Perú: exdirectivo de Odebrecht acusa a Alan García de recibir sobornos

El ex directivo de Odebrecht, Marcos de Queiroz Grillo, confesó a los fiscales del Caso Lava Jato que el contrato por la conferencia que ofreció el ex presidente Alan García fue simulado.

Como se sabe, García afirna que ofreció un conferencia en la Federación de Industrias del Estado de Sao paulo el 25 de mayo del 2012, sin embargo, las recientes declaraciones señalan que fue una maniobra para que la empresa le pagara al expresidente.

El abogado detalló que gracias al montaje jurídico que el creo para justificar el pago, Alan García recibió US$ 100 mil a través de una cuenta bancaria.

El testimonio indica que Jorge Barata, representante Odebrecht en el Perú, pidió crear un contrato ficticio para que pareciera formal e incubrir que salió de la empresa.

El procurador Jorge Ramírez declaró que las declaraciones de Grillo confirman la ruta del dinero que está elaborando la fiscalía.

Por otro lado, el jefe del Equipo Especial de Fiscales para el caso Lava Jato, Rafael Vela, se mostró satisfecho por la información recabada en el primer día de interrogatorios en Brasil a exdirectivos de Odebrecht.

El Economista América

García: “Me quieren meter en la misma canasta que estos presidentes corruptos”

El ex presidente Alan García dijo esperar que Jorge Barata, ex representante de Odebrecht en el Perú, dé su testimonio sobre presuntos aportes irregulares en el país para que pueda “acabar con esta telenovela” en la cual, asegura, lo quieren implicar en actos de corrupción.

“Ojalá que el señor Barata hable en marzo. Esto es una telenovela que no acaba. Garantizo que no hay ningún soborno o coima. A mí me quieren meter en la misma canasta que estos presidentes corruptos y ladrones”, dijo en una entrevista a RPP.

Alan García comentó que “hubo un malentendido” respecto a la conferencia organizada por la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP) y que no sabía que se hizo un contrato posterior ficticio para justificar el pago de US$100 mil por participar como ponente en dicho evento.

“Ellos [los directivos de Odebrecht] ya han dicho antes que en mi caso no ha habido ningún soborno, ninguna coima o propina. De modo que lo que hay aquí es un malentendido respecto a una conferencia real que di delante de 300 empresarios brasileños y que fue organizada y anunciada desde un mes antes por FIESP”, aseveró.

Alan García se refirió así a las declaraciones que Marcos de Queiroz Grillo, ex encargado de generar los recursos para la caja 2 de Odebrecht, dio este lunes al fiscal José Domingo Pérez. Según trascendió, el empresario confirmó que los pagos realizados al ex mandatario por las conferencias que dictó en 2012 fueron simulados.

“El señor Marcos Grillo ha dicho textualmente que la conferencia no tiene nada que ver con ningún soborno u obra en el Perú. Esto es fundamental en casos de presidentes comprados por millones por obras”, dijo para luego reiterar que la conferencia fue informada por la prensa en su oportunidad.

El ex presidente indicó que el origen del dinero, que según Marcos de Queiroz Grillo proviene de la Caja 2 de Odebrecht que servía para pagar sobornos, “es un problema interno de ellos” y que ni él ni su oficina sabían de la existencia de un contrato posterior ficticio.

“La Caja 2 no identificaba a quiénes depositaba dinero. A mí me enviaron 70 mil dólares a mi cuenta personal, pagaron impuestos en Brasil y yo aquí pagué 30 mil dólares a Sunat por impuestos. De modo que esto no tiene nada que ver con la forma de pago de la Caja 2”, enfatizó.

Finalmente, García afirmó que el fiscal José Domingo Pérez “mintió y miente” al señalar que el pago es un soborno a cambio de la Línea 1 del Metro de Lima, pues Marcos de Queiroz Grillo “no tiene nada que ver con ninguna obra”.

El Comercio