Salvatierra, expresó:  “Estoy asumiendo la presidencia del Senado con 29 años. Tengan la absoluta certeza de que trabajaremos con integridad,  con honestidad,  con sacrificio, con el ejemplo que nos da el presidente Evo Morales cuando se levanta  todos los días  a las cinco de la mañana a construir patria”.

Salvatierra, durante su discurso,   también subrayó que hasta 1952, desde 1825, pasaron 127 años para que las mujeres puedan votar; y destacó que no fue hasta 2009 que  se constitucionalizaron los principios de paridad y equidad.

“Esto es lo que hoy permite que tengamos una Asamblea Legislativa que tuvo el récord del 51% de participación de las mujeres, el segundo país con mayor representación femenina parlamentaria”, afirmó.

Salvatierra, además, resaltó la importancia de la participación de los jóvenes en la política. “Bolivia es nuestra, ya no es la Bolivia de la exclusión, segregación, de la frustración, sino que hoy es para los jóvenes una Bolivia de esperanza y de la posibilidad de materializar los sueños, porque Bolivia es joven y merece que los jóvenes hoy asuman un rol protagónico”, manifestó.

La legisladora mencionó  a figuras    como Mirtha Quevedo, Ana María Romero de Campero y Gabriela Montaño, quienes también ocuparon el cargo.

El vicepresidente Álvaro García Linera, en un discurso en Montero (Santa Cruz), sostuvo: “Veo a los jóvenes y digo (que) ese es el respeto que les tenemos. Adriana Salvatierra   tiene 29 años. Si algo le pasara a Evo (Morales) o Álvaro, en tercer lugar entraría inmediatamente la compañera Salvatierra”.

Horas antes de la toma de posesión de Salvatierra, el presidente Morales dijo sentirse orgulloso de la legisladora.

“Así como tuvimos a Lidia Gueiler como una de las primeras mujeres presidentas en América Latina, ahora tenemos un récord con nuestro proceso de cambio. Adriana Salvatierra es la presidenta del Senado más joven de la historia de Bolivia. Estamos orgullosos de la nueva autoridad”, tuiteó ayer el Jefe de Estado.

¿Quién es Adriana Salvatierra”

Adriana Salvatierra nació el 3 de junio de 1989 en Santa Cruz. Es integrante de  la Organización de Jóvenes Columna Sur y responsable de Organización Territorial.

Es licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública, especialidad en Análisis Político. Estudió   en la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno.

La presidenta del Senado es integrante  de la Plataforma de Lucha Contra la Violencia hacia las Mujeres y  miembro del Encuentro Social Alternativo.

Trabajó en la coordinación y edición de los documentales educativos:  Andrés Ibáñez-Igualitario y Federal, Apiaguayqui Tumpa,  La Batalla del Pari, y VIII Marcha Indígena”, entre otros.

También publicó  “Recuperando la palabra y la utopía”,  difundido  en la Revista Mojón de 2012; y  “Tras los pasos de aquel fantasma – 165 aniversario del Manifiesto Comunista”, divulgado en La Migraña.

En 2014 fue elegida senadora suplente por el departamento de Santa Cruz en representación del MAS. Asumió la titularidad tras la renuncia de Carlos Romero, cuando éste  fue designado como Ministro de Gobierno.

Página Siete