Bolivia: aumenta a 15 la cifra de muertos por el deslizamiento de tierra en Caranavi

202

El número de víctimas fatales como consecuencia del deslizamiento en la vía a Caranavi subió en las últimas horas a 15, luego que perdiera la vida un herido evacuado a un hospital de la ciudad de El Alto. La ministra de Salud, Gabriela Montaño, anunció que el Gobierno pagará la “mayor cantidad” del gasto médico que no fuera cubierto por el SOAT.

De acuerdo a los datos oficiales, en diferentes nosocomios están internados por heridas de diversa consideración 39 personas, una de las que falleció en las últimas horas. Montaño visitó la tarde de este lunes a los heridos que fueron trasladados e internados en el Hospital Arco Iris, en la ciudad de La Paz, de los que el 60% requiere alguna intervención quirúrgica.

No hay datos cerrados aún, porque los diferentes equipos de la Policía continúan con las labores de búsqueda y socorro en la zona del siniestro. Fue habilitado un formulario para reportar personas desaparecidas; de acuerdo al ministro de Gobierno, Carlos Romero, se llenaron siete, aunque relativizó el número porque en dos casos aparecieron los reportados.

Montaño anunció que el Gobierno hará los “esfuerzos para tratar de cubrir la mayor cantidad de gastos que no estén cubiertos por el SOAT”.

“Nuestra responsabilidad es fundamentalmente garantizarles que van a tener la atención médica adecuada y que el Estado les va a apoyar en todo lo que ellos o requieran, eso les permite también tener la tranquilidad a ellos y a sus parientes de que puedan ser atendidos con toda la diligencia necesaria”, insistió.

Helicópteros fueron desplazados hasta la zona para ayudar en el socorro de las personas heridas como consecuencia de los deslizamientos. La carretera hacia Caranavi se encuentra cerrada y el presidente Evo Morales dijo que se tardará al menos dos semanas dar una solución, luego de hacer un sobrevuelo e inspección a las labores en curso.

La Razón


Maquinaria obstaculiza la búsqueda de cuerpos en carretera a Caranavi

El rugido de las máquinas no cesaba y toneladas de tierra eran removidas por retroexcavadoras y volquetas que trabajan para despejar la única vía de comunicación entre La Paz y Caranavi. De ese modo Puente Armas se convirtió en una zona inaccesible, custodiada por la Policía que ayer ya no dejaba pasar a nadie para evitar otra tragedia. Los trabajos obligaron a los rescatistas suspender las tareas en esa área principalmente.

El teniente coronel Hernán Lohse, encargado de la búsqueda y rescate, explicó que debido a los trabajos que desarrolla la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), es complicado seguir con el trabajo.

“Hoy no encontramos ningún cuerpo, estuvimos trabajando pero no se logró rescatar a nadie, inclusive con perros policías especializados en búsqueda no encontramos a nadie. Por ese motivo, decidimos parar la búsqueda en esta zona, además que están botando cualquier cantidad de tierra al lugar donde están los desaparecidos”, afirmó el bombero y añadió que continuarán con el rastrillaje, a unos 10 metros debajo de Puente Armas, cerca al río. “Esperamos encontrar algunos cuerpos”.

En el lugar todavía no se logró identificar el número de personas enterradas. Según los familiares, hay niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad.

Los familiares de los desaparecidos fueron desalojados del lugar, por efectivos de la Policía, a pesar de los pedidos de continuar con la búsqueda. “Es triste lo que pasó, pero no podemos hacer más”, finalizó Lohse.

El ingeniero Juan Carlos Rodríguez, supervisor de la ABC, explicó que ellos deben continuar con los trabajos a pesar de que hay aún gente desaparecida. “Sabemos que el accidente cobró la vida de muchas personas, pero hay que explicar que el hecho fue por una imprudencia de la gente, la ABC comunicó con anticipación que el terreno era inestable, a pesar de eso, ellos insistieron en pasar. No es la primera vez que la gente no obedece las instrucciones”, manifestó.

Arreglo de la carretera

El mismo profesional explicó que en unos cinco días aproximadamente se terminará de arreglar la carretera y podrán ingresar los vehículos, pese a que el presidente Evo Morales dijo que será dos semanas de trabajo.

El terreno todavía es inestable, sin embargo, los funcionarios de la Administradora Boliviana de Carreteras, trabajan en que el suelo resista. “Hicimos estudios de suelo, en toda la carretera, sabemos que el piso es inestable, así que nosotros, hacemos un trabajo de filtración, pero los trabajos de erosión, hacen que el terreno se debilite”, acotó Rodríguez.

La tarde de ayer, un centenar de personas, lucharon por llegar a la Sede de Gobierno. Largas filas de personas, desde niños, jóvenes y adultos, hicieron filas en Yolosita, para llegar a su destino. “Subieron el precio al doble, es un abuso”, los precios que normalmente, eran de 15 bolivianos, ayer costaba entre 40 y 50 bolivianos.

PATZI: “NO SOY MAQUINISTA, ¿QUÉ VOY A HACER EN EL LUGAR, SACARME FOTO?

“No soy maquinista ¿qué voy a hacer? ¿Mirar? ¿Sacarme foto? Probablemente querían verme en el lugar, pero qué voy a hacer en el lugar, yo no soy maquinista, no soy tractorista, lo que hay que hacer es gestionar desde aquí. Si no he enviado ayuda el fin de semana es justamente por el derrumbe en la carretera”, así respondió el gobernador de La Paz, Félix Patzi, a las personas que lo criticaron por no visitar Caranavi.

Patzi descartó declarar emergencia departamental por las lluvias, sin embargo la Asamblea paceña lo conminó a hacerlo.

El dirigente de los trabajadores campesinos, Reynaldo Calcinas, criticó a Patzi por no asistir a Caranavi a prestar ayuda, incluso amenazó al gobernador con un proceso por incumplimiento de deberes.

El Deber

Más notas sobre el tema