Bolivia: Evo Morales promulga una ley que garantiza la gratuidad de la salud

Nace el SUS para dar salud gratuita a más de 5 millones de bolivianos

Desde este miércoles rige la ley mediante la cual se valida la vigencia del inédito Sistema Único de Salud Universal y Gratuito (SUS) cuyos servicios se activarán en marzo y que beneficiará a más de 5 millones de bolivianos.

“Es un día histórico e inolvidable porque damos pasos importantes gracias a la unidad del pueblo boliviano y el proceso de cambio”, indicó el presidente Evo Morales, quien además destacó que “ahora se garantiza salud para todos los bolivianos” porque es un derecho humano.

Asimismo, ponderó la inversión en el sector de salud que ejecuta y proyecta su administración.

Antes, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, destacó en el acto público que se instaló para promulgar la norma y que tuvo lugar en la Casa Grande del Pueblo los dos componentes importantes del nuevo sistema que son la universalidad y la gratuidad.

“Estamos dando un salto enorme hacia el sueño de cualquier Estado en el tema de salud, la universalidad significa que todos y todas podamos tener acceso a salud, esa es la universalidad, no importa qué edad tengamos, si son hombres o mujeres, del campo o la ciudad, para que podamos ser atendidos en salud”, remarcó.

Añadió que la gratuidad da lugar a que el Estado cubra los gastos de la atención en salud y garantiza que “las familias bolivianas no tenga que sacar de su bolsillo”.

“Esta ley va a beneficiar sobre todo a esa población entre 5 y 59 años que no tenía ninguna cobertura en salud, a aquellos que no tenían seguros”, destacó la titular de Salud.

Resistencia

Pero el plan gubernamental de salud es resistido por los colegios médicos de Bolivia. Los profesionales resolvieron el martes, a pocas horas de la promulgación de la norma, retomar a partir del 6 de marzo las medidas de presión.

Cuestionan la forma en cómo se pone en vigencia el SUS porque consideran no existen las condiciones de infraestructura, equipamiento y de recursos humanos necesarios.

Montaño admitió que evidentemente hay carencias, pero que serán subsanadas en lo inmediato con el presupuesto que ya está garantizado y con el plan de hospitales. Además, precisó que el plan se pondrá en marcha de forma progresiva.

El ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, advirtió que si es necesario los trabajadores saldrán a las a las calles para defender el beneficio, una medida que se definirá después de las fiestas de Carnaval. “Desde hoy la salud es gratuita”, remarcó.

Además, cuestionó a las autoridades regionales que se oponen al SUS, entre ellas las gobernaciones de Santa Cruz, La Paz y Tarija que aún no firmaron los convenios intergubernativos para consolidar la inversión en los hospitales de tercer nivel.

El plan apunta a la prevención de los males y la promoción de servicios en los cuatro niveles de atención que van desde los centros de salud de barrio, que se consideran la “puerta de ingreso al SUS”, hasta los institutos especializados para atender enfermedades graves. “Queremos una población sana”, sentenció Montaño.

Derrotero

El presidente Morales, anunció el 4 de septiembre de 2018 la puesta en marcha del plan gubernamental que el vicepresidente Álvaro García había anunciado un año antes.

Luego, a convocatoria del Gobierno, se emplazaron los diálogos regionales y luego uno nacional que sentó las bases del nuevo plan de salud.

Luego se instaló el debate de la norma en la Asamblea Legislativa Plurinacional y de forma paralela se activó el proceso de adscripción que en solo 49 días sumó a 1.200.000 de beneficiarios.

Salud para extranjeros

El SUS también otorga servicios a los extranjeros que residen en el país “en el marco de instrumentos internacionales, bajo el principio de reciprocidad y en las mismas condiciones que las y los bolivianos, de acuerdo a la presente Ley”, reza la norma.

La Razón


Morales: norma del SUS no viene del imperio ni del Gobierno, fue construida por el pueblo

El presidente Evo Morales afirmó el miércoles que la ley que pondrá en vigencia de forma inédita el Sistema Único de Salud (SUS) a partir de marzo no viene del imperio ni de su Gobierno, sino fue construida por el pueblo boliviano, y anticipó que esa política obtendrá buenos resultados.

El mandatario realizó esa afirmación tras promulgar la Ley 1152 del SUS en un acto que se realizó en la Casa Grande del Pueblo que contó con la presencia del vicepresidente Álvaro García Linera, ministros de Estado y representantes de la Central Obrera Boliviana y gremiales del país.

“Esta ley no viene del imperio, esta ley no viene del Gobierno; viene de todo el pueblo boliviano, es algo histórico e inédito”, dijo el jefe de Estado, quien impulsó la elaboración de esa política social que beneficiará a más de 5 millones de bolivianos.

“Solo el 49 % de la población tenía algo de salud gratuita… Todos eran apenas 49 % de la población, y con esta Ley del SUS universal y gratuita ahora se garantiza los 51 % que faltaba, por tanto, tenemos salud para todas las bolivianas y bolivianos”, precisó.

Morales ratificó que, además, de los 2.000 millones de dólares destinados al plan de hospitales y otros 200 millones para la implementación del SUS este año, existen 30 millones adicionales para mejorar la infraestructura de 14 hospitales y otros recursos para ítems, para garantizar esa política de Estado.

Recordó que en los últimos 13 años se construyeron 1.061 establecimientos de salud, casi la mitad de lo que se tenía hasta 2005, de al menos 2.870 centros.

El presidente dijo que para la implementación del SUS se incorporarán ítems para más de 8.000 nuevos trabajadores.

“En 180 años se tenían 17.175 ítems en salud, pero con el Sistema Único de Salud se alcanzará a 26.550 nuevos ítems en salud este año en el país”, indicó.

El SUS prevé arrancar el 1 de marzo y ofrecer inicialmente y de forma gratuita más de 300 prestaciones de salud a los bolivianos que no tienen seguro médico, al igual que a extranjeros, que serán atendidos en las mismas condiciones que los bolivianos, en el marco de acuerdos internacionales.

Esa política se enmarca en la Constitución Política, que establece que la salud será universal, gratuita, equitativa, intracultural, intercultural, participativa, con calidad, calidez y control social.

“Seguramente vamos a tener algunas dificultades”, admitió Morales, quien relievó que “nunca, nunca se había invertido de esta manera en el tema de salud, ni en tema de ítems ni en infraestructura”.

Morales destacó la elaboración de esa ley porque se consolidó escuchando a los sectores sociales y la población boliviana mediante encuentros departamentales y uno nacional, situación que convierte al país en un Estado digno.

Reiteró que quienes se oponen a esa política son enemigos de la salud y del pueblo boliviano.

“El médico estudia para salvar la vida, cada vez que escucho esto, yo también siento ganas de ser doctor”, indicó.

ABI


VOLVER