Joao Pimenta Lopes, eurodiputado portugués: “Las sanciones y bloqueo a Venezuela deben ser levantados”.

Entrevista a Joao Pimenta Lopez, eurodiputado portugués

Por Jorge Marchini

João Pimenta Lopes es un político portugués que desde enero de 2016 se ha desempeñado como miembro del Parlamento Europeo representando a Portugal por el Partido Comunista Portugués (PCP). En esta entrevista con NODAL señaló que lo que está en juego en Venezuela es la agresión del imperialismo para asaltar el poder y tomar control de las enormes riquezas de aquel país.

¿Por qué motivo votó en contra de la Resolución del Parlamento Europeo sobre Venezuela del 31 de enero de 2019?

Se trató de un inaceptable ejercicio de injerencia sobre un país soberano. El reconocimiento del fantoche de Trump, no tiene encuadramiento constitucional en la República Bolivariana de Venezuela y se enfrenta al derecho internacional. La resolución dio apoyo explícito a una tentativa de golpe de Estado. No contribuye en nada para amenizar las tensiones y resolver la difícil situación con la que se encuentra confrontada Venezuela. Solamente agravará la escalada de violencia.

¿Cuál son los motivos que interpreta usted que han llevado al Parlamento Europeo a tomar una decisión tan inmediata de reconocimiento de un gobierno paralelo en Venezuela siendo que no se aplica la misma consideración en relación a conflictos democráticos o de denuncias de violaciones de derechos humanos en los propios países europeos o extra-regionales?

La Unión Europea, como los EEUU, siempre han instrumentalizado y manipulado el concepto de derechos humanos como instrumento de injerencia e intervención. Lo que preocupa a las grandes potencias no es el respeto por los derechos humanos, sino la manera en que imponen el control geoestratégico regional de los recursos, y con ello el dominio mundial.

De la misma manera que en Libia, en Iraq, en Siria, y en otras partes del mundo, bajo el pretexto de una supuesta ayuda humanitaria, fueron invadidos y destruidos países. Esa amenaza pende ahora sobre Venezuela y tiene que ser frontalmente rechazada. Solo la vía de la paz puede ser aceptable y legítima.

¿Qué está en juego en la crisis de Venezuela que ha llevado a una creciente y peligrosa polarización no solo interna sino también geopolítica?

Lo que está en juego en Venezuela no es una crisis humanitaria o un déficit democrático. La desestabilización interna procede de los sectores más reaccionarios y violentos de la oposición, coordinados con el exterior, que son responsables por tentativas de golpes de Estado, violencia y terrorismo, sanciones y bloqueo económico, confiscación ilegal de bienes y recursos financieros de Venezuela.

Lo que está en juego es la agresión del imperialismo norteamericano para asaltar el poder y tomar control de las enormes riquezas de aquel país. Además de eso, el imperialismo no puede perdonar que un pueblo haya decidido hace 20 años que no se sujetaría más a la sumisión, que decidió que tomaría el futuro en sus manos, que ha afirmado la defensa de la soberanía y libertad de Venezuela. Un proceso transformador revolucionario, con apoyo popular, que contribuyó en las transformaciones de gran alcance en todo el continente.

¿Cuál es su opinión sobre la intención de ampliar sanciones económicas y financieras contra Venezuela en el marco de una crisis humanitaria creciente ? ¿Es la posición de los ministros de Relaciones Exteriores de la UE mejor o peor que la del Parlamento?

Cualquier posicionamiento que sea contrario al derecho internacional y a la Carta de Naciones Unidas, que vaya en contra del respeto por la soberanía de los pueblos, es un posicionamiento inaceptable.

En esta medida, la posición de los Estados Miembros, y mismo de la Unión Europea, no se distingue de la del Parlamento Europeo, y están alineadas con la política de Trump. La imposición a cualquier país, sea del orden que fuera, en nada contribuye para resolver los problemas del pueblo, la historia demuestra que solo los agrava. Las sanciones y bloqueo a Venezuela deben ser levantados.


VOLVER