Crisis en Nicaragua: inicia una nueva mesa de diálogo entre el gobierno y la oposición

Alianza Cívica: El objetivo es dejar claras las reglas de negociación

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia informó la noche del martes que realizó una sesión preparatoria de cara a la instalación de la mesa de negociación con el gobierno, este miércoles, en la cual su objetivo es ” dejar claras las reglas” que regirán el diálogo.

En un comunicado, la Alianza Cívica explicó que su agenda es la “liberación de los presos políticos y el restablecimiento de las libertades, derechos y garantías, establecidos por la Constitución Política. Así como reformas electorales que garanticen unas elecciones justas, libres y transparentes; y Justicia para el pueblo de Nicaragua”.

Tras 10 meses de crisis, el gobierno aceptó reiniciar un diálogo en Nicaragua, con la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

La sesión de instalación, este miércoles, ha generado el máximo interés en Nicaragua, que durante la crisis ha sufrido la muerte violenta de al menos 325 personas, más de 600 manifestantes presos y miles en el exilio.

La economía nicaragüense también sufre la consecuencias, al presentar una caída en prácticamente todos sus indicadores, con excepción de las remesas que provienen del exterior.

“Muchas de las interrogantes que tenemos los nicaragüenses se irán resolviendo conforme acordemos la metodología y los tiempos de la negociación. Confiamos que estamos a las puertas de iniciar una negociación incluyente, seria, franca e informada”, indicó la Alianza Cívica.

En la sesión preparatoria participaron los representantes propietarios y suplentes de la Alianza Cívica en las negociaciones, así como el equipo de asesores.

Los negociadores propietarios y suplentes son Juan Sebastián Chamorro, Felipe Argüello, Carlos Tünnermann, Azahalea Solís, Max Jerez, Valeska Valle, José Adán Aguerri, Michael Healy, Mario Arana, Diego Vargas, José Pallais y Ernesto Medina.

El equipo de asesores lo conjforman Alejandra Centeno, Justina Orozco, Ángel Rocha, Daysi George, Claudia Neira, Gerardo Baltodano y Álvaro Vargas.

Este martes, el cardenal Leopoldo Brenes dio a conocer que durante una reunión con le papa Francisco, le explicó que en el diálogo se “barajan” temas cruciales.

Esta negociación empezará el miércoles con múltiples voces, nacionales e internacionales, llamando a un entendimiento para superar la crisis en Nicaragua.

Este mismo martes, y siempre en el contexto del diálogo, se conoció que los jueces están por autorizar casa por cárcel al menos a cien manifestantes presos.

Durante la noche han corrido muchos rumores sobre el tema, pero el Sistema Penitenciario no había autorizado la salida de ningún reo.

El Nuevo Diario


Ordenan dar casa por cárcel a un grupo de manifestantes presos

Los jueces ordenarán en las próximas horas otorgar casa por cárcel a un grupo de entre 100 y 150 manifestantes presos, informaron fuentes judiciales, bajo condición de anonimato.

En las afueras de la cárcel La Modelo, hay personas a la espera de que sus familiares (protestantes) sean liberados. Nadie se mueve en el sector y cada vehículo que sale del sistema penitenciario despierta los ánimos entre los presentes.

También hay nerviosismo entre los parientes de los manifestantes. Y los rumores sobran esta noche: Algunos dicen que los reos podrían ser llevados a la catedral y otros mantienen que serán trasladados hasta sus casas de habitación. Lo cierto es que hasta ahora nadie ha salido de la cárcel.

La información

Según se informó en la tarde, a cada juez que ha condenado a manifestantes o que los tiene en etapa de proceso, le entregaron la mañana del  martes una lista de prisioneros a quienes deberán poner bajo régimen de casa por cárcel, en el transcurso de las próximas horas.

Así lo reveló una de las juezas a la que citaron a la reunión que se realizó la mañana del martes, a puerta cerrada.

“En mi caso me entregaron una lista de cinco reos”, aseguró la judicial que participó en la reunión.

Aunque no hay una lista exacta de cuántos serán los reos que los jueces pondrán bajo el ´regimen de casa por cárcel, en los pasillos judiciales se asegura que podrían ser entre 120 y 150.

La decisión de enviar a sus casas a una parte de los manifestantes presos se da horas antes de que inicie el Diálogo Nacional convocado para este miércoles por el gobierno y que también se estaría haciendo a puerta cerrada.

Extraoficialmente se informó que los reos irán a sus casas bajo arresto domiciliar, es decir bajo la figura legal de libertad condicional, régimen de convivencia familiar o suspensión de ejecución de la sentencia, aunque en ninguno de los casos legalmente apliquen esa figuras jurídicas.

La ley 745 o Ley de Ejecución, Beneficio y Control de la Sanción Penal, establece que para que un reo reciba los beneficios legales antes mencionados la sentencia debe estar firme y este no es el caso, porque en todos los juicios los abogados defensores han apelado de las sentencias condenatorias de primera instancia.

Entre los reos que podrían salir libres está una parte del segundo grupo de los jóvenes sobrevivientes del ataque a la parroquia Divina Misericordia, a quienes un juez suplente sentenció a pena de 30 y 63 meses de prisión, reveló una  jueza que participó en la encerrona de jueces y magistrados.

Por la mañana, en los pasillos judiciales corrió el rumor de que los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda serían excarcelados, pero en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio, donde está radicado el caso en contra de ellos, nadie lo negó ni lo confirmó.

Una de las abogadas defensoras de reos políticos reveló que a ellos les comunicaron que al menos por el momento no serán liberados ninguno de los líderes de las protestas, como Medardo Mairena, Edwin Carcache y Amaya Coppens.

El abogado Julio Montenegro, de la Comisión Permanente de los Derechos Humanos (CPDH), dijo en su cuenta de Twitter que los reos recibirán el beneficio luego “de un anuncio oficial gubernamental, a partir del inicio del Diálogo Nacional, mañana miércoles”.

La Modelo en calma

Ante la información vinculada con el beneficio de casa por cárcel para un grupo de manifestantes presos, las afueras del Complejo Penitenciario Jorge Navarro (La Modelo), permanecen completamente vacías, sin presencia de familiares.

“Yo hasta ahora me doy cuenta que van a liberar a presos, pero es, según dicen, casa por carcel”, dijo Luisa Darlin Bermúdez López, quien acompañaba a su cuñada a realizar una visita en el sistema penitenciario.

Por su parte, una hermana del reo Alexis Bayardo Bermúdez, dijo que se quedará en el lugar, a esperar si su pariente será beneficiado con el régimen de casa por cárcel.

“Creo que me voy a quedar con mi cuñada, porque puede ser que mi hermano salga en ese número”, dijo la hermana del reo Alexis Bayardo Bermúdez, quien está encarcelado en la Modelo desde el 8 de julio del 2018.

Alexis Bermúdez, de 44 años de edad, fue capturado en Diriamba por parapolicías, según sus familiares sin justificación.

Al ser capturado, Bermúdez supo que buscaban a su hijo, a quien también encarcelado, pero el joven (de nombre Alexis Moisés Bermúdez) ya ha sido liberado.

El Nuevo Diario


Papa Francisco le da la bendición a obispos antes del reinicio de diálogo en Nicaragua

El Arzobispo de Managua, el cardenal Leopoldo José Brenes, aseguró que el papa Francisco está consciente de lo que pasa en Nicaragua, en una entrevista publicada este martes en el diario oficial del Vaticano, Vatican News. Así el pontífice dio la bendición a los religiosos ante el reinicio de las conversaciones entre el régimen de Daniel Ortega y la sociedad  civil, en las que la Iglesia Católica actuará como testigo.

Según Brenes, Francisco le dijo que “está muy consciente de lo que está pasando en el país, les dio su bendición y espera que todo sea en beneficio de bien común de nuestro pueblo”, en alusión al nuevo proceso de diálogo nacional entre el ejecutivo  y sectores opositores, quienes se reunirán este miércoles 27 de febrero, para buscarle una salida pacífica a la crisis que vive el país desde el 18 de abril.

Esa crisis es consecuencia de la represión policial y paramilitar contra las protestas civiles que demandan la salida de Daniel Ortega y su esposa, Rosario Murillo, del poder, y que ha dejado al menos 325 fallecidos desde abril  del año pasado.

“Le compartí nuestra problemática, le compartí el trabajo que los obispos de la Conferencia Episcopal, cada uno está haciendo, por ser puente, por ejercer su acción pastoral y profética, pero también en ser esa vía de comunicación. Al respecto me dijo el Papa es así como tiene que ser el obispo: Un pastor que esté creando puentes”, dijo el cardenal Brenes, quien regresó el martes a Managua de su visita al Vaticano.

El cardenal le recordó al papa los momentos que está pasando la Iglesia en Nicaragua. Le dijo que están muy cercanos al pueblo sufriente y animando a la reconciliación, una que logre curar heridas, “porque una reconciliación que no cure las heridas del corazón va a ser muy difícil”.

En esta segunda etapa del diálogo, Brenes y dos obispos (Monseñor Rolando Álvarez y el nuncio apostólico) participarán como testigos de las negociaciones. En el primer intento de diálogo nacional, entre mayo y junio, no se logró llegar a un acuerdo porque el régimen no detuvo la represión policial y paramilitar contra las protestas civiles. En la actualidad hay más de 767 presos políticos según el comité pro la liberación de los mismos.

En días pasados, Brenes precisamente hablando sobre los presos políticos, había mencionado a Vatican News que en las conversaciones se hablarían temas cruciales como los presos políticos y la libertad de prensa.

Hoy


Diálogo a pocas horas de iniciar y todavía sin mediadores

A un paso de reanudar las conversaciones, diversos sectores vuelven a elevar sus voces y plantean demandas urgentes que deben ser resueltas en la mesa, el gran reto coinciden estos sectores es que el gobierno acceda a cumplir estas demandas.

“Expresamos nuestra confianza en que este proceso, necesario para resolver la crisis nacional, logre la liberación de los presos políticos, el cese de la represión y la realización de las elecciones libres y adelantadas que nos permitan por primera vez en una década elegir a gobernantes legítimos”, señaló en un comunicado el partido Ciudadanos por la Libertad.

El Cardenal Leopoldo Brenes, el Nuncio Apostólico del Vaticano Waldemar Stanislaw y el obispo de Matagalpa Monseñor Rolando Álvarez regresan a esta reanudación de las conversaciones como testigos, y no como mediadores después que el presidente Ortega rechazara que la Conferencia Episcopal retomara ese rol.

A criterio del analista político Fanor Avendaño, para que el Diálogo Nacional sea efectivo y creíble se deben garantizar elementos básicos como la liberación de todos los presos políticos.

“Pasa por determinar qué proceso de justicia va haber para a su vez, crear las condiciones de una reparación integral (a las víctimas). Pasa por garantizar los derechos civiles del pueblo de Nicaragua y un tercero y no menos importante punto es estabilizar la economía del país, porque los sectores más vulnerables, los sectores más excluidos son los que están sufriendo el impacto económico con mayor crudeza”, destacó Avendaño.

Hasta el momento no ha dado a conocer quien desempeñará el papel de mediador en el Diálogo Nacional ni quiénes serán los representantes del gobierno en la mesa, la Alianza Cívica ha propuesto a la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Organizacion de Naciones Unidas (ONU) como garantes del proceso.

“Creo que la mediación va a tener que venir de actores internacionales conjugados con actores nacionales. Yo como ciudadano opinaría que la mejor mediación podría venir de la academia junto con apoyo y soportes internacionales y los garantes tienen que ser organismos con credibilidad como por ejemplo la OEA, la Unión Europea y puede ser también la oficina de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Nacionales Unidas podrían dar una gran aporte para ser garantes de esta negociación que se avecina en Nicaragua”, sugirió Avendaño.

El analista recomienda que las negociaciones se desarrollen en un tiempo corto porque la grave situación del país lo amerita.

Además, advirtió que si el mandatario Ortega decide no acceder a la demanda de los presos políticos, sencillamente se puede decir que “no hubo diálogo”.

FIDH llama “crear condiciones necesarias para un diálogo efectivo”

Por su parte, Dimitris Christopoulos, presidente de la Federación Internacional de los Derechos Humanos (Fidh) cuya sede está en París, Francia, dirigió una carta al presidente Ortega y a la embajadora de Nicaragua en Francia Ruth Tapia en la que llaman al Estado de Nicaragua a “crear las condiciones necesarias para un efectivo inicio del diálogo programado para el día de mañana 27 de febrero, que dé cumplimiento a sus obligaciones internacionales y como consecuencia libere a los presos políticos”.

En la misiva, la Fidh también hace hincapié en la necesidad de que se restituya la personalidad jurídica a las ONGS ” y se otorguen garantías para el ejercicio de la libertad de expresión, protesta social y el derecho a defender los derechos de los nicaragüenses”.

La Fidh considera alarmante las graves violaciones de derechos humanos en Nicaragua que han constató y documentado diversos organismos internacionales así como la agudización de “la persecución para acallar a las voces que hacen frente y que denuncian los excesos del gobierno, en particular, los medios de comunicación y las ONGS”.

A esta federación también le preocupa la falta de independencia del poder judicial que “ha impusaldo proceso por terrorismo contra defensores de derechos humanos, estudiantes, campesinos o cualquier persona vinculada a la protesta cívica vulnerando sus derechos básicos al debido proceso”.

En su carta, la Fidh critica al poder judicial por la aplicación de la ley contra los presos políticos de forma retroactiva, cuyas penas o sentencias las valora como “desproporcionadas”, como la que se le adjudicó al líder campesino Medardo Mairena quien fue sentenciado a 216 años de prisión el pasado 18 de febrero.

Vos TV


VOLVER