Personal diplomático abandona Venezuela y protestan en Bogotá contra la guerra

Personal diplomático colombiano abandona Venezuela

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia informó que sus funcionarios de representaciones diplomáticas y sus familias están regresando de Venezuela de acuerdo con la orden correspondiente.

“Hasta las 4 p.m. del 24 de febrero han arribado a territorio nacional, por diferentes vías, los funcionarios de 13 consulados de Colombia en: San Antonio del Táchira, San Cristóbal, San Fernando de Atabapo, San Carlos del Zulia, Machiques, El Amparo, Barquisimeto, Maracaibo, Puerto la Cruz, Caracas y Puerto Ayacucho, Valencia y Mérida con sus familias”, según un comunicado de la Cancillería colombiana.

En total, los funcionarios de la embajada y de los 15 consulados deben abandonar el territorio venezolano.

El interventor del estado Táchira (oeste), Freddy Bernal, declaró a Sputnik que las autoridades venezolanas se vieron obligadas a expulsar a los diplomáticos colombianos “en vista de la agresión flagrante que el mundo vio desde Colombia hacia Venezuela donde fueron atacados durante 15 horas los puertos fronterizos por bandas criminales paramilitares y traidores de la patria con armas de fuego, molotov, ocasionando 315 heridos de nuestra parte”.

Denunció también una relación directa entre el Gobierno de Colombia y “las bandas criminales que durante el día de ayer y el día de hoy siguen atacando los puestos fronterizos”.

“Estamos obligados a tomar esta decisión, un país no puede aguantar tanta agresión, tanta mentira, no puede aguantar que otro país sea la base militar para invadir a Venezuela, eso no podemos permitirlo, y aunque nosotros somos hermanos de sangre del pueblo colombiano, lamentablemente, ese gobierno está al servicio del imperio norteamericano (…) es un gobierno satélite al gobierno norteamericano”, comentó Bernal.

El día 23 de febrero el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció la ruptura total de las relaciones con Colombia y dio 24 horas a sus representantes para abandonar el país.

El jefe de Estado acusa a Colombia de intentar provocar un estallido social y un golpe militar en su país, al poner a la orden de Estados Unidos sus fronteras para entregar su ayuda humanitaria a la que califica de “migajas” y de “un show para justificar una intervención en el país”.

Por su parte, el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo, afirmó que Bogotá no reconoce la ruptura de relaciones anunciada por Maduro pero al mismo tiempo prometió el más pronto regreso de los diplomáticos a la patria “con el fin de preservar la vida y la integridad de los funcionarios colombianos”.

El Gobierno venezolano ha asegurado en reiteradas ocasiones que Estados Unidos y Colombia utilizan la ayuda humanitaria como un montaje para una invasión y un golpe de Estado contra Maduro, quien además asegura que su país no está en crisis y por ello rechaza el ingreso de tal ayuda.

El pasado 5 de enero el diputado Juan Guaidó -quien pidió la ayuda humanitaria para su país ante la comunidad internacional- fue elegido presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, parlamento unicameral en desacato desde 2016.

Luego, el 23 de enero, dos días después de que el Tribunal Supremo anuló su designación, Guaidó se proclamó a sí mismo como “presidente encargado” de Venezuela tras apelar un artículo constitucional que prevé esa figura.

El presidente Maduro, quien asumió su segundo mandato el 10 de enero tras unas elecciones que la oposición califica de fraudulentas, calificó la declaración de Guaidó de intento de golpe de Estado y responsabilizó a Estados Unidos de haberlo orquestado.

Guaidó fue reconocido de inmediato por los EEUU, a los que se sumaron unos 50 países, mientras que Rusia, China, Cuba, Bolivia, Irán y Turquía, entre otros, mantienen el apoyo al Gobierno de Maduro.

México y Uruguay, por su parte, se niegan a reconocer a Guaidó, se declaran neutrales y proponen un diálogo entre las partes para superar la crisis.

Eje21


Comunicado de prensa | Con éxito culminó el protocolo de evacuación de los funcionarios colombianos de la Cancillería que se encontraban en Venezuela

El Ministerio de Relaciones Exteriores a través de la Dirección de Asuntos Migratorios, Consulares y Servicio al Ciudadano, con el fin de preservar la vida y la integridad de los funcionarios colombianos de los 15 consulados, la embajada en Venezuela y sus familiares, implementó el protocolo establecido y se logró con éxito el regreso de un total de 92 personas, por vía fluvial, terrestre y aérea.

La Cancillería agradece especialmente el apoyo brindado por la Policía Nacional, el Ejército Nacional y Migración Colombia.

Igualmente, se oficializó el contacto con países amigos que aún mantienen presencia consular en Venezuela, para garantizar la asistencia de emergencia que fuera necesaria para los nacionales colombianos, así como la salvaguarda de locales, bienes y documentación de las oficinas consulares.

El Ministerio de Relaciones Exteriores continuará actuando de conformidad con la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963 y demás disposiciones de derecho internacional en materia de asistencia y relaciones consulares.

Cancillería de Colombia


“No a la intervención militar”: protesta en cumbre del Grupo de Lima

Mientras el Grupo de Lima, liderado por el canciller Carlos Holmes Trujillo, se reunieron en Bogotá para decidir qué hacer frente a la situación de Venezuela con la presencia de Juan Guaidó y el vicepresidente norteamericano Mike Pence, en la Plaza de Bolívar decenas de personas se reunieron para alzar su voz de protesta frente a la posible intervención militar en el vecino país.

“No a la guerra” y “No a la intervención militar” fueron los mensajes de quienes rechazan el uso de las armas para sacar a Maduro del poder.

Las protestas también dieron para todo tipo de burlas frente al Grupo de Lima, e incluso el actor Alejandro Muñoz, reconocido por su papel en Los Victorinos, se autoproclamó presidente de Colombia.

Las 2 Orillas


Sectores políticos rechazan posible intervención militar en Venezuela

Colombia tiene una posición firme frente a lo que ha llamado la dictadura de Nicolás Maduro, pero se descartó la posibilidad de apoyar una intervención militar para superar la crisis en ese país. El anuncio lo hizo el canciller Carlos Holmes Trujillo,quien reiteró que Colombia es creyente de la vía diplomática para superar las diferencias.

Por esa razón en el legislativo hay varias opiniones sobre el tema, aunque lo cierto, es que se rechaza una posible intervención militar. Por ejemplo, en La U el senador Armando Benedetti aseguró que la guerra afectaría a millones de colombianos que viven en Venezuela y quienes habitan en las fronteras.

“La salida tiene que ser diplomática, la salida de Maduro debe ser negociada, debe haber gobierno de transición y elecciones libres. Cualquier otra actitud, lo único que va a hacer es fortalecer a Maduro como sucedió este fin de semana, las ayudas humanitarias no lo van a tumbar del poder”.

Desde el liberalismo se ha impulsado una fuerte campaña en redes sociales en donde se advierte que aunque no son amigos de Nicolás Maduro, no apoyarán una guerra con ese país. “No queremos un gobierno como el de Maduro en Colombia”, dice un video de 40 segundos con el que se está promoviendo la campaña.

Asimismo el expresidente Álvaro Uribe, indicó que el presidente Iván Duque ha manejado la situación con prudencia y que la oposición en Colombia carece de argumentos cuando señalan al mandatario de guerrerista.

“Toda esa provocación criminal de la dictadura ha sido bien asimilada por el presidente Duque, eso no lo ha hecho dudar sobre que el único camino es el del diplomático, político y el camino de la democracia por principios y no por intereses”, dijo Uribe.

A su turno el conservador Juan Diego Gómez indicó que en ningún momento se debe contemplar la intervención a pesar de que la crisis en Venezuela está en su máxima expresión. “El presidente Iván Duque ha tenido un gran protagonismo frente a la situación de Venezuela, ha logrado convocar la solidaridad del Grupo de Lima y ha logrado también convocar la solidaridad de países amigos como es Estados Unidos”, manifestó. Una intervención militar no sería viable, pero lo que sí es claro es que cada vez más hay que cerrar el cerco diplomático y avanzar en el ingreso de la ayuda humanitaria para lidiar la situación de nuestros hermanos venezolanos”.

El presidente de la Comisión Segunda del Senado envío una carta al presidente Duque pidiendo que se convoque la Comisión Asesora de Relaciones exteriores.

Caracol


VOLVER