Haití, un país paralizado por las protestas que exigen la renuncia del presidente

Las violentas protestas en Haití de las que nadie habla

¿Qué está pasando en Haití? El país se encuentra desde hace varios días en medio de violentas protestas. Las manifestaciones se agudizaron hace una semana cuando el Gobierno declaró una urgencia económica, que implica reducir el costo de los bienes de primera necesidad, incrementar el acceso al crédito de las pequeñas empresas, para intentar paliar la crisis.

Haití, el país más pobre de América, aún no ha aprobado el presupuesto para este año, el cual fue rechazado el pasado mes por la Cámara de Diputados tras argumentar que ese no satisface a la cámara, por lo que instó al Ejecutivo a presentar una propuesta que represente “las necesidades actuales”.

El proyecto de presupuesto para este año es de 132.000 millones de gourdes (1.650 millones de dólares).

La indignación de los haitianos creció hace unos días cuando el Tribunal Superior de Cuentas emitió un informe de auditoría sobre la calamitosa gestión y las posibles desviaciones de fondos prestados desde 2008 por Venezuela a Haití para financiar su desarrollo económico y social. Alrededor de 15 exministros y altos funcionarios han sido señalados.

Lo más grave es que el actual presidente, Jovenel Moise, encabezaba una empresa que se benefició de los fondos para un proyecto de construcción de una carretera, proyecto para el que no se firmó ningún contrato.

Las manifestaciones

Aprovechando el malestar popular, la oposición al gobierno de Moise organizó marchas el pasado 7 de febrero, cuando se conmemora la caída de la dictadura de Duvalier (7 de febrero de 1986).

Pues las protestas ya cumplen varios días y la capital, Puerto Príncipe, está casi paralizada, en medio de una nueva convocatoria a protestas.

Este lunes, según comprobó Efe en las primeras horas del día, las calles de Puerto Príncipe están prácticamente vacías, con la docencia y el transporte paralizados, y solo se observan algunas motocicletas que ofrece servicio de transporte.

Los grandes negocios no han abierto sus puertas, mientras que en las principales calles de la capital manifestantes han levantado barricadas y han quemado neumáticos, impidiendo el paso de vehículos, lo que imposibilita la comunicación terrestre entre la ciudad y otras localidades vecinas.

Reportes de medios locales indican que otras importantes ciudades viven un panorama similar por las protestas convocadas por sectores de oposición que reclaman la dimisión del presidente Jovenel Moise, quien el jueves pasado cumplió dos años en el cargo.

Las protestas, que han dejado 7 muertos, según distintas fuentes, comenzaron el jueves pasado con multitudinarias manifestaciones en Puerto Príncipe y otros puntos del país, en rechazo al Gobierno de Moise, en medio de una acuciante crisis política y económica.

El secretario de Comunicación, Eddy Jackson Alexis, rechazó este lunes la violencia y llamó a la calma, y aseguró que el Gobierno se está movilizando para “mantener la seguridad”.

“La violencia y la intimidación en la calle no tiene que continuar así. La justicia y la Policía tienen instrucciones para restablecer el orden”, dijo, y agregó, que “solo con el diálogo vamos a resolver las problemas”.

Alexis apuntó que el Gobierno reconoce el derecho a protestar “pero pacíficamente.”

El Espectador


Haïti-Politique: Des parlementaires de l’opposition exigent la démission immédiate de Jovenel Moïse comme issue à la crise

Plus d’une douzaine de sénateurs et de députés de l’opposition [1] réclament la démission immédiate du président Jovenel Moïse comme issue à la crise actuelle, dans une prise de position, en date du lundi 11 février 2019, dont a pris connaissance l’agence en ligne AlterPresse.

Depuis le jeudi 7 février 2019, les mobilisations populaires se sont intensifiées dans la capitale, Port-au-Prince, et dans plusieurs villes du pays, pour exiger la démission de Jovenel Moïse ainsi que dénoncer la misère et la corruption.

Le comportement irresponsable de Jovenel Moïse constitue une menace permanente pour la stabilité et la protection des vies et des biens. Il est impossible de trouver une issue favorable à la crise, en Haïti, avec la présence de Jovenel Moïse au pouvoir, estiment ces parlementaires.

Ils demandent de remplacer Jovenel Moïse, de manière institutionnelle, et de mettre en place une transition, conduite par un gouvernement de salut public, issu d’un large consensus national.

Ce gouvernement de salut public aura pour tâche d’améliorer les conditions de vie de la population, d’organiser une conférence nationale haïtienne souveraine et la réalisation du procès PetroCaribe, dossier dans lequel est indexé Jovenel Moïse, recommandent-ils.

Ces parlementaires en profitent pour dénoncer une répression sauvage du président Jovenel Moïse contre les protestataires, en vue de conserver son pouvoir.

Au moins une dizaine de personnes sont tuées, selon un bilan provisoire, dressé par des organismes de droits humains sur les mobilisations anti-gouvernementales, enclenchées depuis le jeudi 7 février 2019 (33e anniversaire de la chute de la dictature des Duvalier – François Duvalier 22 septembre 1957 – 21 avril 1971, Jean-Claude Duvalier 22 avril 1971- 7 février 1986).

Les activités scolaires et commerciales demeurent toujours paralysées, ce lundi 11 février 2019, un peu partout sur le territoire national, en Haïti.

Alterpresse


VOLVER