Chile: pese a las críticas, Piñera viaja a Colombia para apoyar acciones contra Venezuela

Presidente Piñera: Viaje a Cúcuta es por razón política y humanitaria

Previo a su viaje rumbo a Cúcuta, en Colombia, el Presidente Sebastián Piñera llegó esta noche al Grupo 10 de la Fuerza Aérea de Chile para revisar el envío de nueve toneladas de ayuda humanitaria que pretende ingresar a una convulsionada Venezuela.

Piñera enfatizó que “mañana (viernes) vamos a ir a Cúcuta, en Colombia, invitados por el presidente de Colombia, Iván Duque, y por el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, por dos razones, una de carácter política y la otra de naturaleza humanitaria”.

“La razón política: Porque es parte esencial de los principios de la política exterior chilena que refleja el pensamiento de la inmensa mayoría de los chilenos tener un compromiso firme y claro con la defensa de la libertad, la democraica y de los derechos humanos”, sostuvo y remarcó que “en la Venezuela de Maduro no hay ni libertad, ni democracia ni respeto a los derechos humanos”.

“Por una razón humanitaria: El pueblo venezolano lleva demasiado tiempo sufriendo una verdadera crisis humanitaria”, puntualizó.

El Mandatario enfatizó que buscan “contribuir con ayuda humanitaria cuando un país hermano de América Latina, como Venezuela, está sufriendo una crisis humanitaria que está poniendo en riesgo la vida de sus habitantes por falta de alimentos y por falta de medicamientos”.

Esto, remarcó, “es cumplir también con un compromiso moral, de solidaridad”.

Piñera destacó que el avión que parte esta noche lleva casi nueve toneladas de kits de higiene para niños, medicamentos y alimentos “que van a ser de gran ayuda”.

“Permitan que la ayuda humanitaria ingrese a Venezuela porque los venezolanos la necesitan y con urgencia”, emplazó.

El Presidente enfatizó que “no puede haber nada más cruel que negarle a su propio pueblo el acceso a una ayuda humanitaria que los países amigos de Venezuela estamos dispuestos a entregarle”.

Este viernes, a las 07:30 horas, el Mandatario partirá rumbo a Cúcuta junto al ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, viaje del que regresarán el sábado.

Cooperativa


Militantes de izquierda firman carta en apoyo al pueblo venezolano: “Sumarse a la estrategia asumida del gobierno de Chile se traducirá en el fortalecimiento de la ultraderecha”

Militantes de la izquierda chilena firmaron una carta en apoyo al pueblo venezolano y exigieron que se detenga la estrategia de asedio en contra del pueblo venezolano impulsada desde Estados Unidos.

En la carta, que fue firmada, entre otros, por el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp y la Core, Nataly Campusano, se apoya el proceso emprendido por la revolución bolivariana y se destacan que ella es más grande que los errores y aciertos del gobierno de Nicolás Maduro.

La difusión de esta carta se da después de que el presidente Sebastián Piñera anunciara su viaje a la ciudad fronteriza de Cúcuta donde irá a entregar ayuda humanitaria a Venezuela.

Puedes leer la carta acá:

Carta abierta a los pueblos de Chile y América

Durante las últimas semanas hemos visto como la agenda política local se ha volcado a la situación que vive la República Bolivariana de Venezuela. Sin extrañarnos, diferentes domicilios políticos, en especial el gobierno, la derecha y sectores de la extinta Nueva Mayoría han usado de forma interesada una crisis internacional para hacer política nacional sin aportar nada a una solución democrática del conflicto.

Violar el principio básico de buena convivencia entre los pueblos y su capacidad de autodeterminación, es la guerra. Solo el respeto a este derecho aporta a la paz. Las élites políticas y económicas del mundo con su estrategia de golpes blandos buscan sacar de la competencia democrática a los actores con liderazgos de izquierda en América Latina, con bloqueos económicos que muestran que nos les interesan los derechos de los pueblos sino el asedio político contra los gobiernos que se oponen a su poder.

Se intenta estigmatizar a gobiernos y alternativas políticas manipulando la información y asociándolos a situaciones dictatoriales, sin embargo, recordemos que en Chile fue EEUU quien promovió y financió el derrocamiento del gobierno del presidente Salvador Allende e instaló una dictadura como forma de gobierno usando el terrorismo de Estado para derrotar a sus opositores. La derecha chilena, complice de aquel hecho histórico, ha intentado tomar distancia al menos discursivamente a nivel local, sin embargo hoy vemos como vuelve a asumir su papel en las filas de la estrategia de EEUU que pretende continuar determinando quien gobierna en America Latina. El gobierno de Sebastián Piñera reconoce a un supuesto presidente que no cuenta ni con la legitimidad ni los votos para ser reconocido como tal ¿Es esa la política que impulsaremos como Estado en otros países que vivan crisis o conflictos similares?

Para quienes firmamos esta carta Venezuela es un territorio donde tienen lugar multiples procesos que van más allá de los errores o aciertos del gobierno de Nicolás Maduro. Experiencias de reconstitución del tejido social, de transformación democrática, han generado en la base de la sociedad venezolana un conjunto de procesos participativos, que quienes abogan por la estrategia golpista pretenden frenar. Por lo tanto, si bien se trata de una ofensiva imperalista por el control de recursos estratégicos, que tiene como punto de inicio el derrocamiento del gobierno, también se busca destruir la organización popular que se viene configurando en el país que intentando desestabilizar otros procesos políticos que hoy avanzan en transformaciones democráticas de mayor justicia social.

¿Qué buscan los sectores políticos chilenos sumándose al diseño norteamericano? Un golpe de estado solo se traducirá en más violencia, en represión de los golpistas al pueblo venezolano y un régimen autoritario funcional a los intereses de quiénes han generado en la historia de nuestra región millones de pobres. Sumarse a la estrategia asumida por el gobierno de Chile se traducirá también en el fortalecimiento de las ultraderechas que han pasado a la ofensiva en diferentes partes del mundo. Esto tendrá consecuencias incalculables para América Latina.

Valoramos el debate que se ha generado al interior del Frente Amplio, y con fraternidad queremos señalar que aquellas posturas funcionales a la estrategia del gobierno de Chile y de Estados Unidos no nos representan. Lo que hoy necesita Venezuela es la solidaridad de los pueblos del mundo, no políticos ni organizaciones inmiscuyéndose en sus problemas en nombre de un supuesto sentido democrático que ignora, por un lado, los procesos emancipadores de la base de la sociedad que ahí acontecen y por otro,  su propia historia de represión, dolor y muerte que llevaron a cabo estos mismos sectores en distintos países del continente.

Convocamos al Frente Amplio, a sus bases, a los pueblos del territorio nacional a contribuir en una solución pacífica a los conflictos que hoy vive la hermana República Bolivariana de Venezuela. Nuestro país sabe lo que significa una dictadura financiada y empujada por sectores de la derecha local y Estados Unidos. No seamos cómplices ni promotores en Venezuela de las violaciones a los derechos humanos que EEUU promueve mediante la guerra, ni del fortalecimiento del neoliberalismo en el mundo.

El presidente Nicolás Maduro fue electo en un territorio donde se desarrolla un proceso político complejo y rico en matices, donde es del todo legítima la existencia de una oposición, e incluso las críticas desde sectores de la izquierda y el llamado mundo progresista. Pero ello debe diferenciarse de forma clara e inequívoca con las estrategias que buscan desestabilizar cualquier proceso antineoliberal y reinstalar el sistema de desigualdades y privilegios propio de la dominación oligárquica en América Latina.

Esta ofensiva no es casual y tampoco es reciente. Busca derrotar una experiencia de organización social y política de una sociedad distinta a la tradicional. Creemos con firmeza en la autodeterminación de los pueblos, así como los problemas en Chile debemos resolverlos entre nosotras y nosotros, las venezolanas y venezolanos tienen el mismo derecho. Y eso lo defenderemos en cualquier parte donde el debate político nos encuentre.

Pueden Firmar la carta en el siguiente link. 

El Desconcierto


VOLVER