Guatemala: asesinan a dirigente social, director de Academia de Lenguas Mayas

Matan a director de Academia de Lenguas Mayas

En una de las calles del Barrio Cargüis, Jocotán, Chiquimula, fue ultimado Saturnino Ramírez Interiano, de 45 años, director de la sede regional de la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala, informaron autoridades.

Ramírez Interiano se dirigía a pie hacía su vivienda en Pelillo Negro, aldea localizada a 20 kilómetros de la cabecera municipal de Jocotán, luego de haber culminado una jornada labores en la academia.

Testigos del hecho informaron a las autoridades que individuos que se conducían en una motocicleta alcanzaron al funcionario y sin mediar palabra le dispararon de frente, por lo que murió de forma inmediata.

En el lugar del ataque se localizaron cuatro casquillos de calibre 9 milímetros, los cuales serán cotejados con los de otros hechos criminales en el lugar para verificar el arma utilizada ha sido disparada en otros sucesos.

Le tenían estima

Familiares desconocen el motivo del crimen, pues detallan que Ramírez Interiano nunca les mencionó que estuviera amenazado de muerte o tuviera problemas con personas, por lo que piden a las autoridades e investigadores que den con los responsables del crimen, para hacer justicia.

“Él era un gran líder comunitario en Pelillo Negro, muy respetado y querido en el municipio, además de ser un gran catedrático en la academia. Nos han arrebatado a un gran padre, hermano e hijo, él siempre fue muy dedicado a la familia, comunidad y su trabajo, desconocemos el motivo de su muerte”, expresó Elioneth Ramírez, familiar del Profe Satur, como era conocido por sus alumnos.

Investigadores de la Policía Nacional Civil descartan que se trate de un robo, debido a que la víctima portaba todas sus pertenencias, entre ellas su teléfono celular, documentos de identificación y dinero.

Los agentes han efectuado operativos en diferentes zonas de Jocotán, con el propósito de dar con los responsables de este crimen.

Riqueza lingüística

Ramírez Interiano laboraba desde hace más de una década en la Academia de Lenguas Mayas de Guatemala, con sede en Jocotán, Chiquimula, donde se desempeñaba como director. En muchas ocasiones visitó centros educativos públicos y privados de la región Chortí para brindar clases sobre el idioma materno de la zona y fortalecer el conocimiento del este en niños y jóvenes, con el propósito que éste no desapareciera en la población indígena.

“Durante mucho tiempo hemos trabajado juntos, comprometidos en el rescate del idioma y cultura Chortí, él siempre luchaba para que los líderes comunitarios de la región no dejarán morir este valioso recurso ancestral que nos identifica. Fuimos grandes compañeros y duele la forma cómo le quitaron la vida, la región Chortí está de luto”, expresó Petronilo Pérez López, catedrático de la academia.

Prensa Libre


El pueblo ch’orti’

Por Mariajosé Rosales Solano

Asesinaron a Saturnino Ramírez, el profe..

Es pueblo ancestral, uno de los más rebeldes y marginados de esta sociedad. Lucha por su territorio contra el despojo permanente de empresarios, inversionistas extranjeros y narcotraficantes. Durante la invasión, se defendió de los españoles por un período aproximado de cincuenta años, al final quedó entre las fronteras de Guatemala, Honduras y El Salvador. La sabiduría de su gente, ha permitido que el pueblo sobreviva pese a las condiciones de extrema precariedad y a la persecución por su determinación.

En Chiquimula, la población maya ch’orti’ vive en situación de empobrecimiento, tres de cada diez en extrema pobreza. Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) aumenta cada año. Como consecuencia, la mayoría de las niñas y niños se encuentra con desnutrición crónica y aguda, el 70 por ciento son menores de dos años. Irónicamente la mayoría de personas se dedica a la agricultura. A pesar de ello, es una de las áreas más afectadas por la hambruna, es decir, el estado de escasez de alimentos básicos, es generalizado. Según los datos del INE, la mayoría de las tierras aptas para cultivar se usan para pasto y ganado.

Estos problemas se agravan por la sequía permanente pues cada vez la distribución de lluvias es más irregular, los ríos son cooptados por las empresas extractivas y la deforestación. No hay agua para la siembra ni el saneamiento, mucho menos, agua potable para ingerir. En 2013 el Juzgado de la Niñez y Adolescencia de Zacapa otorga la sentencia por la demanda interpuesta por las organizaciones reunidas en la campaña Guatemala sin Hambre, en contra del Estado por la violación al derecho de alimentación, a la vida, salud y por impedir un nivel de vida digna en Jocotán, Chiquimula.

Cinco menores de edad sufrían un caso severo de desnutrición. El Estado de Guatemala fue sentenciado a cumplir 26 medidas, entre ellas la seguridad alimentaria. Sin embargo, Leslie Ramírez, acompañante de este caso jurídico, en una entrevista para el Observatorio de la Seguridad Alimentaria, Soberanía Alimentaria Nacional y Desarrollo Rural Integral (OSANDRI), comenta sobre la falta de comprensión de parte de las instituciones alrededor de la sentencia, y cómo tratan de ejecutarla con lo que “existe” más no, diseñando mecanismos apropiados.

Es por estas y otras condiciones generadas por estructuras coloniales, que organizaciones del pueblo ch’orti’ denuncian y exigen un alto a estas políticas de exterminio.

Expresar estas denuncias ha significado persecución y violencia, como ha sido el caso del “profe”, como llamaban a Saturnino Ramírez, y de Juan de Dios Ramírez, Catarino Pérez, David Almazán, Angelino Ramos, Victoriano García, Lorenzo Reyes, Elevi Hernández, todos líderes comunitarios asesinados en los últimos años. Además han utilizado técnicas de intimidación contra alcaldesas indígenas.

En 2012 hubo detenciones sin fundamentos de tres personas, autoridades indígenas, al igual, en 2017 de dos líderes comunitarios de organizaciones ch’orti’. En repetidas ocasiones, la Coordinadora Ch’orti’ Nuevo Día, ha exigido justicia y que las autoridades responsables investiguen estos asesinatos, que en la mayoría de casos se conoce bien quiénes son los responsables según el comunicado de las Autoridades indígenas Ch’orti’
publicado el 7 de junio 2018.