Según ONG, 376 migrantes murieron en 2018 al intentar ingresar a EEUU

En su intento por entrar a EU murieron 376 migrantes en 2018

El número de inmigrantes indocumentados que murieron al tratar de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos a lo largo de 2018 alcanzó los 376, de acuerdo con Missing Migrant Project, una iniciativa que rastrea las muertes de migrantes en todo el mundo.

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre fallecieron 376 migrantes en la zona fronteriza, un poco menos que en 2017, cuando murieron 415. Missing Migrant Project documentó la muerte de 214 hombres, 20 mujeres y cuatro niños. Además, 138 restos que no pudieron ser identificados por edad o sexo.

Más de la mitad de los 376 inmigrantes que murieron en 2018 fallecieron al tratar de cruzar la frontera por el sureste de Texas, entre Laredo y Brownsville, y los condados al norte, y 48 de esas muertes ocurrieron sólo en el condado de Brooks, que se encuentra unos 130 kilómetros al norte de la frontera entre Texas y México.

El condado de Brooks se ha vuelto el área más mortal para los inmigrantes a lo largo de la frontera con México, que suelen caminar decenas de kilómetros por áreas desiertas para evadir un punto de revisión de la Patulla Fronteriza, ubicado en la comunidad de Falfurrias, sobre la carretera 281.

Se desconoce el número exacto de muertes de migrantes porque muchos de los migrantes fallecidos nunca son encontrados.

Con excepción de los dos niños guatemaltecos que murieron recientemente, después de cruzar la frontera hacia Nuevo México, las muertes de los otros 374 migrantes atrajeron poca atención de los medios estadunidenses.

Zócalo


2,000 hondureños de la caravana migrantes comenzarán a trabajar en México este 2019

Unos 2,000 hondureños que forman parte de la caravana de migrantes, que salió en octubre del año pasado rumbo hacía Estados Unidos, y que actualmente se encuentran estacionados en México comenzarán a trabajar este año en el país azteca.

Así lo informó este miércoles Alden Rivera, embajador de Honduras en México.

El diplomático explicó que estos connacionales aplicaron a diversos trabajos en la bolsa de empleos mexicana y lograron calificar a las vacantes.

La mayoría trabajará en el área de servicios. “En este momento se están tramitando todos los permisos correspondientes para que los compatriotas puedan trabajar. El permiso migratorio es por un año pero se puede extender”, manifestó Rivera.

Añadió que estos hondureños se encuentran en estos momentos en los albergues esperando los permisos para comenzar a laborar.

La Prensa


Llega a SPS primer vuelo del año con 99 deportados de EEUU

Al aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales de San Pedro Sula, arribó este miércoles el primer vuelo Marshall con 99 hondureños deportados de Estados Unidos.

-Hasta el 9 de noviembre del año pasado, las autoridades de la cancillería hondureña registraron la deportación de 74 mil 851 compatriotas retornados de EEUU, un 38.3 más en comparación con 2017.
-El embajador de Honduras en México, Alden Rivera, informó que dos mil hondureños de la caravana migrante comenzarán a trabajar en México mediante una bolsa de empleo del gobierno federal de ese país.

El casi centenar de hondureños deportados por las autoridades estadounidenses fueron recibido en el Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), localizado en la terminal área sampedrana.

De los 99 compatriotas deportados, 92 son hombres y siete son mujeres, indicaron los representantes del CAMR que también señalaron que el vuelo llegó procedente de Houston, Texas.

Hasta el 9 de noviembre de 2018, la cancillería hondureña reportó sobre la repatriación de 74 mil 851 hondureños migrantes retornados procedentes de diferentes estados de Estados Unidos.

Esa cantidad representa un 38.3 por ciento más que la cantidad reportada en 2017 que significa una diferencia de 18 mil 409 migrantes.

Por otro lado, el embajador de Honduras en México, Alden Rivera, indicó en las últimas horas que un poco más de tres mil hondureños son los que permanecen todavía en los albergues de Tijuana, Baja California en México.

Sin embargo, confirmó que dos mil de esos compatriotas que forman parte de la caravana migrante, tienen asegurado un empleo en los estados del norte de México gracias a un programa que ha habilitado el nuevo gobierno federal de ese país.

“Esperamos que unos dos mil comiencen a trabajar y que reciban el beneficio de esta bolsa de empleo que se anunció de parte del gobierno mexicano que les va a permitir quedarse en México por un año trabajando y generando ingresos y teniendo acceso a los servicios de educación y salud”, apuntó el diplomático.

Refirió que esos dos mil hondureños ya hicieron una relación con una empresa mexicana que opera en los estados del norte de México y en este momento se está en la etapa final para tramitar el documento de regularización migratoria por la vía de un carné de visitante por razones humanitarias que les va a permitir estar por 12 meses en ese país mediante una situación migratoria regular que se podrá ampliar por otros 12 meses y luego aplicar para una residencia de carácter permanente.

Indicó que más hondureños siguen migrando con la intención de llegar a suelo estadounidense, pero no mediante caravana sino individualmente a quienes la embajada y los consulados en México les tienen que brindar atención.

Proceso