México pide una salida pacífica para Venezuela a través del Mecanismo de Montevideo

Posición de México sobre los acontecimientos ocurridos en Venezuela

El Gobierno de México lamenta los enfrentamientos violentos que tuvieron lugar el pasado sábado 23 de febrero en distintos puntos del territorio fronterizo de Venezuela. México reitera su llamado a todas las partes involucradas, tanto internas como externas, a rechazar categóricamente el uso de la fuerza y encontrar una salida pacífica a la situación por la que atraviesa ese país sudamericano.

El Mecanismo de Montevideo es una opción de diálogo viable e incluyente, con un plan estratégico concreto, que se mantiene como una alternativa hacia una solución pacífica y que cobra aun mayor pertinencia, a la luz de los acontecimientos más recientes. De existir un acuerdo entre ambas partes para dialogar, México reitera su disposición para apoyar y desplegar un instrumento efectivo de diplomacia diseñado para la resolución de conflictos de forma pacífica.

Gobierno de México


Diálogo, no intervención en Venezuela, plantea AMLO

Al insistir en su postura de que haya una salida mediante el diálogo a la crisis política que vive Venezuela, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no opinará más porque es un tema que “polariza”.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, al presidente López Obrador se le pidió una postura en torno al bloqueo, del gobierno de Nicolás Maduro, a la ayuda humanitaria que entregó la comunidad internacional al país.

“Nosotros tenemos muy claro que tiene que buscarse una salida pacífica, negociada, en el caso de Venezuela. Nosotros nos estamos ciñendo a lo que establece la Constitución, y lo he repetido muchas veces, no intervención, y autodeterminación de los pueblos.

“Es un tema que polariza, hay posturas de un lado y de otro. Nosotros nos ajustamos a que se respete la voluntad de los pueblos, y que se busque solucionar los problemas de manera pacífica. Solución pacífica —dice nuestra Constitución— de las controversias. No queremos violencia en ninguna parte, nosotros somos partidarios de la no violencia.

“Pero no puedo opinar más porque está muy polarizado. Yo lo que considero es que lo mejor es el diálogo, lo mejor es alejar la tentación del uso de la fuerza, que se busque una solución diplomática, hay muy buenos diplomáticos en el mundo, hay que establecer puentes, construir puentes de entendimiento, no querer imponer las cosas. Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho”, aseveró.

Cabe destacar que hace unos días, el líder de la oposición en Venezuela y auto proclamado presidente interino, Juan Guaidó, pidió a López Obrador cambiar su posición de apoyar al régimen de Nicolás Maduro ante la crisis que vive el país sudamericano.

El Economista


VOLVER