El jefe del Comando Sur de EEUU dice que Rusia representa una amenaza para la seguridad de América Latina

Faller: “EE.UU. está enfocado en apoyar una solución política y diplomática” en Venezuela

El comandante del Comando Sur de Estados Unidos, el almirante Craig Faller, concedió una entrevista a la periodista Carla Babb de la Voz de América, en la que aludió a temas clave para el país como la respuesta a la grave crisis política que atraviesa Venezuela.

El gobierno del presidente Donald Trump realiza esfuerzos para apoyar a la oposición venezolana y ha reconocido la presidencia interina que lidera Juan Guaidó.

A su vez, Estados Unidos ha rechazado rotundamente cualquier iniciativa de diálogo que prolongue el gobierno en disputa de Nicolás Maduro, quien asumió un segundo mandato el pasado 10 de enero pese al rechazo internacional a unas elecciones de mayo pasado que han sido catalogadas de “fraudulentas”.

A continuación, publicamos el texto íntegro de la entrevista:

VOA: ¿Qué opciones le han pedido que proporcione para la situación en Venezuela?

Almirante Faller: Estamos enfocados en apoyar una solución política y diplomática, y como cabría esperar de un comandante combatiente, estamos trabajando para garantizar que los ciudadanos y las propiedades de EE.UU., nuestros diplomáticos que estén allá estén seguros. En eso hemos centrado nuestros esfuerzos.

VOA: Hemos escuchado sobre el envío de miles de soldados a Colombia, todos han visto el memorando del asesor de seguridad nacional John Bolton. ¿Alguien le ha pedido que proporcione esa opción en particular?

Almirante Faller: Remitiría cualquier pregunta sobre los planes al departamento de la secretaría al Consejo de Seguridad Nacional. Nuestro enfoque se ha centrado en la protección de las vidas de ciudadanos estadounidenses y la capacidad de las instalaciones diplomáticas. También las asociaciones, eso es muy importante para nosotros. La verdadera fortaleza de este hemisferio son las asociaciones y la larga historia de asociaciones que compartimos. He estado en Colombia – socios maravillosos, muy dispuestos. Tenemos muy buenas iniciativas en la dimensión de militares a militares y esta semana iré a Brasil, donde buscaremos desarrollar esa asociación y fortalecerla aún más.

VOA: Ya que mencionó esa asociación con Colombia, hay una ruta que Venezuela había bloqueado y que Colombia esperaba utilizar para la ayuda humanitaria. ¿Ha pedido su homólogo colombiano asistencia potencial si eso continúa bloqueado?

Almirante Faller: Colombia tiene una fuerza de seguridad extremadamente capaz, una fuerza militar y un gobierno democrático que respetamos y que están trabajando muy duro para aliviar la situación. Hay más de un millón de migrantes de Venezuela solo en Colombia, más de tres millones en la región. Estuve cerca de la frontera en el USNS Comfort y vi de primera mano el abyecto sufrimiento del pueblo venezolano. Por eso, apoyamos a USAID y nuestros esfuerzos liderados por el Departamento de Estado, y a Colombia, y si es necesario, trabajaremos arduamente para concentrarnos en eso.

VOA: Pero, ¿se quedaría en suelo colombiano o trabajaría con sus socios en planes potenciales para ayudar dentro de Venezuela?

Almirante Faller: Nos hemos centrado en nuestras relaciones de militares a militares con nuestros socios (Colombia, Brasil y otros socios clave en la región), Ecuador, asociación emergente, estamos renovando nuestras relaciones allí, y Perú.

VOA: ¿Están en la fase de dar un paso atrás y observar lo que está pasando?

Almirante Faller: Estamos en total apoyo a los esfuerzos diplomáticos, y las regiones nunca han estado tan unificadas. Más de 40 países de todo el mundo se sumaron para apoyar el legítimo gobierno interino de (Juan) Guaidó y esa es una fortaleza clave de las gestiones en curso. Así que cualquier cosa que hagamos será para apoyar nuestra política aquí en Estados Unidos y garantizar que tengamos esa unidad regional.

VOA: Como mencionó a Colombia y Brasil, y sé que habló sobre los planes implementados si es necesario para sacar activos y ciudadanos de Estados Unidos ¿está trabajando con sus socios regionales en un posible plan de misión de mantenimiento de la paz en caso de que sea necesario?.

Almirante Faller: Nos centramos en lo que usted está viendo en este momento, el sufrimiento humano, el alivio de ese sufrimiento diario. Contribuimos a principios de este año con el buque Naval Comfort de Estados Unidos”

VOA: ¿Pero son las fuerzas de mantenimiento de la paz son una opción en este momento?

Almirante Faller: Estamos observando, como mencioné, Carla, estamos concentrados en lo que está sucediendo hoy y los esfuerzos a largo plazo más allá de la transición del gobierno. Le dejaré eso a la política y a los diplomáticos. Estaremos listos para dar apoyo cuando se nos ordene.

VOA: Cuando el ex secretario de Defensa Jim Mattis y nosotros viajábamos juntos, él mencionó la importancia de identificar el problema primero. Entonces, con Venezuela, ¿cuál es el problema para Estados Unidos, y puede resolverse a través de una solución militar?

Almirante Faller: Bueno, creo que si miramos más ampliamente al hemisferio, este es nuestro vecindario, y compartimos mucho en este vecindario: valores, respeto por la ley, democracia, en su mayor parte democracia, y tenemos mar común, tierra, aire, ciberespacio, espacio, aquí en nuestro vecindario, así que vemos nuestro vecindario y hay algunos ejemplos evidentes de países que no son democracias. Cuba, Venezuela, Nicaragua para nombrar los tres ejemplos más evidentes, y lo que hay en común en estos casos es la influencia de Rusia, Cuba y, en cierta medida, China, y por lo tanto la importancia de la democracia y la importancia de mi papel, apoyando a nuestros diplomáticos, hablamos de la diplomacia de diez centavos, información, militar y económica. Y nosotros somos la “m” (de militar), necesitamos ser la “m” minúscula que apoya los otros esfuerzos y creo que estamos trabajando muy duro en ese espacio en este momento. Pero cuando miras a dónde todo converge, especialmente Cuba y Rusia, aquí hay un juego largo que es muy importante. Tenemos que estar presentes en el campo para jugar ese juego, para hacer una analogía deportiva.

VOA: Hablemos sobre Rusia y China, ya que usted respondió muchas preguntas de miembros del Congreso sobre Rusia y China y su influencia en el hemisferio. ¿Qué están haciendo en Venezuela? Sé que se refirió a informes sobre el envío de contratistas militares, mencionó anteriormente cómo habían sido enviado bombarderos en diciembre, donde Estados Unidos había enviado un barco hospital. ¿Ve a los chinos involucrados en este conflicto venezolano?.

Almirante Faller: Creo que son solo los esfuerzos de los medios rusos y sus diferentes medios de comunicación para difundir la desinformación sobre cuáles son las intenciones de los Estados Unidos y tratar de aumentar los temores que corren contra lo que es la realidad. La realidad es que somos buenos socios, somos amigos y somos vecinos. Lo vi personalmente, hace una semana, mientras me preparaba para mi audiencia aquí en Washington, DC, saliendo de la oficina del senador Rubio, la televisión estatal rusa estaba transmitiendo algunas imágenes de unos desembarcos, quién sabe dónde, y diciendo que yo estaba en la frontera de Colombia y Venezuela. Eso es simplemente falso. No es creíble, y no ayuda. Si extiendes eso a la influencia rusa a largo plazo en Cuba, las ventas de armas, los sistemas de armas y lo que Rusia está haciendo en todo el mundo. En el asesinato en Crimea de gente de otros países. ¿Es ese el tipo de vecinos, el tipo de amigos que uno quiere tener en este hemisferio? Por lo tanto, nuestro enfoque está concentrado en nuestros socios. Las alianzas más fuertes posibles con Colombia, Brasil. Y el propósito de construir esa asociación es contrarrestar la influencia rusa, la influencia china desde adentro hacia afuera, por así decirlo.

VOA: ¿Le preocupa que Rusia pueda hacer algo en Venezuela como lo hicieron en Siria? Vimos como apoyaron al régimen de Assad. ¿Podría eso volver a pasar?.

Almirante Faller: Con Rusia, todo es posible. La estrategia de defensa nacional destaca la competencia con Rusia y China específicamente como áreas de enfoque. Realmente nos hemos alineado y hemos pensado mucho, planeado y dotado de recursos para eso. Aunque diferentes casos. China es una potencia económica en ascenso, y tiene un interés económico y comercial legítimo en todo el mundo. Sin embargo, no siguen las reglas. Rusia, por otro lado, es casi, ya sabes, es un oso herido que está simplemente atacando, y no podía predecir lo que hará, y no querría hacerlo. Hemos visto lo que han hecho, y creo que tenemos que estar preparados para lo que pueda suceder en el futuro.

VOA: ¿Podría darme un par de detalles?

Almirante Faller: Si ponemos atención en el mapa y observamos dónde están invirtiendo China y Rusia, ya hemos hablado de Nicaragua, Cuba y Venezuela. En Nicaragua, no pasamos mucho tiempo hablando de eso, pero Rusia tiene un centro de lucha contra el terrorismo y el crimen organizado que realmente, opino, tiene motivos cuestionables. Y están invitando a socios para educarlos. No he asistido al curso, ni lo haré nunca. No conozco el valor de esa educación, y estoy seguro de que no está a la par con la de EE.UU. No sé qué otros propósitos podría tener ese centro, y estoy seguro de que no son todos propósitos ingenuos y benignos. Así que ese es un ejemplo. Y luego mira el mapa de donde China está invirtiendo en importaciones. A ambos lados del Canal de Panamá, y la infraestructura tecnológica relacionada con Panamá y el Canal de Panamá son un par de áreas de preocupación. Y luego, más abajo, hay algunas inversiones en algunas estaciones espaciales estratégicas y otras”.

VOA: Como Argentina.

Almirante Faller: Argentina, exactamente.

VOA: Hablemos de Irán. Usted mencionó a Hezbolá libanés. El secretario de Estado Mike Pompeo dijo que hay células activas en Venezuela. ¿Ha visto eso también?

Almirante Faller: El brazo largo del crimen iraní está en todas partes del mundo y su sustituto, el Hezbolá libanés, está justo al final de ese brazo.

VOA: ¿Están en Venezuela?

Almirante Faller: Al secretario de Estado, le tengo el mayor respeto, él dice la verdad con energía.

VOA: ¿Qué amenaza plantea esto a la seguridad de Estados Unidos?

Almirante Faller: Bueno, creo que en cualquier parte, están en nuestro vecindario, así que, volviendo a lo que creo es la gran idea para este hemisferio, no es nuestro patio, no es nuestro patio delantero, somos nosotros, somos quienes somos. Es nuestro vecindario, tan conectado culturalmente: valores, principios democráticos, por tierra, mar, espacio, ciberespacio, por lo que cada vez que sus amenazas están tan cerca, las amenazas para nuestros vecinos nos afectan aquí en casa.

VOA: ¿Dónde más se ha visto a Hezbolá, ya que menciona la amenaza que puede plantear?

Almirante Faller: Bueno, mis labores previas tenían mucho énfasis en el Oriente Medio, así que analizamos amenazas en todo el mundo.

VOA: Específicamente en América del Sur, América Latina y el Caribe, ¿los ha visto tratando de calentar el ambiente y recaudar fondos?.

Almirante Faller: Hay una conexión de recaudación de fondos con el Hezbolá libanés que se utiliza en algunas de las regiones de Sudamérica, la región de la triple frontera, como se llama en Brasil y Paraguay, y lo hemos observado muy de cerca.

Voz de América


Southcom Commander: Venezuela Situation ‘Dire’

Southcom’s area of responsibility includes Latin America south of Mexico, the waters adjacent to Central and South America, and the Caribbean Sea.

Top Concern

Faller said his top concern is Venezuela, where “the situation is dire. [Nicolas] Maduro’s illegitimate government starves its people by using food as a weapon, while corrupt generals are rewarded with money from illegal drug trafficking, oil profits and businesses, all at the expense of the population and the rank and file military.”

About 5 million people have fled Venezuela since 2015, creating a crisis in Colombia, Brazil, Ecuador and Peru.

External state actors are expanding their influence in the Western Hemisphere, Faller said.

Russia in particular, “enables actions in Venezuela, Nicaragua and Cuba that threaten hemispheric security and prosperity,” he said. As a leading state sponsor of terrorism, Iran’s activities in this hemisphere also are concerning, Faller noted.

“Southcom is supporting diplomatic efforts and we are prepared to protect U.S. personnel and diplomatic facilities if necessary” in Venezuela, he said.

Other ongoing concerns in the region include criminal organizations, narcotraffickers, illegal immigration, violent extremists, corruption and weak governments.

Partnership Strategy

The U.S. is building strong partnerships with Southcom nations, Faller said, noting that these partnerships are not just military to military, but are also diplomatic partnerships by the State Department and by other organizations, such as the U.S. Agency for International Development and the departments of Justice and Homeland Security.

“Our security and prosperity are inextricably linked,” he said. “When our neighbors succeed, we succeed. And when our neighbors are threatened, we are threatened. Our partnerships in this region are critical to the layered defense of our homeland.”

Departamento de Defensa de Estados Unidos


Carlos Vecchio, representante en EEUU de Juan Guaidó: “Si Maduro no deja entrar la ayuda humanitaria, le vamos a pedir a los militares que abran la ruta a Venezuela”

Carlos Vecchio es el embajador designado por Juan Guaidó ante los Estados Unidos. Durante la entrevista exclusiva con Infobae, Vecchio descartó la mediación del Papa Francisco, responsabilizó a Cuba por la intransigencia de Nicolás Maduro e instó a que China y Rusia apoyaran la transición democrática que lidera Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela.

“Las Fuerzas Armadas tienen que ser una herramienta que permita facilitar la transición”, dijo Vecchio cuando se le preguntó sobre el principal factor de poder que aún sostiene a Maduro.

—Frente a la crisis humanitaria que hay en Venezuela, ¿cuándo ingresará la ayuda que se está acopiando en Colombia, en la frontera con Brasil y en Aruba?
—Ésta ha sido una de las prioridades del nuevo presidente interino Juan Guaidó en Venezuela, y es parte de lo que hemos hecho acá como embajador en los Estados Unidos: ir construyendo una coalición internacional para enviar ayuda humanitaria a Venezuela. El primer envío viene de los Estados Unidos, pero distintos países, incluso latinoamericanos, han manifestado su posición para ayudar. Estamos ahorita en el proceso de acopio en la frontera con Colombia. Yo insisto en esto: no será una sola vez, nosotros vemos esto como un proceso. La ayuda que se requiere es muy grande, y de manera continua, así que es todo un proyecto de largo aliento.

—Nicolás Maduro aseguró que la ayuda humanitaria no ingresará a Venezuela. ¿Cómo imagina que se trasladará la ayuda desde Cucuta en Colombia a San Cristobal en territorio venezolano?
—Hay un puente y creo que en este momento hay un mensaje también que darle a nuestros militares, que van a tener que tomar una posición: ponerse del lado de la dictadura que no va para ningún lado y que no le importa el sufrimiento de nuestra gente, o ponerse del lado de la Constitución y del lado de la gente que necesita comida y medicina. Y es el llamado que nosotros le estamos haciendo, que faciliten la ayuda internacional, porque al final del día nuestro pueblo requiere de ella.

—Le planteo una hipotesis: ¿si Maduro continúa bloqueando el puente que une Cúcuta con San Cristobal, ustedes van a pedir a los militares que abran la ruta y permitan ingresar la ayuda humanitaria a Venezuela?

— Sin duda. Es el planteamiento que les estamos haciendo a las Fuerzas Armadas, que se pongan del lado de la Constitución y de la gente que necesita eso. Y lo que tú acabas de mencionar del bloqueo de alguna vía, lo que te deja ver es que la peor sanción que tiene hoy Venezuela se llama Nicolás Maduro. Que no le importa nuestra gente, con tal de mantener los privilegios del poder, con tal de mantener a su Estado criminal y su corrupción, y con tal de alimentar el régimen cubano.

 Play

— Es decir, ¿ustedes van a llevar los medicamentos y la comida a Venezuela, sin importar el método?
—Que llegue la comida. Que llegue la comida y que llegue el medicamento. Y aquí nuestras Fuerza Armada tiene un rol que jugar…

— ¿En este contexto, no sería mejor esperar la mediación del Papa Francisco, o esta vía de negociación ya está descartada?
— Nosotros no estamos de acuerdo con un diálogo falso, manipulado. Ya Maduro lo ha hecho en el pasado: lo hizo en el 2014, 15, 16, 17, 18. Nosotros hemos participado de diálogos con la comunidad internacional, sin la comunidad internacional, con el Vaticano y sin el Vaticano, y cada vez de eso ha hecho Maduro una manipulación para bajar la presión, para mantenerse en el poder, y después de cada evento ha habido más presos políticos, menos democracia y más crisis económica y social. De manera que nosotros no vamos a participar en ningún diálogo falso, y más bien lo que hay que hablar es cuándo se va el régimen de Maduro, cuándo sale Maduro del poder.

— Entonces, ¿ el presidente Guaidó rechaza la mediación del papa Francisco en la crisis de Venezuela…?
— Yo creo que esto no es un problema de mediación, esto es un problema del que está del otro lado, que es Maduro. Él nunca ha querido dejar el poder. Entonces lo que hace es manipular y engañar. Entonces no es un problema de la mediación, no es la mediación que ha fallado, es la posición que ha tenido el dictador de utilizar esa herramienta para dividir a la oposición, para engañar a la comunidad internacional. Incluso ellos engañaron al Vaticano en el año 2016, y el Vaticano les envió una carta y les dijo que se retiraban del diálogo porque Maduro no cumplió nada de lo que prometió hacer.

—¿Cómo se logra terminar con el régimen, formar un gobierno de transición y convocar a elecciones libres, si Maduro insiste con quedarse en el poder?
—Hace veinte días, no había nada. Y en veinte días hemos transformado la realidad política de nuestro país, hemos llevado tres elementos de presión, uno a nivel de calle, hemos tenido manifestaciones masivas no solo en la capital de Venezuela sino en todas las capitales de Venezuela y en pueblos en Venezuela. Esa presión de calle va a continuar porque esto es un proceso liderado por los venezolanos. Segundo, una presión desde la institucionalidad de la Asamblea Nacional. Y tercero hemos llevado esto, esta presión, también al plano internacional. Entonces son tres niveles de lucha que trabajan conjuntamente y que lo que estamos buscando es la presión necesaria para facilitar un proceso de transición pacífico. Y este esfuerzo tiene que continuar. Y también las Fuerzas Armadas, se lo hemos dicho, que tienen que estar del lado de la Constitución, que tienen que estar apoyando al nuevo comandante en jefe y que tienen que ser una herramienta o un actor que permita facilitar la transición. Esa es la lucha que estamos dando, de eso se trata, de genera la presión necesaria en estos tres niveles para que nosotros podamos recuperar la democracia en Venezuela.

— En Venezuela hay muchos asesores cubanos y además Maduro tiene apoyo diplomático y económico de China y Rusia. ¿Cómo se desmantela esta situación?
— Bueno, por eso en parte este proceso ha sido tan complejo, porque Nicolás Maduro no está tomando decisiones por sí mismo, está tomando decisiones con el régimen cubano, que han impedido que esto ya estuviese resuelto. Si no estuviesen los cubanos esto estaría resuelto hace mucho tiempo. Y por eso es clave no solo, digamos, la movilización nuestra en nuestro país sino también el apoyo internacional.

— ¿Y con China y con Rusia qué van a hacer?
— Se lo hemos dicho muy claro: nosotros queremos tener relaciones con todos los países de manera seria, respetuosa. Y le hemos pedido tanto a China como a Rusia que no estén financiando al régimen de Nicolás Maduro y que no estén dándole el apoyo político, que es el momento de pensar en el futuro y no en el pasado. Así que el mensaje muy claro nuestro es hacia esos países para que entiendan que ya hay un proceso de transición y que nosotros estamos dispuestos incluso a trabajar con esos países dentro del marco del respeto y la cooperación mutua.

Infobae

VOLVER